Real Valladolid

vídeo

Miguel Ángel Portugal durante la rueda de prensa en la que se presentó como entrenador del Real Valladolid. / Ricardo Otazo

Portugal: «Mi idea es ganar y después, ganar. Y después, ganar»

  • Javier Baraja y Rubén Albés acompañarán al nuevo entrenador en el banquillo, además de Gonzalo Abando y Julio Hernando como preparadores físicos

Miguel Ángel Portugal se ha presentado este miércoles como nuevo entrenador del Real Valladolid con la idea de que el equipo blanquivioleta potencie sus virtudes y entierre sus defectos. El técnico lanzará un primer mensaje a la plantilla: «Ganar. Y después ganar. Y después, ganar. Es lo que tenemos que priorizar». Para lograrlo, Portugal tratará de conseguir un equipo que «salga a jugar para ganar». «No es que los futbolistas tengan que aprender porque ya saben cómo hacerlo. Nosotros solo somos simples conductores para sacar los recursos de la plantilla».

más información

Portugal sabe que las primeras tareas serán psicológicas para devolver la autoestima a los jugadores. «En principio será así. En un equipo con esta racha, el trabajo psicológico y de mentalización es muy importante. No me gusta entrar como el caballo de Atila, sino como el caballo de Troya, para ir desarrollando poco a poco mis conceptos».

El nuevo cuerpo técnico queda formado por Miguel Ángel Portugal como primer entrenador, el excapitán blanquivioleta Javier Baraja como ayudante, Gonzalo Abando y Julio Hernando como preparadores físicos, y Rubén Albés como analista. Albés deja el banquillo del Real Valladolid B para hacerse cargo del estudio de los rivales y de otros datos en la primera plantilla.

Miguel Ángel Portugal no ha querido exponer públicamente los defectos que le ve al equipo, pero sí ha señalado las virtudes. «Tiene velocidad y la velocidad es muy importante. Además, cuenta con calidad técnica».

Tras la rueda de prensa de Portugal, el director deportivo, Braulio Vázquez, y el presidente blanquivioleta, Carlos Suárez, han salido al paso de las críticas recibidas por parte de los aficionados tras la mala deriva del equipo. Braulio ha defendido su labor: «Mi forma de trabajar pasa por guardarme dinero para diciembre porque en diciembre pueden venir futbolistas que no pueden hacerlo en junio. Es evidente que tenemos carencias, pero el equipo no está para estar donde está. Me precio de conocer la categoría y nuestra plantilla y no es una plantilla para estar donde estamos. Los mismos que pedían un monumento mío en la plaza, son los que me critican ahora. Me queda un año de contrato, pero si el club no está contento conmigo, me iré. No soy el maradona de los fichajes del año pasado, yo sigo trabajando igual y no me esclaviza ningún contrato. Ahora pido que todos estemos unidos. No es una plantilla de la que esté satisfecho al cien por cien, pero con todos los defectos que puedan tener algunos jugadores, no vienen de estar jugando en Tercera o de ningún sitio. Por lo que sea, el equipo no va. Todos nos hemos equivocado y yo también».

Carlos Suárez ha cargado contra algunas de las críticas recibidas, principalmente por parte de aficionados. «Hay muchos que no son ni socios: que se levanten por la mañana y que digan qué pueden hacer por ayudar al Real Valladolid. Encajo las críticas, pero después de 15 años dejándome la piel por este club, la crítica para hacer daño se la pueden meter por donde les quepa. Se me puede criticar porque soy la cabeza visible y seguro que he hecho muchísimas cosas mal. Si nos critican es porque estamos vivos».

Primer entrenamiento de Portugal como técnico