Real Valladolid
Manu del Moral, en el momento de lesionarse en La Romareda.
Manu del Moral, en el momento de lesionarse en La Romareda. / LOF

Las lesiones devoran al Pucela

  • Erick Moreno, Leao y Del Moral están descartados para el domingo y Óscar, Alfaro y Timor siguen pendientes de recuperación; Hermoso será sancionado al sumar la quinta amarilla

La victoria del domingo en la Romareda ha pasado una factura elevada a un Real Valladolid que ya había iniciado el campeonato con una plantilla corta de efectivos, ahora ya escuchimizada por las lesiones.

Los tres puntos sumados en Zaragoza le dieron un poco de aire a un pretendiente al ascenso que difícilmente podrá hacer frente a los intereses de un capital muy devaluado por su precaria salud.

Las lesiones del mediocentro portugués André Leão y del delantero Manu del Moral han supuesto un aldabonazo sobre la precaria salud de un vestuario que pretendía confirmar su recuperación el próximo domingo en Zorrilla frente al Osasuna, líder de la clasificación.

Yes que las sorprendentes lesiones de dos jugadores casi incuestionables en el once de Portugal se suman a las de Alfaro, aún en proceso de recuperación de su lesión en el cuádriceps derecho;a la de Erick Moreno, de baja por un edema óseo en la rodilla izquierda, y a de Óscar, ausente los dos últimos encuentros por una lumbalgia que arrastra desde hace años. Además, el encuentro del domingo supuso la interrupción de la recuperación del mediocentro Timor, que apenas pudo llegar a la convocatoria de Zaragoza pero se vio obligado a saltar al campo en el minuto 34 por la lesión de su compañero Leão.

El médico, protagonista

El hecho de que Alberto López Moreno, responsable del servicio médico del club, compareciera ayer tras el entrenamiento matutino en la sala de prensa, en virtud de su protagonismo durante el encuentro del domingo, es sintomático de los problemas que tiene el vestuario. Unos problemas que ya está evaluando el equipo técnico para buscar alternativas para la convocatoria del domingo próximo, a pesar de que para entonces ya contará con los dos porteros del primer equipo, Kepa Arrizabalaga y Bruno Varela, y con el extremo colombiano Mojica, tras haber sido convocados por sus selecciones. Alberto López trató de resumir diagnósticos y pronósticos de los lesionados, aunque anticipó que es necesario que transcurra un poco más de tiempo para conocer con exactitud el alcance de algunas lesiones y evaluar la evolución de otras.

Según López Moreno, en la exploración clínica a pie de campo, Leão ya definió que se trataba de un pinchazo atrás, en los isquiotibiales. «En el estudio ecográfico que le hemos hecho hoy (por ayer) vemos que tiene una lesión en el bíceps femoral pero, hasta que le hagamos la resonancia para conocer un diagnóstico más preciso, no podemos dar datos más concretos sobre su recuperación».

El doctor aseguró que, por lo que nos refirió Manu del Moral en el campo, su lesión puede ser más importante que la de Leão. «Afecta al mismo grupo muscular, en los isquiotibiales, y en la misma pierna».

Sobre Alejandro Alfaro, dijo que se está incorporando progresivamente al trabajo en grupo. «Está todo muy pautado y las sensaciones son buenas e iremos viendo cómo evoluciona durante la semana. Está hablado con el cuerpo técnico y el jugador. Todo con muy buenas sensaciones».

Con respecto al mediapunta Óscar, fue cauteloso. «Le habéis podido ver entrenando hoy», dijo. «La suya es una lesión que ya arrastra de otros años, son molestias a nivel lumbar. Le afectan el cambio del tiempo e incluso el estado del campo, que con las primeras lluvias está más blando y los apoyos a nivel lumbar son más exigentes cuando padeces estas molestias».

Sobre la coincidencia de las lesiones de Leão y Del Moral, López Moreno descartó que hubiera razones objetivas. «Nada hacía presagiar esa situación. A veces vamos con jugadores un poco al límite y tienes especial atención, pero en este caso, ni Leão ni Del Moral tenían había síntomas previos».

A estas bajas hay que sumar la probable de Hermoso, que vio la quinta amarilla en Zaragoza.