Real Valladolid

El Supremo acepta el recurso de casación del Real Valladolid en su pleito con Hacienda

  • La Audiencia Provincial condenó al club blanquivioleta a pagar 2,5 millones a la Agencia Tributaria por recargos de apremio

El Tribunal Supremo ha admitido el recurso de casación interpuesto por los abogados del Real Valladolid en contra de la sentencia dictada por la Audiencia deProvincial de Valladolid el 10 de junio de 2014. En ese fallo, la Audiencia estimó parcialmente una reclamación de la entidad blanquivioleta y dio la razón al Real Valladolid en lo que respecta a los intereses de demora que reclamaba la Agencia Tributaria, pero echó por tierra los argumentos del club en lo tocante a los denominados recargos de apremio. El órgano provincial anuló la reclamación de Hacienda por un importe de 333.710,43 euros, que el Real Valladolid no debía abonar, pero dio la razón a la Agencia Tributaria para cobrar una deuda de 2.541.784,52 euros por obligaciones vencidas y no pagadas. Esta cantidad estaba fuera de la deuda principal con Hacienda de 44.499.528,64 euros reconocida por el Real Valladolid en el concurso de acreedores y que no era objeto de discusión.

La Audiencia Provincial de Valladolid explicó que el club blanquivioleta incurrió en un incumplimiento y que la AEAT [Agencia Estatal de Administración Tributaria] dio facilidades para que se pusiera al día. «El contribuyente vuelve a incumplir incurriendo nuevamente en mora. Y el recurrente pretende que la AEAT vuelva a repetir el mismo camino de notificaciones y apremios. No puede ser», zanjó la Audiencia Provincial.

El club blanquivioleta no se dio por satisfecho y emprendió el único modo de impugnación posible: el recurso de casación ante el Tribunal Supremo, el mayor órgano judicial en España para asuntos que no afecten a garantías y derechos constitucionales (en este caso los asuntos se dirimen en el Tribunal Constitucional).

Ahora, el Supremo ha admitido el recurso formulado por la procuradora María Isabel Campillo, en representación del Real Valladolid. Este escrito se presentó el 25 de septiembre de 2014 en calidad de parte recurrente. La Agencia Tributaria figura como parte recurrida. El Alto Tribunal lo estudiará, dictará la sentencia definitiva y el club blanquivioleta sabrá si se ahorra esos 2,5 millones de euros de los recargos de apremio.