Real Valladolid

fútbol

El Ayuntamiento negocia cómo abonar al Real Valladolid una deuda de más de 400.000 euros

Fachada del Ayuntamiento de Valladolid.
Fachada del Ayuntamiento de Valladolid. / Jessica Carrillo
  • La cantidad quedó pendiente de pago en el último convenio suscrito entre el Consistorio y el club blanquivioleta

El Real Valladolid ha reclamado al Ayuntamiento de la ciudad una cantidad superior a los 400.000 euros, derivada del convenio firmado por el anterior equipo de gobierno con la entidad blanquivioleta. El nuevo equipo municipal, que desconocía la existencia de esta deuda hasta que se lo comunicó el club, se ha encontrado con la dificultad de abonar inmediatamente la cantidad, que considera muy elevada, y negocia con el Real Valladolid la posibilidad de fraccionar los pagos. Las conversaciones se desarrollan entre Alberto Bustos, concejal de Deportes del Ayuntamiento, y Jorge Santiago, director de Operaciones del club de fútbol.

El anterior equipo de gobierno municipal, que presidía Javier León de la Riva, llegó a un compromiso con el Real Valladolid para que el club no se quedase sin percibir las subvenciones que no cobró durante el concurso de acreedores, al no estar al día con Hacienda y la Seguridad Social. Para ello, estableció un nuevo convenio que permitió un pago de 943.008 euros por parte del Consistorio al Real Valladolid, una aportación que fue calificada entonces como «inapropiada» por el grupo municipal de Izquierda Unida. Sin embargo, aún quedaba por abonar otra cantidad, que superaba los 400.000 euros, y que el Ayuntamiento se comprometió a pagar al Real Valladolid antes del fin del actual convenio, que expira el 31 de diciembre de 2015. Los anteriores responsables dieron garantías por escrito de este cobro al presidente del Real Valladolid, Carlos Suárez.

Al nuevo equipo de gobierno municipal, formado por una coalición entre el PSOEy Valladolid Toma La Palabra (que incluye a Izquierda Unida), no le queda ahora más remedio que afrontar el pago y busca la mejor manera de hacerlo. De momento, las conversaciones entre el edil Alberto Bustos y Jorge Santiago, habitual interlocutor con el Ayuntamiento, se han desarrollado en medio de un ambiente de cordialidad y sin ningún tipo de problemas.

Las negociaciones entre el Consistorio y el Real Valladolid por este asunto coinciden con la próxima aprobación de los nuevos convenios entre el Ayuntamiento y los clubes de referencia de la ciudad. En la mañana de ayer, los grupos municipales del Ayuntamiento fijaron 14 criterios para hacer el reparto de cantidades entre los diferentes equipos locales. Estos criterios van desde el presupuesto que maneja cada entidad, la repercusión económica en el empleo de Valladolid, la masa social del club, el número de licencias federativas o la existencia de cuentas saneadas o un plan de viabilidad. Las nuevas ayudas a los clubes valorarán que cada entidad disponga de capacidad para generar recursos propios. La junta de gobierno aprobará el lunes el presupuesto global del Ayuntamiento y se conocerá la partida dedicada al deporte. Entonces, se buscará un consenso de los grupos municipales para fijar el reparto entre los clubes, cuyo número de beneficiarios se ampliará a 14.

Las entidades que dispusieron de aportaciones extraordinarias el año pasado las consolidarán y los clubes que más dinero percibieron, como el Real Valladolid o el Balonmano Atlético Valladolid, verán reducida la cuantía, aunque no en grandes cantidades.

Los grupos municipales debaten si fijar en tres años, en lugar de en cuatro, el alcance de los nuevos convenios, para evitar parones si la renovación coincide con un año electoral. Los nuevos acuerdos estarán sometidos a revisiones anuales, pero si un club baja de categoría no se le reducirá la subvención fijada. Además, en ningún caso la aportación municipal superará el 50% del presupuesto de cada club con el fin de que las entidades generen sus propios ingresos.