Real Valladolid

Portugal, Timor y ¿Leão? secuelas de la victoria en Albacete

Leao muestra su herida al doctor López Moreno.
Leao muestra su herida al doctor López Moreno. / J.V.
  • El técnico y Timor serán sancionados mientras que la participación del centrocampista portugués está en duda

La expulsión del entrenador del Real Valladolid, Miguel Ángel Portugal, y su posible sanción de un partido, la quinta amarilla de Timor, que le impedirá jugar el último encuentro del año frente al Tenerife, el domingo en Zorrilla y la posible lesión de Leão, cuyas consecuencias se desconocían ayer, son las principales secuelas de la victoria conseguida ayer por el Pucela en el Carlos Belmonte albaceteño, segunda a domicilio, que permite al Real Valladolid respirar mejor en la clasificación, a falta de cuatro partidos para que concluya la primera vuelta.

Con los tres puntos conquistados ayer en Albacete suma 21 que le colocan en el 15º puesto de la clasificación, a solo cinco puntos de los puestos de 'play-off' pero, es cierto, a solo tres de los de descenso, lo que refleja la igualdad de los equipos de segunda cuando está a punto de concluir la primera vuelta.

Un árbitro sensible

Si bien no se puede decir que el arbitraje de López Amaya influyera decisivamente en el resultado del encuentro de ayer, a pesar de anular un posible gol al Real Valladolid en el minuto 5 por exceso de celo, lo cierto es que puede haber condicionado el próximo partido. Tanto en cuanto sea importante el hecho de que el entrenador pueda estar en el campo durante el juego. Porque, previsiblemente, Portugal podría ser sancionado con un partido por haber sido expulsado el domingo el Albacete. Lo más sorprendente es la razón esgrimida por el colegiado: «En el minuto 72 el técnico Portugal Vicario, Miguel Ángel, fue expulsado por el siguiente motivo: Dirigirse desde fuera del área técnica al árbitro asistente nº1, realizando aspavientos y a gritos, en los siguientes términos:«¡No puede sacar, hay dos balones dentro!»».

La advertencia de Portugal al auxiliar, por muchos aspavientos que hiciera, estaba justificada pero el andaluz López Amaya consideró que era acreedora de una expulsión. En la línea de los comportamientos arbitrales más comunes con los jugadores del Real Valladolid durante la presente temporada, aunque ayer no encontró motivos el árbitro para expulsara ninguo. A pesar de lo cual mostró seis amarillas a otros tantos jugadores del Pucela, que lastran al equipo, y a que la de Timor es la quinta y no podrá jugr el domingo ante el Tenerife.

La otra secuela hace referencia a Leao, recién salido de una lesión, que recibió una brutal entrada de Paredes y tuvo que abandonar el campo en el minuto 67. Leao acababa de superar una lesión muscular en el biceps femoral derecho y ayer todav ía no se conocían las consecuenciasd el golpe recibido en Albacete.