Real Valladolid

lejos del área

Episodio VII. El Despertar de Zorrilla

Corren tiempos oscuros para la Alianza Rebelde blanca y violeta; el ejército de Karl Suarz vaga por la segunda galaxia en busca de aliados que devuelvan al conjunto a una posición más cercana a las estrellas. Tras la conversión al lado oscuro de la Primera Orden de soldados como Habi Guera, Patt Ebbart o Ruk Avino, los pocos fieles que resisten tratan de batallar en busca del ascenso. Una veintena de hombres reclutados por Obi Wan Brauli-O lideran a la resistencia pucelana en el frío planeta de Vaya Doolid.

Los rumores apuntan al emperador Teh-Bas y a sus malvados clones Ar-Bi-Trus como los principales culpables de que la rebelión no haya aún conseguido destruir la Estrella de Plata y llegar a la primera galaxia. La batalla está siendo dura y ha habido ya bajas significativas como la del comandante Gary Tano o el Alférez Rubyth. Afortunadamente, unos pocos rebeldes, encabezados por el maestro Jedi Al-bar Rubie y el imprevisible caza recompensas Óskar Solo resisten y espolean a los ocho mil duros habitantes de Vaya Doolid.

Tras lograr una trabajada victoria en el planeta manchego, Rubie y Óskar lideran ante sus fieles otra nueva batalla, consiguiendo el segundo triunfo seguido para la rebelión. Después de ver morir a sus vecinos del sistema Fohrum Bhasket y la destrucción del anillo Valon-Manoo, el maestro Jedi Rubie continúa tratando de transmitir los caminos de la fuerza a sus nuevos alumnos. De entre ellos destaca un joven aprendiz, Juna Billar, experto y veloz piloto, rescatado de las lejanas tierras de Khadi. El khaditano se ha adaptado rápido al frío de Vaya Doolid, pero el lado oscuro de la Primera Orden podría seducirle en enero. Si decide continuar junto a sus compañeros, les espera un largo viaje hasta llegar a las estrellas.

Mientras tanto, Brauli-o y Suarz intentarán reclutar a más aliados con el objetivo de acabar con la travesía por la Segunda Galaxia. El príncipe Portu-Khal necesitará reforzar la retaguardia y las posiciones de ataque si quiere que la aventura termine con éxito.

Tras las dos victorias consecutivas, los ocho mil fieles de Doolid han cogido moral para las siguientes batallas. Toca reponer fuerzas en la cantina y confiar en la destreza de los nuevos aliados. La fuerza parece que es intensa en tipos como Billar y los habitantes del frío paraje galáctico comienzan a despertar…