Real Valladolid

vídeo

Presentación de Borja. / Ricardo Otazo

La polivalencia de Borja relaja la tensión del mercado

  • Braulio Vázquez sugiere que la posibilidad de utilizarle como central mejora las expectativas del equipo

El desembarco de Borja Fernández en el vestuario pucelano, seis años después de concluir su exitosa primera etapa en el Real Valladolid, con ascenso incluido, ha tenido un efecto balsámico. Al menos a corto plazo. Porque aparte de lo que demuestre en el campo, su llegada ha amortiguado las urgencias del refuerzo en la zaga. El mediocentro que tan bien se entendió con Álvaro Rubio y que, con André Leao complementa una medular de Primera, puede ser también utilizado como defensa central, según manifestó el director deportivo durante su presentación, esta mañana, tras el entrenamiento matutino, primero de Borja con sus nuevos compañeros. Esta circunstancia facilitaría la negociación con jugadores de esta demarcación, ya que el Pucela no tiene tantas urgencias.

más información
  • Fotos Presentación y primer entrenamiento de Borja

  • Borja vuelve al Real Valladolid

  • Los aficionados celebran la vuelta de Borja al Real Valladolid en las redes sociales

  • Borja Fernández, su primera etapa en el Real Valladolid

  • Roger ultima su fichaje por el Real Valladolid

El jugador gallego llegó sin grandes pretensiones. No prometió nada que no hubiera hecho; no hizo declaraciones altisonantes ni se comprometió a nada que no haya hecho hasta ahora. Se limitó a hablar de compromiso y a decir que hace un mes que no compite (en la liga india) pero que ha entrenado durante las dos últimas semanas para estar a disposición del entrenador cuanto antes. Cuando se le preguntó de qué depende su continuidad, ya que ha firmado un contrato por seis meses, miró al director deportivo. Braulio Vázquez, hermético sobre los nuevos fichajes, fue sincero: "Su continuidad depende de los resultados, como la mía".

Llegadas y salidas

Braulio Vázquez calló ante la supuesta inminente llegada de Roger y admitió la posibilidad de que salieran algunos jugadores. Braulio no quiso siquiera manifestar dudas al respecto de una hipotética salida de Diego Rubio, conocedor de que el chileno ha jugado en dos equipos esta temporada y por tanto no puede ser cedido. Y afirmó que la prolongación del mercado de invierno por tres días -hasta el 1 de febrero- afectará a las previsiones de los clubes, destacando que, por ejemplo, en el mercado inglés, más del 40 por ciento de las operaciones se cierran el último día.