Real Valladolid
Aficionados del Pucela demostraron el domingo, ante el Córdoba, con aplausos, cánticos y bufandeos, la comunión con el equipo.
Aficionados del Pucela demostraron el domingo, ante el Córdoba, con aplausos, cánticos y bufandeos, la comunión con el equipo. / RAMÓN GÓMEZ

Ahora viene lo bueno

  • El presidente de la Federación de Peñas augura más apoyo de la afición en las salidas

Para el encuentro en Alcorcón el próximo sábado, el Real Valladolid tiene garantizado el apoyo de un centenar de seguidores, que aún pueden multiplicarse. Pero para el de Oviedo, a mediados de marzo, es probable que la ‘cla’ del Pucela supere los mil aficionados. José Antonio Pérez Sanz, presidente de la Federación de Peñas lo tiene claro:«Estamos hermanados con el equipo de Oviedo y el pasado mes de octubre vinieron más de dos mil aficionados oviedistas a Zorrilla. Además, hace tiempo que esperamos ese viaje porque no hemos coincidido en la misma división. Los mil aficionados están garantizados».

Pérez Sanz admite que se está viviendo, además, un momento dulce en las relaciones entre la afición y el equipo, porque aunque les han apoyado incluso en los malos momentos, la comunión fue total tras el último encuentro, frente al segundo clasificado, el Córdoba.

«Solo hay que recordar lo que ocurrió cuando se pitó el final del primer tiempo el pasado domingo», dice, haciendo referencia a un insólito homenaje de la grada a los jugadores del Real Valladolid, que no en vano ofrecieron el mejor fútbol de la temporada en Zorrilla. Sin olvidar el del 20 de noviembre ante el Tenerife, con aquel casi histórico 4-1 que desencadenó, por primera vez en mucho tiempo, una ola en la grada.

El domingo, además, los aficionados del Pucela cerraron el encuentro con una segunda ovación, a pesar de que no hubo goleada, pese a las numerosas ocasiones de haber incrementado el 2-0 que adornaba el marcador desde el minuto 11.

Pero, además de los resultados, el presidente de la Federación de Peñas, que destaca el incremento de los socios hasta el medio millar –«cuando empezamos apenas había 150»– hace referencia al calendario.

«Lo bueno viene ahora –asegura–: Alcorcón (sábado, 30, 18:00 horas); Bilbao Athletic (sábado, 13, 18:00 horas), el paréntesis del Nàstic y, después, Oviedo, Mirandés, Leganés, Osasuna y Alavés».

Son destinos asequibles para una afición poco viajera pero que, según el presidente de la Federación de Peñas, puede motivarse si los horarios se mantienen en parámetros aceptables. «Un partido fuera, en domingo, y tarde, retrae a los aficionados. Pero cuando el equipo da, la afición responde», dice Pérez Sanz.

El convenio con la Liga ofrece entradas a 15 euros para los desplazamientos –con un máximo de 300 por encuentro– y no descartan agotarlas en más de una salida.