Real Valladolid

real valladolid

A la espera del ‘pistolero’ Roger

Roger Martí celebra un gol con el Real Valladolid la pasada campaña
Roger Martí celebra un gol con el Real Valladolid la pasada campaña / Gabriel Villamil
  • Las negociaciones para la vuelta del delantero continuaron ayer, pero sin acuerdo oficial

  • El futbolista no se ejercitó por la mañana con el Levante y acudió al vestuario granota a despedirse, tras dar por hecho su retorno a Zorrilla

La negociación para la vuelta de Roger Martí al Real Valladolid sigue sin cristalizar oficialmente. Varias informaciones apuntaron durante la jornada de ayer que se trataba de una operación inminente (La 8 de Valladolid anunció un «acuerdo total» al mediodía), pero el día acabó sin que se produjese el anuncio por parte de los clubes del retorno del delantero valenciano a la disciplina blanquivioleta. Al cierre de esta edición, Roger continuaba siendo delantero del Levante, aunque varias fuentes consultadas durante la tarde de ayer apuntaron a una operación en pleno desarrollo.

Roger no se ejercitó ayer con el Levante, pero sí acudió al vestuario granota para despedirse de sus compañeros. El delantero dio por hecho allí su retorno al Real Valladolid. Por la noche, el futbolista explicó que la situación «seguramente» quedará aclarada durante la jornada de hoy, previsiblemente con desenlace feliz.

La negociación para la incorporación de Roger se prolongó porque había que articular la salida del futbolista del Levante y su llegada a Zorrilla. El contrato de Roger Martí con el club granota expira el próximo 30 de junio, por lo que una cesión ‘normal’ impediría a la entidad valenciana sacar réditos si el delantero explota sus condiciones como blanquivioleta y se convierte en pieza codiciada el próximo verano. Su agente, Mario Parri, se limitó a explicar a media tarde que las conversaciones continuaban entre las partes, sin ofrecer más detalles sobre los requerimientos de cada uno. Parri avanzó que confiaba en culminar la operación durante el día de ayer y cifró los plazos en horas, no en días. «Creo que hoy [por ayer] lo cerraremos todo», confió. Finalmente, el día acabó sin anuncio oficial.

Mientras, desde Valencia se señaló que el Levante disponía de la posibilidad de extender el contrato de Roger durante dos temporadas más, una vez que concluya la temporada actual. La prensa valenciana daba por encauzada la operación desde la tarde del martes y hubo extrañeza en este entorno por la dilación en las negociaciones.

La vuelta de Roger Martí al Real Valladolid, avanzada como posibilidad la pasada semana por la web ‘El Desmarque’, ganó muchos enteros cuando el delantero tuvo que ver desde la grada el choque liguero del lunes ante Las Palmas. Roger entró en la lista de 19 citados, pero finalmente se convirtió en el descarte del técnico granota, Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’, el mismo entrenador que le dirigió la pasada campaña en el Real Valladolid.

«Toca animar desde aquí», escribió entonces Roger en Twitter, junto a una foto de sus pies cruzados en los asientos del Ciutat de València.

La llegada de Giuseppe Rossi

La situación de Roger en el Levante se ha complicado tras la llegada de Giuseppe Rossi, cedido por la Fiorentina hasta final de temporada para reforzar a un equipo con problemas en su vanguardia. El delantero valenciano acusa la falta de gol:no ha marcado ni un tanto en los 646 minutos de Liga disputados esta temporada. Lo mismo le sucede a su compañero Nabil Ghilas (cero goles en 908 minutos). Roger genera ocasiones, pero no las materializa y el Levante, colista de la Liga BBVA, necesita efectividad urgentemente, y de ahí la llegada del punta italiano.

Roger Martí, de 25 años, se marchó del Real Valladolid con la sensación de mantener una deuda pendiente con el club y la afición. Los hinchas pucelanos siempre le idolatraron, le demostraron cariño y apoyo durante su larga convalecencia (más de seis meses) tras la rotura del ligamento cruzado anterior de su pierna derecha y celebraron su recuperación con alegría. Roger acabó entre lágrimas tras la eliminación del Real Valladolid en la primera ronda del ‘play-off’de ascenso ante Las Palmas, una imagen que demostró su compromiso blanquivioleta y tristeza por el objetivo no consumado. En su etapa vallisoletana, jugó 18 partidos de Liga y marcó seis goles. Ahora, la afición le espera para aplaudirle de nuevo.