Real Valladolid
Heinze fue uno de los refuerzos de invierno más rentables, deportivamente, del Valladolid. EL NORTE
Heinze fue uno de los refuerzos de invierno más rentables, deportivamente, del Valladolid. EL NORTE

Refuerzos de invierno, una legión de órdagos

  • Medio centenar de fichajes del mercado de enero han contribuido en los últimos 23 años a reforzar la apuesta por el ascenso o por mantener la categoría

Marlon Brandao, un delantero brasileño de 30 años fue el primer refuerzo del mercado de invierno del Real Valladolid en la temporada 1993/1994, cuando se reguló esta segunda oportunidad de ampliar las plantillas a mitad del campeonato con jugadores con contrato en otros equipos. Aunque el Real Valladolid había ensayado, una temporada antes, el refuerzo de su plantilla con Toni, que llegó en noviembre de 1992 y Jankov, que se incorporó en el mes de marzo. Aquel año, el Real Valladolid, que militaba en Segunda División, logró un ascenso que mantuvo al Pucela once temporadas en Primera (1993/1994- 2003/2004).

Desde entonces, el Real Valladolid ha incorporado a medio centenar de jugadores en el órdago de invierno, una última apuesta para corregir los defectos y limitaciones de principios de temporada. Una alternativa que tiene especial importancia en una Segunda División con 22 equipos, que hace especialmente largo el campeonato y, por tanto, muy vulnerable, cuando las plantillas son ajustadas, como le ha ocurrido en los últimos años al Real Valladolid.

A Jankov y Toni (92/93) le sucedieron Marlon Brandao (93/94), Urban y Pedro Riesco (94/95); Iván Campo, Peña, Sandy y Pavón (95/96); Heinze, Pablo García, Gustavo Díaz, Canabal, Klimowick y Belman (97/98); Javi Jiménez, Shoji Jo, Márquez e Isailovic (-se le inscribió porque no tenía ficha- (99/00); Figueredo (03/04); Ángel Martínez, Jairo Castillo y Diego Mateo (04/05); Pablo Casar, Pablo Amo, Petete Correa y Hornos -inscriro porque no tenía ficha- (05/06); Manchev y Kome (06/07); Manchez -de nuevo- y Aguirre (07/08); Pedro Oldoni (08/09); Sereno, Keko y Del Horno (09/10); Juanito, Faría, Matabuena y Nafti (10/11); Larsson y Valdet Rama (12/13); Jeffren y Mitrovic (13/14), y Raúl Fernández, Pereira, Tulio de Melo y Hernán Pérez) 14/15).

Rennella, Borja y Roger son, de momento, los refuerzos de la presente temporada para corregir la primera mala vuelta iniciada por Gaizka Garitano y enmendada en cbuena medida por Miguel Ángel Portugal desde el banquillo. Y aún se negocia la posibilidad de nuevas incorporaciones.

50, de momento, con algunas 'estrellas'

Las incorporaciones del mercado de invierno, incluidas las dos de la temporada 92/93, un año antes de que se regulara el mercado de invierno, suman 50 jugadores. Entre ellos figuran algunas estrellas, tanto por su rendimiento como por su repercusión mediática.

Gabriel Heinze, por ejemplo, fue uno de los fichajes más caros de la historia del Real Valladolid (unos 330 millones de pesetas de la época) pero también fue de los que justificó el desembolso. Además, del Real Valladoid pasó al PSG francés, desde donde el argentino continuó una fulgurante carrera profesional -Manchester, Real Madrid, Olympique...-.

Entre los refuerzos de invierno figuran personajes mediáticos como Shoji Jo, que arrastraba una cohorte de periodistas nipones y puso a Valladolid en el mapa de la expectación oriental.

Más recientemente, entre los aciertos, se puede citar al extremo paraguayo Hernán Pérez, cuyo concurso no fue suficiente el año pasado para conseguir el ascenso a Primera pero que acreditó su calidad como sigue haciéndolo esta temporada en el Espanyol.

Las restricciones económicas de los clubes para fichar jugadores han hecho que menudeen las cesiones y las incorporaciones a coste cero a media temporada, en ocasiones para que jugadores que no tienen minutos en equipos de Primera, por ejemplo, puedan seguir teniendo minutos en la competición, a menudo de Segunda.

Este año, al Real Valladolid le ocurre con uno de sus jugadores. El delantero chileno de nacionalidad alemana Diego Rubio firmó por cuatro temporadas con el Real Valladolid. Su juventud alienta la posibilidad de que en el futuro sea un futbolista de referencia, también en el Real Valladolid, pero este año, con Rodri, Rennella y Roger no tiene mucha posibilidad de sumar minutos, por lo que Suárez le está buscando un equipo para que continúe su progresión profesional, antes de recuperarlo para el Real Valladolid