Real Valladolid
Borja, refuerzo llegado la semana pasada, sustituye a Tiba en Alcorcón para debutar.
Borja, refuerzo llegado la semana pasada, sustituye a Tiba en Alcorcón para debutar. / RAMÓN GÓMEZ

Suárez no descarta la llegada de dos nuevos refuerzos

  • El presidente del Real Valladolid habla de desbloqueo del mercado y no espera más salidas que la de Diego Rubio

«La cosa está muy movida y algo haremos. Habrá un jugador más, seguro. Ya veremos si hacemos alguna otra operación». Cauto pero confiado, Carlos Suárez estaba convencido al finalizar el encuentro del sábado de que ofrecerá nuevos refuerzos a Portugal, para que mantenga la racha positiva de un equipo que los propios jugadores no dudaron en afirmar que sigue siendo candidato al ascenso.

Menos apurado que Braulio

El presidente del Real Valladolid, con menos apuros que Braulio –«dadme un poco de tiempo; ahora, no»– confirmaba a última hora del sábado la llegada de refuerzos.

«Es verdad que durante un tiempo nos costó [fichar] porque los clubes no se acababan de decidir a dar salida los jugadores que menos minutos estaban teniendo en Primera, pero yo creo que ahora ha habido mucho movimiento y todo depende de lo que pase en esta jornada más que va a haber [hoy, lunes]. A ver si aprovechamos la circunstancia y podemos traer a gente que pueda sumar».

Seguro de tener atado al menos un refuerzo, Suárez no descartó la llegada de un segundo jugador, con lo que se superaría la renovación del equipo que se hizo la pasada temporada en el mercado de invierno, cuando llegaron cuatro nuevos jugadores: Pereira, Raúl, Tulio y Hernán Pérez. En la presente campaña han llegado dos delanteros:Rennella y Roger y el mediocentro Borja.

A falta de un central, puesto que circunstancialmente podría cubrir el mediocentro Borja Fernández, según sugirió el propio director deportivo durante la presentación del jugador, el Real Valladolid ha reforzado considerablemente la línea ofensiva, hasta el punto de que no descartaba el presidente la salida de una de las apuestas del club a principios de temporada.

Diego, jugador de futuro

Tan seguro como que podrían ser dos los refuerzos del último día de mercado estaba Carlos Suárez de que no habrá más de una salida.

No dudó en negar que tenga prevista la salida de más jugadores en el mercado de invierno que Diego Rubio. «No, no. Creo que no saldrá nadie más. Diego es un jugador nuestro, muy joven, tiene 22 años. Es un jugador de futuro y creo que le interesa jugar y a lo mejor ahora lo tiene un poco más difícil. Pensamos en el futuro nuestro y en el del chico».

Diego Rubio, de origen chileno y nacionalizado alemán, fue fichado este verano por cuatro temporadas, procedente del Sporting de Lisboa. Carlos Suárez dio a entender una eventual cesión del jugador para que sume partidos de competición, tras la llegada de Rennella y Roger al vestuario pucelano. El presidente reconoció las negociaciones para buscarle un equipo de transición.

«¿Que si tiene equipo? Estamos en ello. A ver si culminamos esas negociaciones», reconoció el sábado al concluir el encuentro frente al Alcorcón.

Final de mercado intenso

Braulio Vázquez destacó la pasada semana que la prolongación de un día del mercado de invierno, hasta hoy a las 00:00 horas, provocaría muchos movimientos de última hora. Destacó, incluso que en Inglaterra hasta el 40% de las operaciones se realizan en los últimos días.

En la Liga Adelante, según Suárez, podría ocurrir algo parecido tras el movimiento en los equipos de Primera, que están desbloqueando la salida de jugadores con pocos minutos.

Ayer por la mañana, eran cuatro los equipos de Segunda que no se habían reforzado en enero –Córdoba, Albacete, Lugo y Bilbao Athletic–. Por la tarde, el Albacete confirmó la llegada de Víctor Curto, procedente del KAS Eupen belga, aunque había militado ya dos temporadas en el equipo manchego.

En las últimas horas, el Llagostera se convirtió en el equipo más renovado de Segunda División, al confirmarse la llegada del delantero Fofo, procedente del Mallorca. Natalio, Alex Cruz, Edu Oriol, Marcos Tébar y José Carlos, los dos últimos en diciembre, renovaron antes la plantilla del equipo gerundense, que se convierte en el primero en refuerzos de la categoría. El Valladolid podría llegar a tener cinco nuevos jugadores.