Real Valladolid

liga adelante

La cifra de negocios del Real Valladolid se redujo en casi 13 millones tras el descenso

  • A la pérdida de los ingresos televisivos se unió la caída en la venta de abonos y entradas, y la partida por publicidad

El descenso a Segunda División supuso una reducción drástica en la cifra de negocio del Real Valladolid, que incluye la venta de abonos y entradas, los derechos televisivos y los ingresos por publicidad. Según las cuentas publicadas por el club blanquivioleta, se pasó de un importe total en esta partida de 18 millones (18.067.227,63) en la última campaña en la élite a poco más de cinco millones de euros (5.096.348,03) la pasada temporada, ya en la categoría de plata del fútbol español.

La reducción de casi 13 millones en estos ingresos se debió principalmente a los derechos televisivos, que pasaron de 14 millones a 2,6. También sufrió la taquilla: las ventas de abonos y entradas se redujeron de 2,8 millones a 1,5. De esos 1,5 millones, 1,2 se ingresaron gracias los carnés de los abonados. En la campaña anterior, 1,9 millones de los 2,8 totales por este concepto correspondieron a los abonos de temporada. La cifra de negocio sufrió una merma menos acusada en los ingresos por publicidad, que pasaron de 1,1 a 0,9 millones de euros.

En el desglose de los ingresos de explotación, otro capítulo diferente, la situación fue la inversa. En esta partida se incluyen las subvenciones y ayudas, los ingresos de la Liga de Fútbol Profesional y conceptos como arrendamientos. Si en la temporada 2013-2014 en Primera División, el importe total fue de 2,6 millones (2.652.204,92 euros), al término de la campaña 2014-2015 en Segunda la cifra subió hasta los 7,1 millones (7.109.304,62).

El capítulo de subvenciones pasó de 247.792 euros a 4,1 millones (lo que incluye 1,9 millones de la ayuda por el descenso y 3,1 millones por el mecanismo de solidaridad G30). Los ingresos de la LFP saltaron de 693.000 euros a 2,5 millones (490.00 de las quinielas). Por arrendamientos y otros conceptos se pasó de 1,7 millones a 431.596,95 euros.

En el desglose de sueldos y salarios, el importe total se redujo de 12 millones a 8,4 tras la pérdida de categoría. Casi todos los apartados sufrieron recortes, pero especialmente significativo es el capítulo de las primas de ficha de jugadores, que pasó de 4,5 millones a 1,7.

La auditoría de PMAAuditores vuelve a insistir en las últimas cuentas en que los fondos propios se encuentran por debajo de los mínimos requeridos por la legislación mercantil. Sin embargo, los 13,4 millones de beneficios en el último ejercicio(derivados de las deudas que no se abonarán tras las quitas del concurso) dejan los fondos propios en un valor negativo de -16,2 millones en lugar de los -29,7 millones del ejercicio 2013-2014.