Real Valladolid

liga adelante

Un par de visitas a los cachorros

Crónicas de las dos visitas anteriores del Real Valladolid al Bilbao Athletic.
Crónicas de las dos visitas anteriores del Real Valladolid al Bilbao Athletic.
  • El Real Valladolid solo se ha medido al Bilbao Athletic en dos ocasiones en San Mamés, ambas con José Luis Saso en el banquillo, con un balance de una victoria y un empate

El Real Valladolid visitó el viejo San Mamés en 46 ocasiones, pero no siempre para enfrentarse al Athletic Club, uno de los equipos históricos de la liga española que nunca ha descendido de categoría. De esos 46 encuentros, dos se disputaron ante el filial del conjunto bilbaíno, cuando el Pucela militaba en Segunda. Sucedió en las campañas 1969-1970 (en la que acabó descendiendo a Tercera) y 1992-1993 (en la que logró el ascenso). Este sábado rendirá la tercera visita al Bilbao Athletic, en el flamante nuevo estadio de San Mamés, una ‘Catedral’ remozada.

El primer enfrentamiento ante el Bilbao Atlético (como se le denominaba en los años del franquismo, cuando se prohibieron los nombres de clubes ‘extranjerizantes’) tuvo lugar en medio de una convulsión institucional que había sacudido al club blanquivioleta días antes. El 10 de diciembre de 1969, el entrenador Juan Antonio Olmedo había presentado la dimisión y se nombró sustituto a José Luis Saso, que se estrenó con victoria ante el Salamanca en el Viejo Zorrilla (3-1). Pero, a continuación, la junta directiva que encabezaba el presidente Conrado Carretero presentó su dimisión al presidente Antonio Alfonso: «Ha llegado un momento en el que no es posible vivir en condiciones normales, se nos ha creado una atmósfera irrespirable, atacándonos muy duramente, y en tales condiciones no podemos seguir», escribieron los directivos. Eso sucedió el 17 de diciembre de 1969. Dos días más tarde, el Real Valladolid visitó San Mamés y el equipo blanquivioleta ganó por 0-1 ante 12.000 espectadores.

«Pese a que las últimas noticias hablaban de crisis en el Valladolid, con la reciente dimisión de la junta directiva, la verdad es que el domingo los chicos de José Luis Saso en ningún momento permitieron que aquella fuese perceptible en San Mamés. Lucharon con pundonor durante los 90 minutos y, gracias un gol del veterano Endériz en el minuto 6 de la segunda parte, conquistaron dos hermosos positivos que le colocan en el grupo de cabeza de la Segunda División», escribió José Antonio Eguía en la crónica de El Norte. El Real Valladolid formó con: Aguilar; De la Cruz, Marañón, Recio; Gatell, Nozal; Lasa, Endériz, Montoya, Docal y Román. Salvi sustituyó a este último tras un choque con Cenitagoya antes del descanso. El Real Valladolid no levantó cabeza a pesar de aquella victoria, Saso dimitió en mayo de 1970 para dejar paso a Gerardo Coque (que entrenaba al Europa Delicias, filial blanquivioleta) y el Pucela acabó con sus huesos en Tercera.

Si en 1969, el césped de San Mamés estaba en excelente estado, no sucedió lo mismo el 10 de enero de 1993, en la segunda y hasta la fecha última visita del Real Valladolid al Bilbao Athletic. El terreno de juego presentaba «condiciones deficientes», según el cronista Javier González y «con un aspecto lamentable» en las gradas, donde solo había 3.000 espectadores. Saso aparecía, de nuevo, como técnico blanquivioleta tras la destitución de Marco Antonio Boronat. La situación económica había amenazado con la desaparición del club por una deuda de 1.600 millones de pesetas (9,6 millones de euros). El presidente Marcos Fernández Fernández inició una ampliación de capital y, en ese contexto, el Pucela visitó San Mamés, donde no pudo pasar del empate a cero en un partido en el que Saso planteó una defensa de cinco. «El Valladolid en San Mamés, ni fu ni fa», escribió Javier González. La alineación la conformaron: Lozano, Cuaresma, Manolo, Najdoski, Walter, Chelis, Damián, Caminero, Chuchi Macón (Patri, m.83), Toni (Alberto, m.70) y Amavisca. Felipe Mesones ocupó el banquillo tras la dimisión de Saso ocho días más tarde y, en el último partido de la temporada, el Real Valladolid volvió a Primera tras el ascenso en Palamós.

Ahora, en el nuevo San Mamés, el Pucela se reencuentra con el Bilbao Athletic, soñando de nuevo con un retorno a la élite y próximas visitas para plantar cara a los leones de la primera plantilla del Athletic y no a los cachorros del filial rojiblanco.