Real Valladolid

puerta 17

Proyecto continuista

La semana pasada se hacía pública, a través de los compañeros de Blanquivioletas.com, la renovación de José Antonio Prieto Castro, más conocido como Cata, como coordinador de categorías inferiores del Real Valladolid. Su vinculación ha sido ampliada hasta junio de 2017, misma fecha que termina el contrato del director deportivo Braulio Vázquez que ha sido el gran valedor y culpable del fichaje de Cata por el Pucela en junio de 2014.

En fútbol, se vive en la eterna incoherencia de hablar de proyectos pero rara vez conceder tiempo y tener paciencia para desarrollar él mismo. No sólo en Valladolid, que además vivimos las fallidas experiencias de dejar terminar la temporada a Juan Ignacio y Rubí pero que fracasaron en sus sendos objetivos de permanencia y ascenso, en el resto de España es raro ver a entrenador o directores deportivos que duren lo suficiente como para recoger los frutos de los árboles plantados, siempre a merced de ese impostor que es el resultado.

Sólo por este hecho, ya me parece buena noticia la continuidad del proyecto en la cantera de Cata ya que nos permitirá valorar su trabajo con mayor precisión. Porque el axioma del proyecto a largo plazo con la cantera hace muchos años que no se cumple, sí hemos visto jugadores con posibilidades de jugar en el primer equipo pero no un desarrollo de un plan a medio o largo plazo que nos permita construir una cadena alimenticia que surta de jugadores desde nuestras inferiores a la primera plantilla.

En el Pucela incluso estuvimos hasta nueve meses sin coordinador de cantera de manera oficial, hasta la incorporación de Víctor en esa tarea en julio de 2013. En fútbol es casi imposible acertar siempre porque no hay fórmulas matemáticas y ni siquiera el trabajo bien hecho te asegura resultados pero mantener una continuidad en lugar de bandazos constantes a base de improvisación es el guion más adecuado para la progresión de nuestros canteranos.

La salvación del Promesas, los cambios en la estructura de los entrenadores de la cantera y los convenios con más de veinte clubes de la ciudad son aciertos de Cata, quien seguramente tomó su decisión más controvertida y arriesgada cuando apostó por Borja Jiménez para guiar la nave del Promesas procedente del cadete del club pero que hasta el momento mantiene al equipo fuera de los puestos de descenso.

Se sondeó el mercado de Castilla y León fichando jugadores como Mito, se está recuperando la figura del promocionado como Mayoral o Cebri y han sido llamados por las selecciones nacionales de su categoría el propio Mayoral y Altube, portero del cadete autonómico. De momento, sólo estamos viendo los primeros árboles del proyecto pero ojalá el bosque termine con jugadores de la cantera en el primer equipo…. si hay tiempo y paciencia.