Real Valladolid
Manu del Mora, que se lamenta de una ocasión perdida, sustituirá probablemente mañana a Mojica.
Manu del Mora, que se lamenta de una ocasión perdida, sustituirá probablemente mañana a Mojica. / EL NORTE

Portugal no hace descartes ante el Huesca

  • Convoca a los veintiún jugadores disponibles, con las únicas bajas del lesionado Alfaro y Diego Rubio, que prepara su salida temporal del club

Añade suspense Miguel Ángel Portugal a un partido (Valladolid-Huesca, domingo, 17:00 horas en Zorrilla) que solo puede finalizar con victoria ante su afición. Cualquier otro resultado sería difícil de justificar. O exigiría un cambio de discurso y de objetivos, porque el ascenso empezaría a ser una entelequia. Portugal, que en su análisis del viernes confirmó que mantendrá el 4-4-2, la opción de dos delanteros, -"tenemos muchos y hay que dar cobijo a todos"- dijo, ha querido añadir algunas dudas, evitando descartes innecesarios. Por esa razón ha convocado a Kepa, Varela, Moyano, Chica, Samuel, Juanpe, Marcelo Silva, Nikos, Hermoso, Álvaro Rubio, Borja, André Leao, Tiba, Juan Villar, Guzmán, Mojica, Manu del Moral, Óscar, Rennella, Rodri y Roger, para el encuentro del domingo por la tarde. Antes del encuentro tendrá que descartar a tres jugadores. Únicamente están descartados el lesionado Alejandro Alfaro y Diego Rubio, delantero chileno al que el club le está buscando un equipo de transición para que siga madurando antes de un eventual regreso al Real Valladolid.

Mantiene así Portugal la tensión en todos sus jugadores y alimenta especulaciones sobre la posibilidad de que Hermoso vuelva a la banda izquierda, para dar descanso a Nikos, o que Chica recupere el protagonismo en el lateral derecho; deja también en suspenso el anuncio de sustituir a Mojica, que apenas ha entrenado dos días esta semana por un golpe recibido en Tarragona, por Manu del Moral, coprotagonista de la última victoria en casa. Y abre la puerta a que Óscar recupere, al menos durante algunos minutos, su condición de mediapunta como asistente de las muchas jugadas de gol que necesita el Real Valladolid para marcar los goles justos para la victoria.