Real Valladolid

vídeo

Aficionados pucelanos en Oviedo. RAMÓN GÓMEZ

Turismo en blanco y violeta

  • Tras el éxito del desplazamiento a Oviedo, que sumó más de 1.500 aficionados, el jueves se inicia la venta de entradas para Miranda, con Leganés, Pamplona y Vitoria como próximos destinos

Miranda, 205 kilómetros; Leganés, 224; Pamplona, 331; Vitoria, 238. Los próximos compromisos del Real Valladolid a domicilio tienen en común su accesibilidad para aquellos aficionados que pueden dedicar la jornada a su equipo. Y, de momento, los dos que tienen fecha y hora establecida por la Federación, hacen compatible el viaje con las obligaciones laborales de quienes tienen que ajustar sus 'excesos' al fin de semana: El enfrentamiento con el Mirandés tendrá lugar el domingo, 27, a las 17:00 horas. Lo que significa que, poco después de las 21:00 h. los aficionados pueden iniciar el viaje de regreso para cubrir los poco más de doscientos kilómetros de vuelta a Valladolid o alguno de los pueblos de la provincia.

En el caso del Leganés, la Liga ha establecido que el encuentro en el Municipal de Butarque dé comienzo a las 20:15 h. lo que retrasaría la llegada de los aficionados pucelanos hasta, al menos, la 01:00 de la madruga del domingo. Sin embargo, el encuentro se disputará el sábado 9 de abril, lo que proporciona un cómodo colchón dominical para quienes decidan desplazarse, antes de volver a pensar en el trabajo.

Marea castellana

Los resultados pueden ser determinantes para que la afición blanquivioleta empiece a enviar destellos en el mundo de los aficionados al fútbol. El hecho es que la última salida, a Oviedo, movilizó a más de 1.500 aficionados que, además, recibieron el premio de una victoria contundente a domicilio (2-4) fruto de uno de los mejores encuentros del Pucela en la presente temporada. Si los de Portugal consiguieran una victoria el sábado, en Zorrilla, frente al Llagostera, la expectativa de una tercera victoria consecutiva, por primera vez en la temporada, podría volver a movilizar a cientos de aficionados con dirección a Miranda de Ebro (domingo, 27, 17:00) a poco más de doscientos kilómetros de la capital.

Aun a riesgo de vender la piel del oso antes de cazarlo, siempre cabría la posibilidad de que en la localidad burgalesa, el Real Valladolid alcanzará, por fin, los puestos que dan derecho a disputarse una plaza para la Primera División. Un motivo más que suficiente para que el Pucela volviera a viajar con el respaldo de una auténtica marea de aficionados.

El equipo tiene la clave. Ser un candidato creíble para Primera División podría consolidar la vocación viajera de los aficionados pucelanos que, en lo que queda de temporada, tienen a mano, además de Miranda de Ebro, Leganés, Pamplona y Vitoria como destinos muy accesibles para disfrutar de su equipo; para poner aprueba sus gargantas, en algún caso, sus paladares, y empezar a desmontar el estereotipo de afición fría y poco emotiva.

La Federación de Peñas también se lo ha trabajado. El jueves, a partir de las 18:00 horas, en su sede (junto a la puerta 4 del Estadio Zorrilla) empezará a despachar los primeros lotes de entrada y viaje para Miranda de Ebro -25 euros para peñistas; 30, para abonados, y 35 para el resto de aficionados- que incluyen las 300 entradas a bajo precio fruto del acuerdo entre la LFP y Aficiones Unidas.

La semana pasada, el desfile de autobuses, precedidos por coches policiales en Oviedo fue todo un espectáculo y muestra del apoyo de la afición a un equipo que mandó en el Carlos Tartiere y derrotó a un claro candidato a Primera. La Federación de Peñas pretende que esa 'precesión' de apoyo al Pucela se repita en los próximos compromisos a domicilio.