Real Valladolid
«Siendo los que somos, podemos con cualquiera»
/ Hermoso despeja un balón en el encuentrod el sábado ante el Llagostera. TRAMÓN GÓMEZ

mARIO hERMOSO, DEFENSA

«Siendo los que somos, podemos con cualquiera»

  • Perdió la titularidad con la llegada de Nikos en invierno y la ha recuperado, incluso para suplir a los centrales

Joven (Madrid, junio 1995), ambicioso y con condiciones (debutó con el primer equipo del Real Madrid a los 17 años, en un amistoso y fue internacional con la sub-19), Mario Hermoso es también un todoterreno en la zaga pucelana.

Llegó al Real Valladolid el pasado mes de julio, cedido por un año, y aunque nominalmente cubre el lateral izquierdo, frente al Llagostera, el pasado sábado, ejerció –impecable– como central. Junto a Samuel, amargó la jornada a Juanjo y Chumbi, las referencias del ataque de los gerundenses. Los centrales titulares Silva, lesionado, y Juanpe, sancionado, comprobaron desde el palco cómo sus ‘repuestos’ cerraban la zaga pucelana sin fisuras.

Acaso apoyándose en la circunstancia de que su última victoria se logró con la baja de siete titulares, Hermoso ratifica desde su descanso madrileño de dos días la confianza en el ascenso con el Pucela, su primer objetivo profesional. «Siendo los que somos, hemos demostrado que podemos con cualquiera», afirma para ratificar que corazón y cabeza apoyan su convicción de que el ascenso es posible. «Incluso el ascenso directo» [el que consiguen los dos primeros clasificados].

–¿La llegada de Nikos, que acabó con su titularidad, le ha provocado algún tipo de ansiedad?

–Hasta ese momento no había tenido competencia en el puesto. Ahora sé lo que se siente cuando tienes luchar por conseguirlo. Pero creo que la competitividad es buena.

–¿Con su edad, condiciones y ambición, es difícil ser paciente?

–Es una cuestión que tiene que ver con la personalidad. Si he venido aquí es porque la propuesta me atrajo. Para mí es un trampolín hacia el éxito. Puedo ser tranquilo y a pesar de mi juventud, soy ya un poco veterano en eso de la paciencia. Además, la ansiedad nunca es buena.

–¿Se ve siendo futbolista fuera del Real Madrid?

–Mientras tenga contrato con el Madrid pertenezco a ese club. Soy un jugador suyo. Pero confié en el proyecto que me propuso el Real Valladolid, que es una buena alternativa temporal para un jugador en mi situación.

–¿Se ha imaginado en alguna ocasión que juega contra el Real Madrid?

–Hasta ahora no he tenido ocasión. No me lo he planteado. Soy jugador del Real Madrid, aunque también es cierto que no sabes lo que puede ocurrir en el futuro.

–Hizo la pretemporada con Gaizka Garitano y fue titular con él ocho de los nueve primeros partidos, hasta que, precisamente, la derrota ante el Llagostera, cuya segunda vuelta ha supuesto un triunfo sin paliativos del Pucela, le costó el puesto. ¿Ha tenido algún problema de adaptación con el nuevo entrenador?

–Tengo buena relación con cualquier que esté al frente del equipo técnico. Yo entiendo que un entrenador tiene como objetivo ayudarte y motivarte.

–Viene del tercer equipo del Real Madrid, una entidad donde probablemente tuvo la posibilidad de conocer a grandes jugadores. ¿En el Real Valladolid ha encontrado alguna referencia futbolística o personal, alguien a quien admire especialmente?

–Por supuesto que tengo referentes. Tengo el privilegio de compartir vestuario con jugadores a los que conocí y admiré desde los 15 o 16 años. Manu del Moral, Óscar, Álvaro Rubio, Alfaro... Algunos son futbolistas a los que yo admiraba hace mucho tiempo y hay también jugadores de los que aprendo como persona.

–Acaban de sumar una segunda victoria consecutiva y parece que todos están de acuerdo con que han iniciado una dinámica ganadora. S encuentran a solo un punto de los puestos de ‘play-off’ pero aún quedan 12 partidos para finalizar el campeonato. ¿Hay algún equipo que le preocupe especialmente, algún campo especialmente difícil para mantener esta racha?

–Al nivel que estamos jugando, si conseguimos mantener este grado de solidez, no tenemos motivos para temer a ningún equipo. Le disputamos el encuentro que sea a a cualquier rival en cualquier campo.

–Los responsables del cuerpo técnico, con el entrenador a la cabeza, no mostraron alarma por la sucesión de bajas por lesión que precedieron al encuentro contra el Llagostera [seis lesionados, además de un sancionado]. Hubo en el vestuario algún tipo de alarma?¿Notó algún signo de preocupación entre sus compañeros antes de disputar el encuentro del pasado sábado en el que había más bajas [7] que jugadores del primer equipo en el banquillo [5]?

–Hemos tenido mala suerte esta temporada con las bajas, algunas de ellas muy importantes en momentos decisivos, pero ya hemos jugado muchos partidos en los que hemos demostrado que, siendo los que somos, podemos con cualquiera. Y lo hemos hecho con muchas y muy notables bajas.

–Puede sustraerse a contestar lo que se considera correcto y ofrecer su pronóstico sobre las posibilidades que tiene el Real Valladolid de lograr el ascenso a Primera durante la presente temporada?

–Con el corazón y con la cabeza, creo que tenemos la posibilidad de seguir ganado partidos y alcanzar y ganar el ‘play-off’ de ascenso.

¿Ha considerado la posibilidad de que a estas alturas sea posible el ascenso directo?

–Creo que es posible el ascenso directo. Estamos mentalizados para ello. Luego ocurrirá lo que tenga que ocurrir, pero creo, como mis compañeros, que podemos ascender de forma directa.

–El sábado, frente al Llagostera, jugó como defensa central con Samuel, para cubrir las bajas de Juanpe y Marcelo Silva. ¿Se sintió cómodo? ¿Le costó asumir la responsabilidad que le dio el entrenador?

–Tengo la suerte de adaptarme bien y estuve cómodo jugando como central. Creo que no hice un mal partido. Es cierto que el puesto te exige una seguridad diferente, algo especial, pero me adapté, además, no era la primera vez que jugaba como central. Juego donde crea el entrenador que puedo rendir mejor o ayudar mejor al equipo. Como si es de lateral derecho.

Nikos sigue lesionado y parece que, la margen de cubrir eventuales bajas, el lateral izquierdo vuelve a ser su puesto. ¿Confía en seguir jugado en esa demarcación los próximos encuentros?

–Yo estoy bien física y mentalmente para jugar donde me manden. Pero es el entrenador quien decide. Desde luego, estoy a su disposición para jugar frente al Mirandés. En el lateral izquierdo o donde lo crea oportuno.

–Les han dado dos días de descanso. Vuelven a entrenar el martes a las 11:00. ¿Le llama la Semana Santa?

–No soy de cofradías. Estoy en Madrid. Vienen bien un par de días de descanso con la familia, con mis padres y mis amigos.

Mario Hermoso recuperará probablemente la titularidad en el lateral izquierdo del Real Valladolid el próximo domingo, a partir de las 17:00 horas en el municipal de Anduva, frente al Mirandés, en la jornada 31 que, de saldarse con la tercera victoria consecutiva, marcaría un hito en la presente temporada y podría, matemáticamente, meter al Real Valladolid en puestos de ‘play-off’ por primera vez en lo que va de temporada. Y a falta, tan solo, de once jornadas.

Mario Hermoso vio truncada su titularidad y proyección en el Real Valladolid con la llegada en el mercado de invierno del defensa Nikos Karámpelas. Hasta entonces, solo se había perdido dos encuentros:frente al Oviedo, en un experimento fallido de Gaizka Garitano, con muchos cambios, y frente al Osasuna, cuando cumplió un partido de sanción por acumulación de tarjetas. Sin embargo, la llega del jugador griego le aparto de la titularidad en incluso de las convocatorias. A mediados de febrero, frente al Athletic Club perdió la titularidad y el siguiente partido, ante el Numancia, ni siquiera fue convocado, como tampoco ante el Nástic y el Huesca. Volvió frente al Oviedo sustituyendo al lesionado Nikos.