Real Valladolid

real valladolid

Braulio mantiene la mesura

El director deportivo del Real Valladolid, Braulio Vázquez, en los Campos Anexos.
El director deportivo del Real Valladolid, Braulio Vázquez, en los Campos Anexos. / Ricardo Otazo
  • «Hablar ahora de ascenso directo me parece una osadía», dice el director deportivo blanquivioleta

En la comprimida Liga Adelante, dos victorias seguidas bastan para cambiar el prisma de manera radical. Hace tan solo dos semanas, el Real Valladolid atravesaba una situación de crisis deportiva tras caer en casa frente al Huesca (0-1). Se sucedieron las reuniones y la búsqueda de soluciones. Sin embargo, los triunfos ante el Real Oviedo (2-4) y Llagostera (3-0) han colocado al equipo blanquivioleta a solo dos puntos de la zona de ‘play-off’ y a seis del ascenso directo. De repente, volver a la élite este verano ya no parece una quimera. Entre la decepción absoluta de hace quince días y la euforia desmedida por las dos goleadas recientes se sitúa el realismo de Braulio Vázquez.

El director deportivo del Real Valladolid afronta el vaivén emocional con frialdad. No conviene dejarse llevar por la riada de sensaciones que ha llevado al Real Valladolid del desahucio al resurgimiento. «Hay que tener tranquilidad», apunta Braulio. «Hace dos semanas se había acabado la temporada y ahora parece que vamos a subir de manera directa. Debemos tener mesura», insiste.

El entorno de un equipo suele nutrirse de las dinámicas cortas y las impresiones recientes. El termómetro lo marcan los últimos partidos, pero Braulio Vázquez recuerda que este Real Valladolid «no ha estado en ‘play-off’ en todo el año». «Así que no podemos pensar más allá del próximo partido en Miranda. Nada más. Plantearse ahora mismo otros objetivos es equivocarse. Todo varía muchísimo cada jornada y hay tantos equipos metidos que resulta imposible que nadie falle. Va a fallar todo el mundo. Me recuerda cuando veía el Tour de pequeño: no sabías quién iba a ganar, pero sí quién no lo haría. Con el tiempo, se irán cayendo equipos».

La duda estriba en saber si el Real Valladolid estará en el grupo de cabeza, preparado para el ‘sprint’ final como indica la aguja reciente. Braulio prefiere no sacar conclusiones de momento. «Si me hubieras entrevistado hace dos semanas, te habría dicho que quedaba mucha liga. Y ahora digo lo mismo.Puedes ir a Miranda y perder. El Mirandés juega muy bien al fútbol y genera ocasiones. No me da miedo ningún equipo, pero me infunden respeto todos. Fuimos a Oviedo y estaba convencido de que podíamos ganar. Cada semana pasa de todo. Prefiero ser cauto».

Hablar de ascenso directo en estos momentos le parece a Braulio «una osadía». «También era una osadía decir hace dos semanas que se había acabado la temporada. Pero sí, plantear a día de hoy el ascenso directo me parece una utopía».

Necesitado de triunfos para de escalar posiciones en la tabla, el Real Valladolid apuesta ahora «a blanco o negro». «El hecho de que esté Tiba en el césped lleva a que el equipo juegue de manera diferente. Borja es más posicional y Tiba rompe más. El equipo se ha dado cuenta de que con los empates no nos llega. Salimos a blanco o negro, todo o nada. Y, de momento, estos dos últimos partidos nos ha salido ganador».

La explosión de Pedro Tiba, un futbolista largamente esperado, ha llegado como consecuencia del buen encuentro que cuajó en el Carlos Tartiere frente al Real Oviedo. «Hizo un partido tremendo y aumentó su nivel de confianza. Me alegro por él y por gente como Samuel o Mario Hermoso, que no estaban contando y que han esperado su oportunidad para aprovecharla. Tiba ha demostrado que no es un paquete. A veces, a los buenos jugadores les cuesta rendir. Él es un chico introvertido y eso no le ayuda».

Labor de vestuario

Braulio Vázquez ejerce también una labor psicológica dentro el vestuario. El director deportivo blanquivioleta vive el día a día en la zona baja de Zorrilla y sus charlas con los jugadores resultan frecuentes. «Cada futbolista es de una manera. Yo siempre digo que cada jugador tiene una tecla. A Álvaro Rubio, por ejemplo, no hace falta pulsarle mucho la tecla, pero te garantizo que a Mojica sí. Rennella tiene su tecla y Roger la suya. Los demás, también. Yo intento ayudar por el conocimiento personal que tengo de cada jugador».

En el caso de Johan Mojica, Braulio recuerda que los factores externos afectan mucho al extremo colombiano. «El último partido era muy complicado para él. No por ningún asunto físico, sino porque acababan de dar la convocatoria de la selección de Colombia y no estaba incluido. Ir con su país es muy importante para él. Conseguimos que se centrara en el encuentro ante el Llagostera y creó el primer gol, con un despliegue técnico brutal. Mojica es muy joven y hay que estar encima de él».

En el caso del delantero Vincenzo Rennella, el director deportivo explica que se trata de un «nueve con alma de diez». «Le gusta más pasar que marcar goles, aunque debe tener más agresividad ofensiva. Le necesitamos por cómo golpea la pelota. Nos viene muy bien para generar fútbol porque él viene a recibir y Roger hace los desmarques de ruptura».

Respuesta de la plantilla

A Braulio Vázquez le ha agradado mucho la respuesta de los futbolistas en el último partido y pone el acento en los que jugaron en demarcaciones diferentes. «Mario [Hermoso] fue central, se mostró superconcentrado y lo hizo muy bien. [Javi] Chica estuvo espectacular como lateral izquierdo. Los objetivos de los equipos los consiguen las plantillas, no solo once jugadores, y creo que la gente que ha tenido menos minutos está preparada».

La llegada en el mercado invernal de Roger Martí, Vincenzo Rennella, Nikos Karámbelas y Borja Fernández dejó boquiabiertos al resto de competidores de la Liga Adelante. Braulio se movió con sagacidad en el periodo de fichajes y la plantilla del Real Valladolid quedó muy reforzada. «Esta es mi forma de trabajar y la que habíamos planificado con el presidente. No sé si es buena o mala, pero estos jugadores no habrían podido venir en junio y tampoco en enero si no hubiéramos guardado dinero. No sé hasta dónde nos llevarán, pero creo que nos movimos bien».

Dinámica

En su búsqueda de la ponderación, Braulio Vázquez cree que el equipo ha mantenido una dinámica positiva durante los últimos meses. «Antes de perder contra el Huesca en un encuentro muy malo, llevábamos nueve partidos sin derrotas. Además,pudimos ganar en Tarragona y el día del Numancia nos anularon dos goles válidos. Hay situaciones difíciles de controlar. El Real Valladolid es un buen equipo y le puede ganar a cualquiera, pero también puede perder con cualquier rival. Le veo fuerte, tras el ensamblaje de todos y la ayuda de los refuerzos. Pero puedes ir a Miranda y perder, y entonces, todo esto que hablamos se puede venir abajo».

Entre los equipos más en forma de la Liga Adelante, Braulio Vázquez destaca al Real Zaragoza, un conjunto «en una dinámica muy buena, seguro de lo que hace». «Y también al Lugo, al que he visto muy bien en los últimos partidos tras el cambio de entrenador».

La clave para cualquier escuadra a estas alturas pasa por encadenar una racha victoriosa. Yaguantar. «Afinales de mayo, habrá tres encuentros en una semana, nueve puntos en juego. Luego, solo quedará una jornada. Habrá equipos a los que se les haga largo el campeonato. Con tanta igualdad, se llevarán el gato al agua los que mejor lleguen al final. Veremos en qué punto nos encontramos nosotros. Es verdad que hemos estado mal y que ahora andamos mejor, pero sin más».