Real Valladolid
Una peligrosa salida de Munir en el derbi contra el Numancia. R. GÓMEZ
Una peligrosa salida de Munir en el derbi contra el Numancia. R. GÓMEZ

Malos duelos, los regionales

  • Solo una victoria, expulsiones y sanciones en los derbis que concluyen el domingo en Miranda

Lo aclara el diccionario de la RAE: ‘Encuentro, por lo común futbolístico, entre dos equipos cuyos seguidores mantienen constante rivalidad, casi siempre por motivos regionales o localistas’. Son los derbis, pero en Castilla y León, la rivalidad de los equipos que militan en la Liga Adelante de fútbol es anecdótica: si elegimos Valladolid como epicentro, hay más de doscientos kilómetros de media entre aficiones muy periféricas y que no habitan en el meollo de la discrepancia, asentada en las capitales de León o Burgos, históricas aspirantes a relevar a Pucela como centro político regional [Reyno de León o Caput Castellae].

Sin que se respire una rivalidad a flor de piel, el balance de los encuentros del Real Valladolid, esta temporada, con los otros tres equipos de la región que militan en Segunda no es positivo. Una victoria, tres empates y una derrota es un saldo cuando menos vulgar para el equipo históricamente más potente de los cuatro, serio aspirante, además, a volver a Primera.

El Real Valladolid, con casi doce mil socios y 42 temporadas en Primera, se enfrenta a equipos de localidades muy inferiores en población, con presupuestos más modestos y plantillas que teóricamente no alcanzan el nivel de la Pucelana, a la vista de sus respectivas trayectorias.

Pero el fútbol disimula fácilmente las diferencias. En la capital del Bierzo lo saben bien: la Liga daba sus primeros pasos cuando Yuri, un jugador que ya abandonó el equipo, le marcó tres goles al Pucela en el Toralín, el pasado 6 de septiembre, en la tercera jornada, e hizo tambalearse a Gaizka Garitano en el banquillo pucelano, que se cayó seis jornadas después. El segundo asalto, en Zorrilla, se saldó con un empate sin goles, por lo que un eventual empate en el desenlace de la Liga favorecería a la Ponferradina.

Contra el Numancia, un caos

El balance con los sorianos es engañoso. Los dos encuentros concluyeron con sendos empates a dos goles, lo que apuntrala la idea de que hubo espectáculo, aunque no el que se esperaba.

Los cuatro goles del encuentro en Los Pajaritos llegaron envueltos en polémica. El árbitro palentino Piñeiro Crespo protagonizó un festival de tarjetas que dejó al Real Valladolid con nueve jugadores sobre el terreno de juego, lo que propició un empate a dos goles, a pesar de que en el minuto 52 un tanto de Rodri había puesto el marcador en un 0-2 a favor de los pucelanos. Cinco tarjetas después (el Valladolid vio 9 en total, incluida la doble amarilla a Villar), dejaron el marcador con un empate a dos goles. Pero aún hubo más. A las suspensiones de partidos de los principales damnificados, Villar y Samuel, se sumó una sanción, posterior, al director deportivo del Real Valladolid, Braulio Vázquez, que tras el encuentro no pudo evitar un desahogo verbal que le costó 1.500 euros.

El segundo episodio del desencuentro pucelno-soriano se saldó con un nuevo empate a dos goles; menos tarjetas (dos para cada equipo) pero con dos posibles goles anulados al Real Valladolid. Y, además, con un nuevo expediente por las críticas tras el encuentro del presidente del Real Valladolid y de uno de sus delanteros, Roger, autor de los dos goles pucelanos que subieron al marcador.

El expediente abierto está pendiente de resolución, aunque el instructor ha vuelto proponer sendas multas de 1.500 euros para cada uno de los encausados.

El Mirandés, propicio

El más amable de los derbis disputados por el Real Valladolid ha sido el que le ha enfrentado al Mirandés, un equipo al que, sin embargo, nunca ha ganado el Real Valladolid en su feudo de Anduva.

En el Zorrilla, esta temporada, Miguel Ángel Portugal debutó como entrenador pucelano con una victoria por 2-1 frente al que fuera su equipo antes de aterrizar en el Real Madrid. Ha sido la única victoria del Pucela en los derbis regionales. Yde nuevo tiene la posibilidad de aprovechar su racha de victorias para conseguir, por primera vez en la Liga, sumar tres consecutivas y los puntos suficientes para colocarse en puestos de promoción a primera. Será el domingo, en Anduva.