Real Valladolid
Aficionados pucelanos, en el encuentro en Alcorcón donde se dejó sentir el apoyo blanquivioleta.
Aficionados pucelanos, en el encuentro en Alcorcón donde se dejó sentir el apoyo blanquivioleta. / RAMÓN GÓMEZ

Las peñas creen en el ascenso

  • Con 30 puntos en juego y a tres del 'play-off', la mayoría confía en subir a Primera

Si el Rugby llena el estadio Zorrilla, hasta reventar sus vetustas costuras, ¿Por qué no va a poder ascender a Primera el Real Valladolid –a tres puntos del ‘play-off– cuando aún hay treinta en juego?

Quienes representan a los 475 miembros de las distintas peñas federadas del Real Valladolid, reconocen que un aficionado de este rango cavila más con el corazón que con la cabeza y la pasión puede más que el realismo en sus conclusiones. Quizás por ello hay una cerrada unanimidad sobre el futuro blanquivioleta:hay elementos objetivos para la esperanza. El Real Valladolid puede jugar el año que viene contra el Barça, el Madrid, el Athletic o el Celta de Vigo, un modesto este último, cuya trayectoria en el presente campeonato le ha convertido referencia para muchos aficionados pucelanos. Por ejemplo para Óscar Bartolomé, presidente de la Peña de Valladolid en Madrid, quien se rinde a la evidencia de que el ascenso directo tiene pocas perspectivas de ser una realidad, tras el empate ‘in extremis’ del domingo, ante el Almería en Zorrilla. «Pero la promoción es factible», asegura. Los pucelanos en Madrid no tienen complejos, dice, cuando discuten sobre fútbol. «Ningún complejo, pero nos gustaría ser como el Celta, un modesto con una trayectoria extraordinaria que está buscando un lugar en las competiciones europeas». El Real Valladolid tendrá el sábado apoyo de los pucelanos de Madrid en Butarque, como lo tuvieron en Alcorcón, afirma Oscar Bartolomé.

«De la primera remesa de entradas bonificadas para el encuentro del sábado en Butarque, frente al Leganés, nuestra peña ha retirado ya 20 y habrá más con la nueva remesa». Recuerda además que el Real Valladolid se crece ante los rivales de mayor categoría, y más aún jugando fuera, «donde ha conseguido casi la mitad de los puntos».

Como la peña pucelana en Madrid, en la Marcos Fernández, que preside José Antonio Pérez, están convencidos de que hay motivos para creer en el ascenso. «Después del ridículo que hicimos con el Huesca en Zorrilla, llegó Oviedo, donde se demostró que hay equipo para ganar a cualquiera. Y en Leganés vamos a ganar», afirma afirma Pérez Peña.

Luis Rodríguez, de la Peña Mendilibar reconoce que algunos miembros empiezan a estar desesperanzados, «pero somos tercos, como el propio Mendilibar, y no hay que olvidar que estamos a tres puntos de la promoción. Vamos a apoyar hasta el final y algunos peñistas viajarán a Leganés», añade.

Grietas en la provincia

Miguel Ángel Repiso, presidente de la peña de San Miguel del Pino, una de las más recientes de la provincia, se desahogó apelando a la razón. «Después del partido ante el Almería, hay quien cree que esta temporada ya está terminada, que hay que empezar a preparar la próxima, aunque matemáticamente todo es posible. Las sensaciones, el juego y la actitud de algunos jugadores parecen indicar que no hay posibilidad de ascenso». Después apeló a los sentimientos. «Si te dejas llevar por el corazón, siempre piensas que el ascenso es posible». Repiso dice que los aficionados pucelanos, en los pueblos, lo tienen difícil. «Vamos al campo y a veces viajamos para apoyar al equipo, pero hay aficionados que no conocen a los jugadores, hay muchos de ida y vuelta y a veces no nos da tiempo a quedarnos ni con los nombres cuando se han marchado. Por eso jugadores como Rubio y también Óscar siguen siendo los grandes referentes».

Temas