Real Valladolid
Gaizka Toquero disputa el balón a Rubio en el encuentro de ida, en Zorrilla.
Gaizka Toquero disputa el balón a Rubio en el encuentro de ida, en Zorrilla. / G. VILLAMIL

El Alavés no recuerda cómo se gana en Mendizorroza

  • Cuando se enfrente al Pucela, se cumplirán trece jornadas desde que sumó tres puntos por última vez ante su afición

El cronómetro señalaba el minuto 57 del encuentro frente al Llagostera, en la jornada 24, que se jugaba un 7 de febrero, cuando Toquero –¡quién si no! recibió un pase de Juli y le ganó el mano a mano al cancerbero René. Aquel gol le dio la última victoria en casa a un Alavés que, no obstante, se mantiene en el segundo puesto de la clasificación, lo que supondría el ascenso directo a Primera División, a solo cuatro puntos del líder, el Leganés.

El domingo se cumplirán, por tanto, tres meses y un día –como si de una condena se tratara– desde que los de Bordalás consiguieron sumar por última vez tres puntos ante su afición. El Real Valladolid, experto en las dos últimas temporadas en aliviar la situación comprometida de algunos de sus rivales, tiene sin embargo la posibilidad de romper su mala racha, prolongando una jornada más el desencuentro alavesista con la victoria en Mendizorroza.

Goleador tímido

A pesar de una trayectoria muy solvente durante casi toda la temporada, el Alavés es un equipo discreto en ataque. Apenas 38 goles a favor, compensados, eso sí, por una eficaz defensa que solo ha fracasado en 31 ocasiones, tantas como goles ha encajado Fernando Pacheco en los 35 encuentros en los que ha defendido la portería alavesista. Solo el Leganés (29) y el Girona (26) tienen menos goles en contra.

El Real Valladolid ha demostrado ser más eficaz que su rival del domingo frente a las porterías rivales (41 goles), aunque las últimas 6 jornadas, en las que ha encajado 13 goles, han emborronado su saldo en contra (42).

No obstante, al margen de la mala racha heredada por Alberto López, el Alavés ya demostró en la primera parte del campeonato su superioridad sobre el Real Valladolid. El pasado mes de diciembre, en la 16ª jornada llegó a Zorrilla para llevarse los tres puntos de aquella jornada con goles de Dani Pacheco, a los siete minutos del encuentro, y de Kiko Femenía, cuando faltaban poco más de veinte minutos para que finalizara aquel encuentro en el que la superioridad de los de Bordalás fue manifiesta. Solo Villar, al reincorporarse al terreno de juego tras el descanso, dio alguna esperanza a la afición pucelana con un gol que mantuvo el empate durante poco más de un cuarto de hora.

El Pucela jugará el domingo en Vitoria por vigésima vez en su historia, con un balance global de 7 victorias, 2 empates y 10 derrotas.

En Segunda División, los números del Pucela hablan de seis triunfos, un empate y 5 derrotas en las doce ocasiones en las que ha jugado en Mendizorroza.

Se da la circunstancia de que el Real Valladolid ha conseguido el triunfo en las últimas cinco ocasiones en las que ha visitado Vitoria en la categoría de plata, concretamente en las campañas 1978/1979 (1-2), 1979/1980 (0-5), 2004/2005 (2-4), 2006/2007 (1-2) y 2014/2015 (0-2).

En el encuentro de la pasada temporada, el conjunto de Rubi se impuso gracias a los goles de Roger, de penalti, y Jonathan Pereira.