Real Valladolid

liga adelante

El Real Valladolid se moviliza para sobrevivir

Varios seguidores muestran sus invitaciones para el Real Valladolid-Albacete, ayer, en la Tienda Oficial del Real Valladolid (Tienda Justo Muñoz).
Varios seguidores muestran sus invitaciones para el Real Valladolid-Albacete, ayer, en la Tienda Oficial del Real Valladolid (Tienda Justo Muñoz). / Ramón Gómez
  • El club blanquivioleta califica el choque ante el Albacete como «uno de los más importantes de toda su historia» y las peñas se prepararan para arropar al equipo con diversos actos

ElReal Valladolid se juega la vida, literalmente, el próximo sábado frente al Albacete (José Zorrilla, 19:00 horas). Una derrota ante el equipo castellano-manchego agravaría hasta límites insospechados la crisis blanquivioleta y podría reducir drásticamente la distancia con los puestos de descenso a Segunda División B. Si el Pucela cae al tercer escalafón del fútbol nacional, estaría condenado a la desaparición al no poder afrontar los pagos pactados con la Agencia Tributaria. «Creo que este es uno de los partidos más importantes de toda la historia del club», señala Jorge Santiago, director general del Real Valladolid. «El momento es muy delicado. Luchamos por la permanencia en Segunda, algo que nos puede parecer muy triste cuando empezamos la competición buscando el ascenso a Primera. Para lograrlo, un paso muy importante sería ganar al Albacete».

El choque adquiere una trascendencia fuera de toda duda. La afición ha sufrido el desencanto de una campaña nefasta, pero en Zorrilla esperan un último aliento desde la grada. «Creo que la mayor parte de los aficionados se va dando cuenta de la importancia de este partido. Es verdad que la gente está quemada porque las dos últimas temporadas han sido malas y esta, muy mala. Probablemente, hay muchas cosas que reprochar, pero creo que ahora no es el momento. Debemos sumar y lograr el objetivo entre todos. Yo quiero a mi equipo y quiero que mi equipo siga vivo. Para eso, debemos aparcar todo ese malestar que tenemos», prosigue Jorge Santiago.

Los peñistas del Real Valladolid saben que se encuentran en un momento clave para la subsistencia de una entidad fundada en 1928. «Nos jugamos casi 90 años de historia», apunta José Antonio Pérez, el presidente de la Federación de Peñas blanquivioleta. «Podemos quejarnos, gritar o lo que sea, pero cuando acabe la Liga. El sábado no. El sábado vamos a ir a animar. Seguro».

Hay varias iniciativas en marcha para estimular el ambiente. Por parte del Real Valladolid, ayer comenzó la retirada de dos invitaciones por abonado para tratar de que el estadio José Zorrilla presente la mejor entrada posible. «Entiendo que hay abonados a favor y en contra de que regalemos entradas, pero siempre decimos que cualquier promoción que hacemos desde el club está centrada en ellos y que son los abonados los que tienen la potestad de retirar esas invitaciones si quieren. No es obligatorio y no hay problema si hay personas que no desean sacarlas. En cambio, otros abonados se han dirigido al club para solicitarnos que sacáramos esta promoción. Quieren que haya más gente en el estadio porque así el objetivo se puede conseguir más fácilmente», explica Jorge Santiago.

La asistencia a Zorrilla se ha resentido durante la campaña, hasta marcar una cifra mínima de 7.803 en el último partido en casa frente al Lugo. Los seguidores acabaron hastiados con el juego del Real Valladolid y ni siquiera el empate de Roger en el 92 calmó las iras del público. La duda ahora estriba en saber si los seguidores serán capaces de dejar de lado su malestar y apoyarán al equipo. Las peñas lo intentarán con una batería de iniciativas que se anunciarán hoy. Entre otras cosas, habrá bebida gratis el sábado en las inmediaciones del estadio para todos los aficionados (abonados y no abonados), recibimiento al autocar del equipo con banderas, cánticos programados dentro del estadio y apoyo masivo de aficionados en la sesión del viernes si el entrenador, Alberto López, cambia el trabajo a puerta cerrada por una jornada de puertas abiertas, aprovechando el día festivo en Valladolid.

El hecho de que los partidos que deciden la Liga en Primera se disputen el sábado a las 17:00 horas puede condicionar la asistencia a Zorrilla, ya que el partido entre el Real Valladolid y el Albacete comenzará pocos minutos después del desenlace del título liguero. «Está claro que nos puede penalizar. Yo no habría puesto al Madrid y al Barça jugándose la Liga antes que nosotros, pero nos limitamos a jugar cuando nos dicen. Este es el horario que tenemos y en el que vamos a jugar», recalca Jorge Santiago.

La importancia de un partido que puede dañar de muerte al Real Valladolid si no logra ganarlo queda patente en las declaraciones que emanan desde el club. «El equipo lo está haciendo mal y la gente está decepcionada, pero yo lo comparo con una persona a la que quieres. Puedes discutir y apartarte un poco de ella. No la dejas de querer, pero te distancias», señala el director general blanquivioleta. «Bien, pues ahora es el momento de aparcar esas rencillas, esos resquemores. Yo quiero seguir enfadándome, criticando, apoyando y emocionándome con este club que lleva aquí desde 1928. Y lo quiero seguir haciendo muchos años».