Real Valladolid

liga adelante

Paco Herrera: «Creo que el Real Valladolid está salvado»

Paco Herrera, durante un partido con Las Palmas en Primera esta temporada.
Paco Herrera, durante un partido con Las Palmas en Primera esta temporada. / Kiko Huesca-EFE
  • El próximo técnico considera que los perseguidores pincharán y pide respeto para Alberto López

Paco Herrera (Barcelona, 1953) se ha encontrado en una situación que no desea:ya es conocido que existe un acuerdo para que convertirse en el próximo entrenador del Real Valladolid (lo adelantó la Cadena SER hace tres días) y que su contratación se rubricará una vez que el equipo blanquivioleta ate la permanencia y finalice la Liga Adelante. Sin embargo, él piensa en el trabajo de su colega Alberto López, actual técnico del Real Valladolid, y no quiere causar interferencias. «Yo no te voy a asegurar que lo que me has dicho sea así, que una vez que el Valladolid consiga la salvación automática, yo vaya a ser el entrenador», apunta con exquisita amabilidad. «No me gusta para nada que haya salido mi nombre cuando hay un entrenador. Quiero que exista un respeto hacia los técnicos, que es algo que uno también desea para sí mismo. Los entrenadores a veces somos unos maleducados y nos metemos a hablar de otras cosas cuando hay alguien que está ocupando el cargo. Yo tengo muchísimo respeto a eso».

Una vez hecha la aclaración, Paco Herrera no tiene inconveniente en responder a la cuestión que más atormenta estos días al club blanquivioleta y a todo su entorno:¿considera que existe un riesgo real de que el Real Valladolid descienda a Segunda B?

«Vamos a la pregunta. Yo creo que el Valladolid está salvado», dice riendo el entrenador barcelonés. «Creo que está salvado, sí, pero también entiendo que, cuando uno está dentro, hasta que no lo consigue definitivamente, nunca lanza las campanas al vuelo. Yasí debe ser. En cambio, los que estamos fuera tenemos desde lejos una perspectiva distinta y más optimista. A pesar de que los números aún no dicen al cien por cien que el Real Valladolid esté salvado y que no hay que confiarse, yo sí creo que es así».

¿Y por qué entiende Paco Herrera que la permanencia blanquivioleta ya está asegurada? Un solo punto bastará para que el Pucela alcance los 51 y espante las últimas preocupaciones, pero el técnico cree, además, que alguno de los perseguidores con más urgencias (Almería, Ponferradina, Mallorca...) acabará pinchando en las dos últimas jornadas. «No solamente hay que valorar lo que pueda hacer el Valladolid, sino lo que puedan hacer los otros y no veo a todos los equipos que están involucrados sumar los puntos necesarios», afirma.

Obsesión por el fútbol

Paco Herrera tiene ganas de volver a los banquillos y no ha dejado de observar todo lo que se mueve por el ‘planeta fútbol’. De alguna manera, el técnico ya ha comenzado a preparar la próxima campaña.

«Yo siempre estoy trabajando, no sé qué harán los demás entrenadores. Veo nuevos entrenamientos, nuevas ideas, nuevas cosas. Esta es mi pasión. Tengo dos cosas que están por encima de todo: una es la familia y otra, el trabajo. Y, a veces, la familia se ver perjudicada por el trabajo porque lo pongo por delante. Pero sí, siempre estoy viendo cosas nuevas, observando cómo juega este, como juega el otro... Muchas veces me planteo si soy excesivamente obsesivo», señala.

El nombre de Paco Herrera ya fue vinculado con un interés del Real Valladolid en el verano de 2010. Entonces, el entrenador acabó recalando en el banquillo del Celta, club con el que logró el ascenso a Primera en la campaña siguiente. Según explica ahora, no se trató de una negociación firme, sino de un contacto. «No, no estaba avanzado. Fue una situación que se planteó y que no tuvo más desenlace. No hubo ni siquiera una reunión. Hay que reconocer que se planteó más al nivel de una llamada de teléfono, pero se quedó ahí».

Las preguntas se agolpan en la agenda del periodista, pero Paco Herrera no quiere convertir la conversación con El Norte en una entrevista anticipada. «Creo que me estoy metiendo donde no debo, pero sí aprovecho para pedir respeto a la persona que ahora está trabajando. Te rogaría que lo pusieras. Si esto llega a buen puerto, no te preocupes que te contestaré a todo».

Paco Herrera lo plantea con cordialidad y el redactor le emplaza para una próxima cita cuando el Real Valladolid oficialice su contratación. El entrenador se despide con una frase:«Te aseguro que no está concretado, te lo aseguro».

Sus palabras tienen lógica. Aún quedan dos jornadas en la Segunda División yuna permanencia matemática por sellar. Aunque, desde la distancia, Paco Herrera lo ve más claro. Él no alberga dudas de dónde estará el Pucela la próxima campaña.