Real Valladolid
Borja Jiménez en un entrenamiento en los Anexos.RICARDO OTAZO
Borja Jiménez en un entrenamiento en los Anexos.RICARDO OTAZO

Borja Jiménez deja el banquillo del Promesas

  • El entrenador abulense, que mantuvo al Valladolid B en la categoría de plata, confirmará mañana su nuevo destino

Tomó las riendas del equipo en la décima jornada, debutando en el banquillo del Promesas en un encuentro frente al Racing de Santander en El Sardinero, donde perdió por 3-1. Borja Jiménez, (Ávila, 21-01-1985) se puso al frente del Valladolid B un 22 de octubre, cuando llegó al primer equipo Miguel Ángel Portugal, en sustitución de Gaizka Garitano. Rubén Albés, hasta ese momento míster del Promesas, ascendió como segundo de Portugal y Borja Jiménez, que entrenaba entonces al Cadete A fue propuesto para dirigir al Promesas. Y asumió el reto. 28 jornadas después, Borja Jiménez anuncia su marcha del club, tras concluir el campeonato en el 13º lugar de la clasificación, garantizando su permanencia en Segunda B una temporada más. Algo que consiguió a falta de dos jornadas, en las que cosechó sendas derrotas que no empañan una gran campaña.

El pasado viernes, el Promesas dio por concluida la temporada y la mayor parte de los jugadores iniciaron las vacaciones. Jose, Juliá, Ángel, Anuar y Julio son los únicos miembros del vestuario que siguen trabajando, en este caso a las órdenes de Alberto López, como eventuales refuerzos del primer equipo hasta que el próximo domingo, en Zorrilla, el Real Valladolid de por concluida la temporada frente al Mallorca.

Un pucelano más

Borja Jiménez, que hoy rehusó hablar de su próximo destino, que no confirmará hasta mañana, ya no es técnico del Real Valladolid. Asegura que su 'desconexión' con el Pucela se ha hecho de mutuo acuerdo que tenía algunas ofertas y debía concretarlas y que por eso ha puesto fin a su relación con el Real Valladolid.

"He terminado bien, contento, agradecido" aseguró esta mañana, cuando se conoció su baja. Y resumió de la mejor forma su paso por el Promesas y la asunción de un reto que superó con nota. "Soy un pucelano más", remató el abulense, que mañana dará a conocer su nuevo destino.