Real Valladolid
carlos Suárez, balance temporada
Carlos Suárez, en su despacho del club. / R. Gómez

real valladolid

«La continuidad de Rubio y de Óscar se sabrá esta semana»

  • El presidente y máximo accionista del Real Valladolid reconoce que será el entrenador quien decida la plantilla, pero no busca estrellas porque no quiere «acabar ‘estrellado’»

Disimula como puede el disgusto por la temporada, aunque enfatiza las valoraciones negativas para que a nadie se le escape que está resuelto a enmendar la deriva del equipo. «El balance no es negativo, ha sido desastroso». Y no se limita a echar balones fuera. También se incluye entre los culpables. «Más que gastar tanto dinero, igual lo que hay que hacer es correr más en el campo. O acertar en los despachos». Cree, en fin, que se ha precipitado, urgido por la posibilidad de liquidar la deuda:«Gastamos mucho el primer año porque, si hubiéramos subido, la próxima temporada la deuda estaría amortizada:los derechos de TV nos hubieran dejado 30 millones la pasada temporada y 42 la que vamos a empezar». Pero no escatima reproches:«El ridículo que hemos hecho esta temporada nos va a costar casi dos millones por no llegar al ‘play-off’. La bromita ha sido cara».

El entrenador, Alberto López, se va, Braulio sigue y Óscar, Villar, Rubio... ¿Cuántos se quedan?

Se sabrá al final de esta semana. Primero hay que presentar al entrenador y cuando el entrenador decida con quién quiere contar o a quién se le puede hacer una oferta de renovación habrá que ver qué dice el jugador, que también tienen algo que decir. Es prematuro hablar de ello. Antes tiene que venir un entrenador [Paco Herrera], escuchar sus propuestas y tener en cuenta la relación calidad precio de lo que propone. Esto reza también para Víctor Pérez y Diego Rubio, dos jugadores que pertenecen al club pero que tienen la opción de salir: es cuestión de que la ejecuten o no.

¿Rubio y Óscar tienen alguna posibilidad de seguir en el equipo?

Todos los jugadores que no hayan firmado por otro equipo y quieran continuar tendrán posibilidad de hacerlo.

¿No hay vetos?

¿Por qué se va a vetar a nadie?

Porque lo hubieran hecho manifiestamente mal.

Todos lo hemos hecho manifiestamente mal. Lo cual no quiere decir que las cosas no sean susceptibles de mejorar o que no haya calidad. Me preocupa más que tengamos un entrenador, que decida qué jugadores quiere, qué modelo de juego y cuál es la plantilla que quiere hacer.

¿También dependen del entrenador el calendario y pretemporada?

Del entrenador y de la secretaría técnica. Habrá pretemporada fuera, habrá partidos y una parte de la pretemporada aquí también. Ya hay algún partido cerrado que anunciaremos en su momento.

Los resultados dicen que el balance ha sido negativo. ¿Tiene decidido qué no se va a repetir de la pasada temporada?

El balance no ha sido negativo. Ha sido desastroso. No se va a repetir nada de lo que hemos hecho este año. Espero que nada. Porque ni siquiera hemos acabado dando una buena imagen en el último partido cuando, en teoría, ya no nos jugábamos nada. Y gracias a Dios que no nos jugábamos [casi] nada.

«Los que lo habéis visto, juzgad», dijo Alberto López sobre la posibilidad de que hubiera habido motivos extradeportivos en el último partido. ¿Cuál es su opinión?

No me gusta faltarle al respeto a la gente ni meterme en camisas de once varas, porque es jugar con su profesionalidad y, si no aciertas u opinas llevado por el sentimiento de impotencia del partido, igual causas perjuicios no deseados. A mí la imagen me pareció lamentable. Tenían que haber hecho más por la afición y para dejar mejor sabor de boca. Además de mala imagen, hemos permitido que un club que el año que viene tendrá un presupuesto altísimo sea rival nuestro; hemos tenido en nuestras manos la posibilidad de que no fuera nuestro competidor y no hemos tenido arrestos para hacerlo.

¿Los futbolistas han sabido siempre lo que se jugaba el club económicamente?

Lo han sabido en todo momento Han tenido colgado en su vestuario el importe que percibíamos en función de la clasificación que lográramos. Ellos se jugaban prestigio, jugar en Primera, contratos importantes... Subir dos puestos en la clasificación final, que es lo que podíamos haber conseguido ganando el sábado ante el Mallorca, hubiera supuesto 308.000 euros para el club, en lugar de 125.000 por el 16º puesto en la tabla. Jugar el ‘play-off’ hubiera reportado 1,8 millones de euros y un equipo como el nuestro, con uno de los seis presupuestos más grandes de la categoría, ha sido incapaz de llegar a la fase de ascenso.

¿Cómo ha recibido la noticia de que, en Primera, el Real Valladolid hubiera recibido 42 millones de euros por derechos de TV , frente a los 9 de media que tendrán los de Segunda?

La realidad es que los 9 serán para unos pocos; los demás nos moveremos entre 6 y 7. El ridículo que hemos hecho esta temporada nos va a penalizar. Solo por no llegar al ‘play-off’, serán casi dos millones menos. O sea, que la bromita ha salido un poco cara.

¿Qué ha llevado al club a esta situación?

El otro día, reflexionaba con un amigo sobre por qué, si teníamos tres años para ser más o menos competitivos, no tuve la misma paciencia que cuando compré el club y planifiqué con Djukic un ascenso a más largo plazo. Creo que yo mismo he sido el que ha generado esta sensación de tener que conseguirlo ya, con urgencia. El motivo: el ascenso el año pasado nos hubiera dado casi 30 millones de TV y 42 la temporada que vamos a empezar, lo que significaba que corriendo un poco de riesgo, con que te salvaras una temporada en Primera, en dos años cancelábamos el 100% de la deuda y a partir de ese momento, con todos los recursos que generamos, poniéndolos a disposición del club, podríamos tener unas cuentas de resultados muy buenas. Quizás no planificar a largo plazo, quizás ese buscar jugadores de más nombre para intentar conseguir en un año lo que debíamos haber hecho en tres nos ha llevado a cometer errores.

¿Tres temporadas en Segunda pueden terminar afectando a la estabilidad laboral de los trabajadores del club o a su salarios?

La estabilidad es la misma que si las cosas fueran bien. No tenemos pensado tocar el personal y la idea es que las personas que han pasado los momentos malos continúen. Cuando entramos en el concurso de acreedores reestructuramos algunas áreas que estaban sobredimensionadas, como el cuerpo médico, y se quitaron departamentos que no habían dado los resultado apetecidos. Yo, en principio, no temería nada.

¿La próxima temporada será un equipo más barato?

Hasta ahora hemos gastado más porque apostamos por subir el primer año en lugar de hacer un proyecto de tres años y haber dividido en ese periodo los recursos, porque a partir del cuarto año en Segunda, el repago de la deuda pasa de 2,2 millones al año a 4,4. Si en estos tres años, los recursos para hacer una plantilla sumaban 16 millones, en lugar de hacer plantillas de cinco y pico cada año nos hemos gastado todo lo que teníamos en la primera, todo lo que teníamos en la segunda y en la tercera vamos más penalizados. Evidentemente, el Valladolid va a bajar el coste de su plantilla. Inicialmente el coste de la campaña recién terminada está por debajo de los seis millones; el año que viene, por debajo de los cuatro. Pero el coste de la plantilla no es determinante porque hace tres años subió el Eibar con una plantilla de dos millones; hace dos subió el Sporting con gente en su mayoría de la cantera y este año han subido el Alavés, con un presupuesto parecido al nuestro y el Leganés, que tenía un 35% menos. Y los cuatro que están luchando en el ‘play-off’, excepto Osasuna, son equipos con menos presupuesto. Creo que lo que cuenta es la fortaleza mental, el sacrificio de los jugadores. El dinero es importante, pero no definitivo. Este año se ha demostrado. Los que nos hemos gastado un pasta lo hemos hecho nefasto –Zaragoza, Oviedo– y un equipo como el Alcorcón con menos presupuesto que nosotros estuvo durante 85 minutos en ‘play-off’. Igual lo que hay que hacer es correr más en el campo o acertar en los despachos.

¿El encargado de acertar va a ser, una temporada más, Braulio?

Si, y este año acertará del todo . No sé si subiremos, pero lo haremos mejor. Sin duda.

¿Tiene ya idea de cuál será el presupuesto total del club para la próxima temporada?

Al final va a andar en torno a los 9 millones de euros, frente a los 10 y pico de la pasada temporada.