Real Valladolid

real valladolid

Más allá de un simple lema blanquivioleta

Lema de la campaña del Real Valladolid para la actual campaña de abonados.
Lema de la campaña del Real Valladolid para la actual campaña de abonados. / El Norte
  • La imagen de la campaña de abonados del Real Valladolid, decidida en octubre de 2015, se enmarca dentro de un proyecto a medio plazo que busca acercar el club a su masa social

El Real Valladolid decidió el pasado mes de octubre de 2015 por dónde transitaría su actual campaña de abonados. Eligió el lema ‘Más blanquivioleta que nunca’ y acordó que lo emplearía como banderín de enganche en el verano de 2016, independientemente de que el equipo lograse el ascenso a Primera o no. El fiasco liguero en Segunda no varió los planes: se mantuvo la frase, el color morado dejó paso al emblemático violeta en la imagen corporativa del club (incluida la web y, previsiblemente, en las nuevas camisetas de Hummel que se presentarán este viernes) y comenzó a ponerse en práctica una hoja de ruta gestada muchos meses antes.

En julio de 2014, el presidente del Real Valladolid, Carlos Suárez y el director deportivo blanquivioleta, Braulio Vázquez intervinieron en el I Encuentro con la Afición. La charla-coloquio tuvo lugar en la sala de prensa del estadio José Zorrilla y se repitió, con diferentes participantes, durante los meses siguientes. Suárez anotó las sugerencias más repetidas en las reuniones. Entre otras: acercar el Real Valladolid a la ciudad, volver a los valores previos a la conversión de los clubes en sociedades anónimas deportivas, contar más con los canteranos, recuperar al color violeta en las equipaciones de juego. El presidente subrayó las ideas y, tras la campaña de abonados del año 2015 (‘Todos nos caemos, solo algunos se levantan. ¡Arriba Pucela!’), marcó a los diferentes departamentos del club una línea de trabajo a medio plazo para que las propuestas empezaran a fructificar.

El propio Carlos Suárez desveló la primera piedra del nuevo proyecto el pasado 28 de junio durante la presentación de la nueva campaña de abonos. «Nuestra gente nos reclamaba algo diferente. Intentaremos ser ese Real Valladolid que unía a la gente, con el que existía una comunión», apuntó el presidente.

Los símbolos utilizados devolvieron una imagen con aroma a los felices años ochenta, los días del título de la Copa de la Liga, el subcampeonato de la Copa del Rey y la participación por primera vez en la Copa de la UEFAy en la Recopa de Europa. Reapareció el viejo escudo del Real Valladolid Deportivo en los carteles. La web oficial y todas las imágenes del club en diferentes canales abandonaron el morado para teñirse del demandado violeta (un morado más claro para los que no capten bien el matiz). Además, Suárez anunció que la presentación de las nuevas camisetas se desarrollaría en la Plaza de Toros (que remite al primer estadio histórico). Allí se anticipa una equipación «más blanquivioleta que nunca», con énfasis en el color más representativo del Pucela.

Pero el proceso de metamorfosis en el que anda inmerso el Real Valladolid no finalizará con el lema de la actual campaña de abonados y el estreno de las nuevas indumentarias, de las que se espera una gran acogida. Ya hay fijadas otras acciones a lo largo de 2016 y 2017 encaminadas a mejorar todo lo posible la relación entre el club y sus seguidores. Lo resumen en Zorrilla:«No es un evento, ni dos, ni un folleto, ni una camiseta. Es el camino que Carlos Suárez ha decidido tomar, asesorado por la afición, y en el que todos estamos trabajando».