Real Valladolid
Rennella.
Rennella.

La marcha de Rennella acerca ‘la guinda’ que pide Herrera para el ataque

  • El franco-italiano es ya jugador del Miami FC, cedido por el Real Valladolid, que ultima la llegada de un delantero para el nuevo proyecto

El delantero Enzo Rennella (Saint-Paul, Francia, 08-10-1988) jugará cedido en el Miami FC hasta diciembre de 2017, según el acuerdo alcanzado entre el Real Valladolid y el equipo de la North American Soccer League (NASL) y que contempla una opción de compra para el equipo de Florida, obligatoria en el caso de que se cumplan los objetivos deportivos previstos en el contrato de cesión.

El delantero franco-italiano llegó a Valladolid procedente del Real Betis el pasado mes de enero, en el mercado invernal de la pasada campaña, en la que anotó 3 goles en 14 partidos.

La salida oficial de Rennella, que no participó en el ‘stage’ de Melgaço en Portugal, oficialmente con permiso del club para gestionar cambio de equipo, resuelve un par de problemas al nuevo entrenador. Por una parte, coloca lejos de Zorrilla a un futbolista con el que no contaba y, al mismo tiempo, ahorra recursos para que el director deportivo los sume a la dote del que previsiblemente será ‘la guinda’ del nuevo proyecto deportivo del Real Valladolid. Un delantero que colme las expectativas del míster barcelonés que el miércoles, tras la victoria de su equipo ante el Paços de Ferreira, que puso fin a la concentración veraniega, insistió en que a su equipo, lo único que le falta el una ‘guinda’ en el ataque.

«Nos puede faltar algo que debe estar del centro del campo hacia arriba, pero lo que sí es cierto es que vamos a llegar a tiempo para competir el primer partido [frente al Oviedo, el domingo, 21, a partir de las 22:30 horas en Zorrilla] sin que pueda presentar una sola queja; mejor, sin que yo pueda tener una sola excusa. Yo no voy a tener una sola excusa para decir que este equipo no está para competir y para ganar».

Era la forma que tenía Herrera de celebrar no solo la victoria ante un equipo de la Primera División portuguesa, sino la convicción de que en unas pocas semanas ha logrado que Braulio Vázquez reúna a un grupo de talentosos jóvenes jugadores para su nuevo proyecto. Y, aunque satisfecho, no duda en proclamar que tiene casi resuelto el puzle de la zaga y el medio del campo, donde su único problema es decidir quién es el mejor entre los buenos.

«El problema es que en algunas posiciones puede haber una lucha fantástica por un puesto. Puedo tener claro que Lucho (Luciano Balbi) tiene que jugar de lateral izquierdo, pero es que también tengo claro que Ángel puede ser el lateral izquierdo. Es algo que me preocupa de manera positiva, el tener que elegir entre dos jugadores en algunas posiciones que nos van a dar mucho».

Solo un delantero

Insistió Herrera en que tiene recursos suficientes tanto en la zaga como en el medio del campo.

«La parte de atrás y el centro del campo que tenemos para mí es... ¿En Segunda División? Es para enmarcar. Es para estar muy felices, con gente muy joven». Yrespondió sin dudarlo y, concierto regocijo, a la pregunta sobre si están cerrados los fichajes en esas demarcaciones. «Si, sí, sí, sin duda». Era una forma de decir que lo único que espera ahora del director deportivo es un atacante que propicie alternativas a las características de Iban Salvador, Mata o Villar, además de los canteranos.

Herrera, que permitió participar en el encuentro frente al Paços al central Lichnovsky, llegado a la concentración solo 24 horas antes, reconoció que el defensa chileno no está al cien por cien. «Yo diría que está al 50%-60% porque los jugadores que están en su situación (cedido por el Oporto al Sporting de Gijón donde solo jugó dos partidos la pasada temporada) lógicamente tienen menos entrenamientos, han entrenado menos y con el segundo equipo. Estaba cansado y por eso hemos pensado que tenía bastante con veinte minutos, pero le he visto bien. Muy, muy integrado en su segundo día. Muy cercano y creo que es un jugador que va a aportar mucho al equipo».

Cuatro de la cantera, al primer equipo

Álex Pérez, Mario Gómez, Calero... fueron algunos de los nombres que mencionó Paco Herrera tras el último amistoso cuando hacía referencia a sus buenas sensaciones, en este caso, a las que le transmitían los canteranos, que sumaban ocho en la concentración de Melgaço. Respondió de forma enigmática a la pregunta sobre la ausencia de Mario Gómez y Calero en la convocatoria frente al Paços.

«Tengo que hablar con ellos para que se enteren los primeros. En cuanto lo sepan ellos, lo sabréis. Estoy encantado con los dos. Creo que tenemos un futbolista de Valladolid que es Calero, que es muy bueno. Puede ser un muy buen central; trabajando mucho puede ser un jugador importante.

Álex, informe positivo

Otro de los nombres que mencionó el entrenador fue el de Álex Pérez. «Se que está en duda si se va a quedar con nosotros o no, pero mi informe será positivo, porque nos daría en algunos partidos muchísimo juego aéreo, que lo necesitamos. Entre él y Lichnovsky tenemos un fútbol distinto al que podemos tener con Guitián y con Rafa: salir de otra manera y tener otras posibilidades».

Tras las dos jornadas de descanso el grupo de jugadores que entrenan con el primer equipo se reducirá. «Sabremos con quiénes nos vamos a quedar en el primer equipo y los demás irán alternando, pero por lo menos cuatro se van a quedar con nosotros, porque se lo merecen y tengo confianza en que lo van a hacer bien», dijo Herrera.

Temas