Real Valladolid
Sergio Marcos, sancionado, no debutará en lla Liga, renteal Oviedo.
Sergio Marcos, sancionado, no debutará en lla Liga, renteal Oviedo. / GABRIEL VILLAMIL

Herrera apura la búsqueda «del segundo, del metro que faltan»

  • El Pucela inicia hoy la preparación de un debut en Liga limitado por dos sancionados y un lesionado

A las 10:00 de la mañana, en los Anexos, se ha citado Herrera con sus jugadores para iniciar la primera de las seis sesiones de trabajo tras las que, el domingo, 21, a partir de las 22:30 en Zorrilla, el Real Valladolid debutará en el campeonato de Liga frente al Oviedo. El mismo rival con el que hace una semana perdieron un trofeo en Luarca. Pero ahora se trata de la Liga y en casa, después de un test no menos importante como fue el del sábado, frente al Alavés de Primera, en el que el Real Valladolid logró quedarse con el trofeo que lleva su nombre, tras un encuentro en el que acertó a asentar su juego en la segunda parte. Yese fue uno de los detalles esperanzadores de un Pucela que en los partidos de pretemporada se había acostumbrado a salir en tromba y rematar deficientemente los encuentros en segundas partes que dejaban mucho que desear. Y no solo por los cambios. Herrera lo definió con acierto tras el encuentro disputado con el Lugo en Tordesillas.

«Perseguíamos sombras», describía el entrenador barcelonés el juego de sus pupilos cuando, habitualmente en las segundas partes, perdían la posesión y se volvían locos detrás de los rivales, buscando la pelota. «El equipo ahora está aposentándose. Empezamos a saber estar por detrás sin agobios cuando les toca a ellos tener la pelota».

Además de ensamblar un equipo totalmente renovado, con al menos 15 caras nuevas en el primer vestuario, Herrera fue dejando su filosofía en píldoras tras los partidos. Y definiendo el momento en el que se encontraba el equipo y sus incorporaciones.

Busca tiempo

El míster del Pucela no es amigo de las excusas pero, tras poco más del mes que ha tenido para rehacer el equipo, ya ha tenido la oportunidad de lamentar la necesidad de un par de semanas más para ‘engranarlo’ y conseguir la puesta a punto de los últimos fichajes.

Tras el encuentro frente al Lugo en Tordesillas, en referencia a Igor Lichnovsky, que se había incorporado el penúltimo día de la concentración en Melgaço y que debutó al día siguiente, frente al Paços de Ferreira, definió lo que puede ser esta última semana previa al inicio del campeonato de Liga. «La búsqueda de ese segundo, de ese metro que nos falta». Se refería entonces el entrenador a lo que le faltaba al central: «ese pequeño ritmo que le puede faltar, ese metro, ese segundo, tiene que recuperarlo en esas dos semanas», dijo entonces.

Lo que le puede faltar también al ataque, al parecer sin refuerzo final, del Pucela es lo que en las próximas siete sesiones debe tratar de encontrarlo Herrera para sus pupilos. Aquellas cosas que «veo que se tienen que producir y, al final, no se plasman en el campo», explicaba Herrera, dando a entender que el equipo sabe lo que quiere hacer pero aún no consigue llevarlo a cabo.

En todo caso, la pretemporada ha llegado a su final con algunas certezas:Jose es, según el entrenador, miembro de la primera plantilla. «No debe tener ninguna duda», dijo Herrera. De hecho, en el encuentro del sábado se convirtió en el revulsivo que necesitaba el Real Valladolid frente al Alavés. Su salida tras el descanso cambió el panorama y las expectativas del partido. Se mostró incisivo, tiró a puerta, activó a Mata... Otra de las cosas que tiene claras Herrera es que a los veintiuno del primer equipo, además de Jose, se sumarán eventualmente los canteranos Anuar y Renzo Zambrano, aunque estos dos podrían alternar con el Promesas en función de las necesidades. Algo que quedó plasmado este fin de semana. Zambrano jugó en el trofeo Ciudad de Valladolid, el sábado, en el que Anuar no jugó ni un solo minuto, lo que le permitió formar en la alineación del Promesas frente al Real Madrid Castilla del domingo, en Valdevebas, encuentro que ganaron los de Rubén Albés por 0-2.

Y un rombo de tres

Hay una tercera cosa clara, aunque su formulación no es muy ortodoxa: «Vamos a jugar con cuatro defensas, un mediocentro, un rombo de tres? y dos delanteros. Es la idea, pero el dibujo lo puedo cambiar, puedo introducir matices. Jugar con tres mediocentros y tres adelante, con dos puntas...»

Cuando Herrera formuló ante los periodistas el dibujo básico del Real Valladolid sobre el campo aún tenía esperanzas de conseguir un delantero más, un ‘9’, un físico que aumentara las opciones. Por el momento parece que tendrá que adaptarse a lo que tiene, a pesar de que Rennella y es historia del Real Valladolid.

Jordán baja; Villar, duda

A las dos bajas por sanción –Sergio Marcos no podrá jugar los dos primeros encuentros de Liga y Balbi tampoco podrá jugar en el debut por el mismo motivo, se ha sumado la baja del mediocentro Joan Jordán, que sufre una rotura de fibras en el semitendinoso del muslo derecho, a nivel del tercio medio distal; lesión de Grado 2 que le obligará a estar apartado de los terrenos de juego durante unas tres semanas.

El medio centro catalán abandonó la sesión de entrenamiento del jueves con molestias, que no se correspondían con las habituales sobrecargas veraniegas. Las pruebas diagnósticas revelaron el alcance exacto de esta lesión, la primera de importancia desde que hace un mes comenzaron los entrenamientos del primer equipo. Villar también sufrió un golpe que le obligó a visitar al fisio aunque en principio volverá a entrenar con normalidad.