Real Valladolid

El Real Valladolid suma tres puntos ante otro candidato al ascenso

vídeo

Partido del Real Valladolid ante el Girona / Gabriel Villamil

  • Gana al Girona por 2-1, con goles de Lichnovski y Mata y suma 7 puntos en tres jornadas, con una notable mejoría de su línea ofensiva

Un punto de suerte en el primer gol, de Lichnovsky -un central que había acudido al área visitante para aprovechar su altura y su salto en un córner y decidió seguir frente a René porque la jugada se prolongó- y unos delanteros que se destaparon finalmente en Zorrilla durante unos minutos excelsos en el primer tiempo hicieron vibrar la grada de Zorrilla como hacía tiempo que no ocurría. De hecho, la reacción no fue tan grande porque el asunto le pilló a la mayoría desprevenido. Hacia tiempo que no se veían cosas tan buenas y tan continuadas sobre el césped pucelano.

Al filo del descanso, cuando el Real Valladolid ya ganaba por 2-0 al hasta entonces equipo más goleador del campeonato, algo no menos sorprendente, se desató la tormenta en torno al área visitante. La línea ofensiva pucelana desautorizó entre le minuto 37 y el 41 a quienes todavía creían que el Pucela actual no tiene delantera. Primero Jose, con un magistral pase a Mata, que no llegó a rematar por centímetros; después fue Álex López quien tuvo una ocasión de oro. Un minuto más tarde fue de nuevo Jose quien lo intentó mientras Juanpe tiraba a Mata frente al área, fuera según el colegiado, que no consideró siquiera la posibilidad de pitar otro penalti y, finalmente, Iban Salvador, que lanzó una falta envenenada parada in extremis por René. El Real Valladolid secundaba la opinión de su entrenador que afirmaba que, además de defensa, el Valladolid ya tenía delantera.

Pero había que sufrir. Esa es una de las características a las que el Real Valladolid no ha renunciado, de modo que la segunda parte, en la que los de Paco Herrera demostraron que han mejorado ostensiblemente, un gol de Borja García en el minuto 60 convirtió la última media hora en un viacrucis en plenas fiestas de San Lorenzo. Michel y Alex López y el propio Mata tuvieron ocasiones para rematar el partido pero el Girona, acostumbrado a remontar resultados más abultados no renuncio hasta el minuto 93 a llevarse, al menos, un punto. El Pucela, al final, regaló a su afición otros tres puntos, y van 7 en tres jornadas a su afición en plenas fiestas.