Real Valladolid
Michel supera a su marcador en el salto.
Michel supera a su marcador en el salto. / LOF

«Todos son del primer equipo»

  • El éxito de los suplentes en Copa refuerza la convicción de Paco Herrera sobre la solidez de la plantilla

¿Mérito propio o demérito del Zaragoza? Herrera recogió la pregunta y, con el éxito del encuentro todavía humeante hizo un ejercicio de objetividad para huir del triunfalismo. «Una mezcla de las dos cosas. El 50% de las ocasiones de gol vienen precedidas de un error del adversario. Nos pasa a todos; la mitad de las veces son errores y la mitad, aciertos. Lo que sí es cierto es que en la primera parte fuimos mejores y en la segunda, lo fue el Zaragoza».

Pero además de pasar de ronda en el campeonato de Copa, Herrera buscaba en su primer enfrentamiento otro objetivo: dar minutos de juego a los futbolistas que no han tenido cabida en el equipo hasta ahora y probarlos en competición para saber si son aptos para el primer equipo en el campeonato de Liga. De modo que era obligatorio pedir un balance, que no rehuyó, con un aprobado general.

«Sergio nos da la vida»

«Todos se han ganado un puesto en el primer equipo. Pero no por el partido de Zaragoza, sino por lo que vengo viendo. Sabéis que Sergio Marcos llegó al equipo con dos semanas de sanción, por lo que no pudo jugar hasta la semana pasada, pero nos da la vida cuando tiene la pelota. Cuando él coge el balón se hace la luz. Puede ser bajito, pequeño, pero juega muy bien al fútbol. De modo que siempre tienes que contar con él. Me han gustado mucho Markel y Guitián, que se ha tirado mucho tiempo sin jugar por la lesión y también me ha gustado su trabajo. Igual que Ángel. Ya lo he comentado alguna vez: tengo un equipo muy bonito y muy joven, un equipo que está mejorando día a día y que sé que va a funcionar. Todos se han ganado la posibilidad de jugar en el primer equipo, a todos los tengo presentes; si no, no hubieran jugado».

Ningún partido limpio

Herrera improvisó tras la victoria en el encuentro de Copa frente al Zaragoza, ya en la madrugada de ayer, una serie de conclusiones que incluían algunos lunares en el equipo. «Lo que es cierto es que algunos jugadores nuestros tienen muy pocos entrenamientos, como es el caso de Raúl y alguno más y que no hemos hecho ningún partido limpio todavía, como para poder decir que hemos jugado fenomenal, hemos ganado y no hemos sufrido. En todos los encuentros hemos sufrido y será porque la Segunda División es así. Pudimos haber enlazado un tres cero y todo hubiera sido diferente pero el Zaragoza, a medida que tiraba gente hacía arriba, nos complicaba más. Yentonces Raúl y Guzmán no podían más; no habían jugado antes ni un minuto de competición. Sergio tampoco podía más... Era difícil seguir jugando teniendo tres o cuatro jugadores en el campo a los que ya no les llegaban las fuerzas».

Herrera ha afirmado en muchas ocasiones que no quiere disculpas si las cosas no salen bien, pero en la madrugada de ayer apeló al lastre que supone la llegada de algunos jugadores iniciada ya la competición. A pesar de las duras sesiones de trabajo a las que les somete.

El disparate de los horarios

Agradeció sobremanera el míster barcelonés del Pucela la pregunta de un periodista local sobre el absurdo de algunos horarios como el del encuentro ante el Zaragoza.

«Estoy absolutamente de acuerdo, –dijo ante la sugerencia de que la hora era un disparate–. Nosotros hemos empezado un partido de liga a las 22:30 h. Empezamos un día y terminamos al siguiente. Creo que no es bueno para nadie. Era el primer partido de Liga en el que se podían haber desplazado cuatro mil personas desde Oviedo y no vinieron. Es un flaco favor que le hacemos al fútbol. A las diez de la noche la mitad e la gente que quiere venir a ver a su equipo, al Zaragoza, tiene que trabajar mañana. Es algo complicado, entiendo que es una cuestión económica...». Herrera destacó por ello la respuesta que dio el público de Zaragoza en La Romareda. «Me lo había anotado como algo a recordar para comentarlo. Ya me pasó hace dos temporadas. Me encanta ver a la Romareda apoyando a su equipo, me encanta ver a la afición del Real Zaragoza empujando».

Finalmente, Paco Herrera hizo algunas consideraciones sobre jugadores que están en proceso de maduración, a los que dedica mucho tiempo y que respondieron como esperaba en el partido de Copa.

«Al lateral Markel lo estoy machacando; es un chaval joven que tiene que aprender porque para mí, venía con algunos lunares y le estoy pidiendo paciencia [como reserva]. El martes lo volví a machacar y el miércoles hizo un partido fantástico. Estoy muy contento de su progresión porque es muy joven y me quedo más tranquilo. Ahora Javi Moyano está jugando muy bien pero con el Markel que estoy viendo sé que tenemos dos laterales magníficos».

Concluyó Herrera su valoración del test copero manifestando su alivio por que no se produjera el empate. «Si nos hubieran hecho un gol hubiéramos tenido que jugar treinta minutos más, y no era bueno para nadie», afirmó.