Real Valladolid
Iban Salvador, Álex López, en el suelo, y Moyano reflejan la decepción por la derrota en el Heliodoro Rodríguez López.
Iban Salvador, Álex López, en el suelo, y Moyano reflejan la decepción por la derrota en el Heliodoro Rodríguez López. / lof

Una semana para espantar dudas

  • La plantilla blanquivioleta apuesta por mantener la cabeza alta y corrregir los errores que lastraron al equipo en Tenerife

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

¡Moda para hombre y mujer a precios inmejorables!

Hasta 90%

La marca Denim italiana de moda

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda infantil con sus personajes favoritos

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

La mejor selección de productos para mantener tu hogar organizado

Hasta 70%

Joyería y relojería de tus marcas favoritas

Hasta 70%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Llegó la primera derrota de la temporada y la plantilla del Real Valladolid se prepara para corregir errores. No es algo nuevo: después de cada encuentro, Paco Herrera analiza con sus jugadores fallos y aciertos, pero tras el 1-0 cosechado ante el Tenerife se incrementa la necesidad de espantar las dudas que puedan aparecer en el vestuario pucelano.

«¿Dudas? Este partido nunca puede generar dudas», dice el centrocampista Álex López. «La derrota siempre es algo posible y, en este caso, hicimos un buen trabajo durante la primera parte en Tenerife, en la que tuvimos dos o tres ocasiones claras para ponernos por delante. Luego, al final de la primera parte, recibimos un gol de estrategia en el último segundo y eso siempre te deja un poquito tocado», añade el mediocentro.

El Real Valladolid ha vivido las tres primeras jornadas de Liga (y la primera ronda copera) con el viento a favor. Ahora, sin embargo, debe saber gestionar la primera derrota tras la cuarta fecha del calendario. «No pasa nada. Es un resultado negativo y sabíamos que podía llegar», apunta el lateral Javi Moyano. «Confío en que el equipo tenga capacidad de reacción. Lo demostramos durante la segunda parte ante el Tenerife. Fuimos a por el partido, quizá con más corazón que cabeza. No tuvimos el acierto de otras ocasiones, pero estoy seguro de que aprovecharemos la oportunidad del próximo fin de semana en casa. No tengo ninguna duda».

Pero, ¿qué debe corregir el Real Valladolid? El entrenador blanquivioleta, Paco Herrera, detectó el sábado en el Heliodoro Rodríguez López a un equipo impreciso en el pase hacia adelante e «incapaz de tener el balón con sentido». El vestuario comparte el diagnóstico del técnico.

«Nos faltó profundidad en la segunda parte», analiza Álex López. «Tuvimos la pelota, pero debemos hacer más daño cuando llegamos al último cuarto del campo. Creo que el equipo ha de generar más ocasiones, aunque también es verdad que teníamos un rival enfrente que se defendió bien, tapó los huecos y achicó los balones que le llegaban. Debemos corregir pequeños errores, pero para eso está el día a día. Este resultado no puede mermar nuestra confianza. Somos un gran equipo y debemos preparar ya el siguiente partido con la cabeza alta».

La culminación de las jugadas bien trenzadas con disparos a puerta es uno de los asuntos pendientes, quizá el más importante del Real Valladolid actualmente, pero el vestuario observó también cierta lentitud en la circulación el pasado sábado. El equipo de Paco Herrera se distingue por mover el balón a una velocidad rápida, pero en el césped del Heliodoro Rodríguez López solo pudo hacerlo durante los primeros 20 minutos. Luego, se frenó.

«No conseguimos tener ritmo porque no logramos imprimir al balón la velocidad que solemos darle. Nos costaba hacer las transiciones, íbamos lentos y dábamos demasiados toques para hilvanar una jugada. En este caso, sabíamos que podría ser así por las condiciones: hacía mucho calor y el campo se iba a secar rápidamente. Teníamos claro que si se nos escapaba el partido sería en una jugada a balón parado», desgrana Javi Moyano, uno de los capitanes de la plantilla, quien, no obstante, considera que el Real Valladolid mereció ganar en Tenerife: «A mi entender, el 1-0 no fue un resultado justo. Quitando las contras que nos crearon cuando buscábamos el empate, nosotros tuvimos más ocasiones claras, pero no estuvimos acertados como otras veces y eso nos costó los tres puntos».

Un equipo nuevo

Su compañero Álex López indica además que la plantilla aún se encuentra en proceso de asimilación, especialmente tras la llegada tardía de futbolistas como Raúl de Tomás o Dejan Drazic, que aún deben asentarse en su nuevo destino. «Somos un equipo muy nuevo. En Tenerife salieron desde el banquillo dos compañeros nuevos que llegaron el último día de mercado. Creo que nos van a ayudar muchísimo durante la temporada. Poco a poco, se van adaptando al equipo y conociendo a los compañeros. Al final, eso es muy importante: encontrar ese ‘feeling’ con el equipo dentro del campo. Nos ayudarán, pero hay que darles tiempo porque acaban de llegar».

Álex López también se mira a sí mismo y se ve lejos del nivel que puede ofrecer. Aunque admite que físicamente cada vez se encuentra mejor, dice estar «satisfecho a medias» con su rendimiento. «Soy una persona muy exigente y creo que puedo dar muchísimo más. Como el resto del equipo, trabajo cada día para mejorar y tratar de ofrecer más en cada partido. En mi caso, cambió un poco mi posición: ahora juego más arriba y, aunque me siento cómodo en las dos demarcaciones, más adelantado puedo aprovechar una de mis virtudes, que siempre fue la llegada. En cualquier caso, juegue donde juegue, intentaré ayudar al equipo».

Uno de esos acercamientos al área contraria pudo resultar determinante si el colegiado Arcediano Monescillo hubiese sancionado con roja directa, en lugar de amarilla, la falta del central Jorge Sáenz cuando Álex López se disponía a encarar a Dani Hernández. El mediocentro blanquivioleta también pensó que el castigo sería mayor. «El árbitro nos comentó que él creía que no llegaría al balón, pero nosotros le dijimos que no lo podía saber. Era el último hombre, sacó el codo... Con el reglamento en la mano, debería ser expulsión, pero ya sabemos cómo funciona el fútbol: unas veces te dan, otras te quitan. Aquí no nos benefició, pero no debemos escudarnos en esto. Tenemos una semana por delante para trabajar, corregir errores y pensar en el próximo partido».