Real Valladolid
Iban Salvador pelea un balón con Borja y Aday, del Girona.
Iban Salvador pelea un balón con Borja y Aday, del Girona. / G. VILLAMIL

«Tengo que mejorar algunas cosas sobre mi conflictividad»

  • El delantero barcelonés Iban Salvador admite sus rifirrafes y su falta de gol, hace propósito de enmienda y dice no saber nada sobre su titularidad

Hasta la grafía de su nombre es rompedora. Con 'b' y sin tilde. Y en el campo no se anda con chiquitas, busca el balón y el espacio sin concesiones a la buena educación. Lo malo es que las defensas lo saben y le buscan las cosquillas. Da pero cobra mucho más. Hasta el punto de que Paco Herrera, el entrenador, ha tenido que saltar al campo en alguna ocasión para echarle un capote, porque a veces le masacran. Pero su entrega es tal que disimula algunas de las carencias de las que él mismo es consciente y trata de subsanar, a las órdenes de Herrera. Y de algunos jugadores 'veteranos' que le tutelan, como Moyano, Villar o el propio Rafa.

Tras el último entrenamiento antes del encuentro con el UCAM compareció en rueda de prensa para y fue tan directo ante las preguntas de los periodistas como lo es en el campo frente a los defensas.

«En mi presentación ya me preguntasteis sobre la competencia para la titularidad y comenté que cuantos más seamos, más competencia y si se complica, mientras sea para bien, encantado de estar, aunque sea en el banquillo. Con que el equipo rinda...»

Iban Salvador comentó que su experiencia en Segunda ha sido buena y no adornó la respuesta sobre su reticencia con el gol en Liga.

¿Qué te falta?, le preguntaron.

Y contesto, contundente. «Gol»

Admitió su falta de suerte en el área pero aprovechó para rebajar su perfil de conflictivo. «Al final, cero goles, cero amarillas, (ríe). Tengo que mejorar en goles y sobre lo ser conflictivo, sé que aún tengo que mejorar algunas cosas y, bueno, poco a poco se van puliendo algunos detalles».

Sobre el hecho de que fuera el único titular que jugó el amistoso de Aranda, el miércoles, no se pronunció si esa circunstancia le resta posibilidades de jugar el sábado. «No sé si eso significa que voy a ser suplente o no, no tengo ni idea».

Iban Salvadores optimista, incluso tras la derrota, como ocurrió en Tenerife. «De las derrotas se aprende y hemos visto que así no podemos jugar más partidos. Desde el primer entrenamiento hemos decidido que es semana nueva y esta semana toca ganar».

Desveló también que hay veteranos que le ayudan. «Desde el primer día, Moyano me dijo que me iba a poner recto, que me iba a ayudar y Juan Villar y Rafa, también».

Temas