Real Valladolid

Un Huesca vulnerable llega a Zorrilla

Juan Antonio Anquela, en una de sus visitas a Zorrilla.
Juan Antonio Anquela, en una de sus visitas a Zorrilla. / EL NORTE
  • Su sistema defensivo hace aguas tras encajar cinco goles en dos partidos

¡La diversión está segurada!

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección para hombre y mujer

Hasta 90%

Gran variedad en alfombras de diseño

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

No ha conseguido marcar aún fuera de casa. En Alcorcón, Zaragoza y Sevilla, la Sociedad Deportiva Huesca que dirige Anquela sumó un punto gracias a un empate sin goles en la periferia de la capital de España y dos derrotas, en las que los delanteros oscenses no consiguieron ningún gol. Tuvo que llegar a la cuarta jornada, en la que recibieron al Córdoba en El Alcoraz, para lograr el primer triunfo de la temporada.

Ferreiro, Samu Sanz y Aguilera redondearon aquel domingo de la cuarta jornada un marcador contundente en su campo contra uno de los equipos que, dos jornadas después, está cuarto en la tabla, sólidamente anclado en los puestos de ‘play-off’ con once puntos, logrados en tres victorias y dos empates.

Pero la victoria del Huesca por 3-0 frente al Córdoba fue poco más que un espejismo, a juzgar por la deriva que ha tomado tras aquella jornada.

El Huesca, penúltimo presupuesto de la categoría, más humilde incluso que el Real Valladolid, no sabe lo que es sumar un punto desde entonces.

Con un sistema de juego no muy diferente del que a menudo utiliza Paco Herrera en el Real Valladolid, con cuatro defensas, cuatro centrocampistas y dos delanteros, los últimos resultados son demoledores: dos derrotas consecutivas, en las que ha encajado cinco goles y no ha logrado marcar.

Estos resultados han colocado al rival al que mañana recibe el Real Valladolid en Zorrilla en los últimos puestos de la clasificación. A estas alturas de la temporada, y dada la igualdad existente entre la mayoría del los equipos, una derrota o una victoria son suficientes para pasar de coquetear con el ‘play-off’ a verse sumido en los puestos de descenso.

Las similitudes entre ambos equipos no se limitan a las meramente presupuestarias –el Real Valladolid apenas suma 300.000 euros más que los 3,8 millones que tiene el Huesca para destinar a la plantilla y el equipo técnico–. El Pucela sufre también el vértigo de las derrotas consecutivas, una más incluso que el rival del sábado, aunque debido a un comienzo más sólido, afrontará el partido por delante de los oscenses en la clasificación.

Problemas en todas las líneas

Tras la última derrota por 0-3 ante el Elche, que a su vez había perdido la jornada anterior ante el Lugo por el mismo resultado, la prensa oscense hizo un diagnóstico demoledor del equipo de Anquela:«El Huesca ha perdido la seguridad defensiva que mostró en el arranque de temporada y se ha mostrado inoperante en ataque, con graves problemas en la zona de creación». Era el lacónico resumen del juego de la Sociedad Deportiva Huesca que publicaba el ‘Diario del Alto Aragón’. En ‘El Heraldo’ se significaba el fracaso del experimento de Anquela en el encuentro ante el Elche. «Anquela presentó una pequeña revolución en defensa con el cambio de los dos laterales: Akapo por Nagore y Brezancic por Soriano. La otra novedad fue la titularidad de Borja Lázaro, que volvía al once tras cinco jornadas lesionado. El ariete apenas tuvo oportunidades para estrenar su cuenta goleadora».

Sufren, además, los de Anquela síntomas similares a los del Real Valladolid de Paco Herrera en la línea ofensiva. Su cuenta goleadora es muy deficiente. En total, el Huesca ha conseguido cuatro goles en seis partidos, tres de ellos los citados ante el Córdoba, y uno, de Samuel Sáiz, ante el Nàstic. Todos ellos en su campo de El Alcoraz.

Zorrilla supone un nuevo reto para acabar con la sequía goleadora fuera de casa frente a un rival, el Real Valladolid que, si bien es aún más cicatero en el capítulo de goles, –el Pucela solo ha marcado tres en seis partidos– tiene una defensa más sólida que los de Anquela. Isaac Becerra, titular indiscutible hasta ahora bajo la portería del Real Valladolid, a pesar de la inseguridad que puso de manifiesto en el último encuentro en Lugo, solo ha recibido cuatro goles en las seis jornadas disputadas. Y la defensa del Real Valladolid, cuya composición alteró el pasado martes Paco Herrera, al dejar a Lichnovsky en el vestuario tras el descanso, sigue siendo especialmente segura. El Real Valladolid ha sido menos efectivo que el Huesca en ataque, con un gol menos, pero mucho más en defensa, ya que ha encajado tres menos que los oscenses.