Real Valladolid

real valladolid

Confianza plena en el Real Valladolid

Una parte de la zona de animación del estadio José Zorrilla, durante el último partido del Real Valladolid ante el Huesca
Una parte de la zona de animación del estadio José Zorrilla, durante el último partido del Real Valladolid ante el Huesca / Gabriel Villamil
  • Las peñas de la grada de animación están convencidas de que el equipo blanquivioleta remontará el vuelo

Al Real Valladolid no le falta (ni le faltará) aliento desde la grada de Zorrilla. Cuatro derrotas consecutivas del equipo de Paco Herrera ponen a prueba la templanza de los aficionados, pero las peñas del Pucela mantienen la calma. Como el resto del entorno, han asumido que el nuevo proyecto blanquivioleta debe madurar y esperan una reacción que devuelva al Real Valladolid a la zona alta de la tabla en Segunda División. No hay reproches por la mala dinámica, sino análisis pausados y grandes dosis de confianza. La afición sigue al lado del equipo.

«Yo estoy confiado porque veo que hay mucha diferencia con lo que sucedió el año pasado», dice José Antonio Pérez, el presidente de la Federación de Peñas del Real Valladolid y fundador de la peña Marcos Fernández. «Hay buenos jugadores, buen equipo y buen entrenador. Hemos tenido mala suerte y es verdad que hay muchos jugadores nuevos, pero yo estoy convencido de que el equipo va a ir hacia adelante y va a empezar ganar partidos ya.Por lo que hablo con la gente, más o menos todos pensamos igual», añade el responsable de la federación que aglutina a los peñistas pucelanos.

Para Alberto Pérez ‘Panu’, el presidente de la peña Tiburones del Pisuerga, la afición está «nerviosa» por las cuatro derrotas consecutivas, pero señala que el equipo «necesita tiempo». «Está claro que el Real Valladolid ha entrado en un bache, pero de resultados, más que de juego. Yo lo advertí hablando con otros peñistas el día que ganamos 1-2 al Real Zaragoza en Copa. La gente se vino arriba y parecía que todo estaba hecho. Yo dije entonces: ‘Ojo, que es una plantilla muy nueva, muy joven, con 19 jugadores diferentes y va a necesitar tiempo’.El trabajo de Paco Herrera no suele dar resultados a tan corto plazo. Se trata de un entrenador al que hay que dejar trabajar. Yo confío en que las piezas se amolden y sé que, por lo menos, el equipo va a pelear y luchar».

El problema del Real Valladolid es que necesita respirar cuanto antes. Cuatro derrotas seguidas han llevado a que se desplome en la tabla para caer vertiginosamente a la decimoctava plaza, con solo siete puntos, uno por encima de la línea que traza el descenso a Segunda B. Por eso, la necesidad de lograr un triunfo resulta tan importante: no solo por el carácter nutritivo de los puntos, sino como refuerzo moral.

Es lo que piensa Roberto Hernández, de la peña Komando Violeta:«Sí, creo que el Pucela va a salir adelante, pero necesita una victoria cuanto antes que le permita coger confianza. En cuanto lo haga, va a levantar cabeza. El Real Valladolid ha acusado la falta de gol, ha tenido mala suerte, no ha entrado el balón y eso ha derivado en que el equipo se venga abajo».

Implicación

José Antonio Pérez, el presidente de la Federación de Peñas, insiste en la implicación que muestran los futbolistas sobre el césped. «Hay jugadores muy buenos, el entrenador es buenísimo y solo faltan los resultados. Marcamos pocos goles, pero tampoco nos marcan muchos y por eso estoy confiado, superconfiado».

La comunión afición-equipo queda patente durante los partidos. La nueva zona de animación empuja a los futbolistas en los momentos más comprometidos. «Puede que ahora haya algo de nerviosismo, pero nosotros tenemos claro que este equipo lo está dando todo y lucha a más no poder», apunta Panu, de Tiburones. «Se ve que en el vestuario se respira buen rollo. Ya sabemos que las redes sociales son muy traicioneras para algunas cosas, pero en otras ocasiones, como sucede ahora, demuestran que los jugadores se llevan bien y son amigos».

La nueva grada de animación del Real Valladolid se ubica en el fondo norte del estadio Zorrilla, detrás de una de las porterías. Allí se concentran las peñas Tiburones del Pisuerga, Dando Guerra, Infierno de Zorrilla, Komando Violeta y Marcos Fernández, así como peñistas de otras agrupaciones. El apoyo es total: «Ese es el objetivo y por eso hemos hecho esta nueva grada. Antes no funcionaba. Ahora, animamos sin parar, ganemos o perdamos. Y eso vamos a hacer todo el año. Estaremos a muerte con el equipo», promete José Antonio Pérez.

«Estamos contentos y esperamos que, con la mejora del equipo, vengan más aficionados para apoyar y animar. Me gustaría que la gente probara. Seguro que les gusta», apunta Roberto Hernández, de ‘Komando Violeta’

Alberto Pérez no quiere que nadie se relaje: «Creo que en los dos primeros partidos se animó muy bien en nuestra grada, pero ahora la animación ha bajado un poco. Lo digo para que la gente se enchufe y todos nos pongamos las pilas, desde la afición hasta el equipo».