Real Valladolid
De Tomás supera a sus marcadores en el encuentro del domingo ante el Levante. LOF
De Tomás supera a sus marcadores en el encuentro del domingo ante el Levante. LOF

La plantilla califica la situación de «complicada» y detecta «ansiedad»

  • Suárez mantiene la idea de que tiene un vestuario «serio y profesional» sin nada que ver con el del año pasado

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Paco Herrera salió del Ciutat de València camino del autocar del equipo y encontró el calor de una decena de aficionados. Todos querían fotografiarse con él y el entrenador del Real Valladolid afrontó con buena predisposición la petición de todos y cada uno de los ‘selfies’. Herrera se sinceró con los hinchas: «Estoy jodido. No hay nadie más jodido que yo». Los aficionados le arroparon. «Ánimo, esto es el Real Valladolid y el Real Valladolid es así». Paco Herrera asintió : «Tienes toda la razón».

Esta situación retrató los duros momentos que vive el equipo blanquivioleta y su técnico, considerado por la directiva como el buque insignia del nuevo proyecto. Cinco derrotas consecutivas (tres fuera de casa, ante Tenerife, Lugo y la reciente ante el Levante, y dos en Zorrilla frente a rivales modestos como UCAM y Huesca) llevan a interrogarse sobre el futuro inmediato. Herrera vive en una situación delicada: el Real Valladolid está peor que hace un año con Gaizka Garitano, un técnico que cayó en la novena jornada con nueve puntos. Herrera lleva siete en ocho partidos y una racha negativa sin parangón desde hace 46 años: cinco derrotas consecutivas en Segunda División. En medio de este panorama, todos se afanan en buscar soluciones a una crisis que ha mandado al Pucela al pozo de la tabla.

Carlos Suárez dijo el domingo que «alguno se lo tendrá que hacer mirar porque esto es un equipo y no el lucimiento personal de nadie». El presidente no dio nombres, pero las miradas se dirigieron a futbolistas como Juan Villar, sustituido por Herrera durante la segunda parte ante el Levante. «Hay que poner un poquito más, no solo la calidad que se le presupone», añadió el mandatario. «No lo digo como crítica, sino porque es lo que le falta al equipo: salir todos juntos a por los partidos, con fe y a ganarlos».

Álex López, uno de los jugadores llamados a marcar la diferencia, aboga por «hacer autocrítica». «No es lógico, no es normal que llevemos cinco derrotas seguidas. La situación es complicada y dolorosa. Somos un equipo que quiere estar arriba, que quiere pelear. Hay que ser ambiciosos. No podemos permitirnos esto. Yo soy el primero que debe hacer autocrítica. Parece un tópico, pero no queda otra que trabajar y sacar el orgullo que debemos tener».

José Manuel Arnaiz también trata, desde su juventud, de encontrar las causas de de la crisis. «Nos pusimos un pelín nerviosos cuando nos adelantamos ante el Levante. No sé si fue porque llevábamos perdiendo cuatro partidos seguidos. Cuando marcamos, nos metimos atrás. En los últimos diez minutos, ya con 3-1, fuimos a por ellos y jugamos bien. Ahora esperamos salir a por todas en el siguiente partido en casa y lograr la victoria», apuntó el canterano.

Míchel Herrero, un jugador con experiencia, detecta síntomas claros de «ansiedad» en la plantilla. Además, observa cómo el Real Valladolid deja de tener la pelota cuando parece que domina los partidos y lo acaba pagando muy caro. «Queda claro que no estamos teniendo suerte. La actitud fue muy buena en los primeros minutos ante el Levante, pero luego ya no. Si no vas al cien por cien durante todo el partido, acabas perdiendo. Es lo que nos sucede y debemos revertir la situación, salir a muerte y tener alma. También ayudarnos entre los jugadores: esto solo lo podemos sacar nosotros. El sábado jugamos en casa ante el Alcorcón. Es una final».

El bucle resulta diabólico: cada derrota encajada (y ya van cinco consecutivas) incrementa la necesidad de lograr puntos, pero la ansiedad devora al equipo en cuanto los rivales aprietan. El Real Valladolid se ha convertido en un rival mentalmente muy frágil, paralizado súbitamente durante los partidos.

«No sé si es la ansiedad o los nervios», concede Jose. «No sé lo que es. Pero tenemos que concienciarnos de que esto no puede seguir así».

El presidente Carlos Suárez cree que el problema no reside en la juventud de su plantilla sino en «los detalles» negativos que acaban condenando al equipo con «errores infantiles». Aparentemente, el mandatario conserva la calma y trata de poner en foco en «los muchos momentos que el Real Valladolid ha jugado bien». «Al final del choque ante el Levante fuimos a por el partido y el equipo demostró intensidad y ganas. Esta es una plantilla seria y profesional, no tiene nada que ver con la del año pasado, pero no se pueden cometer errores tan graves».