Real Valladolid

real valladolid

El Real Valladolid llevará a los tribunales al Ayuntamiento si no cobra su deuda

El Real Valladolid llevará a los tribunales al Ayuntamiento si no cobra su deuda
Carlos Suárez, presidente del Real Valladolid, durante un partido de Liga. / Ramón Gómez
  • El club reclama 476.000 euros de una subvención de 2014 y el Consistorio aduce que no se firmó

Las relaciones entre el Real Valladolid y el Ayuntamiento de la ciudad atraviesan una fase de tensión, avivada tras la reunión que mantuvieron el pasado jueves el presidente blanquivioleta, Carlos Suárez, con el alcalde vallisoletano, Óscar Puente, y el concejal de Deportes, Alberto Bustos. El club trata de cobrar una partida de 476.000 euros, correspondiente a un convenio firmado en 2014 con el anterior equipo de gobierno municipal, que encabezaba el entonces alcalde Javier León de la Riva. En un primer momento, los nuevos responsables del Consistorio entendieron que debían hacer frente al pago, pero durante los últimos meses la situación ha cambiado. Ahora, asesorados por los técnicos de Intervención Municipal, estiman que se trata de un compromiso verbal, sin soporte escrito, y consideran que no deben pagarlo. El Real Valladolid anuncia que acudirá a los tribunales si no lo hacen. Esta posibilidad ya quedó apuntada el pasado sábado en una información publicada en 'Diario de Valladolid'.

«Claro que podemos reclamarlo judicialmente. El club hará todo lo que tenga que hacer para defender sus intereses. Por supuestísimo que acudiremos a la vía de la justicia para saber si realmente la actuación de los funcionarios ha sido la correcta a la hora de decidir. Nosotros, en cualquier caso, queremos arreglarlo antes», anuncia Carlos Suárez.

El presidente blanquivioleta se muestra molesto por el cambio de postura del Ayuntamiento, que primero se planteó cómo abonar los 476.000 euros y ahora «se desdice». «Exijo algo que estaba firmado y pactado. El alcalde declaró públicamente que le daría una solución. Aunque no le guste el fútbol, este es el deporte que más tira. Yo no reclamo que me den más, solo lo que es mío».

Alberto Bustos, el edil de Deportes, explica el cambio de postura municipal. «Al principio, miramos cómo podía abonarse y hablamos de posibles plazos para que no resultase muy gravoso para el Ayuntamiento. Hemos estado en disposición de hacer frente a la deuda... si era reconocida como tal. Pero hicimos las consultas pertinentes a Intervención Municipal y se nos planteó que no hay un reconocimiento y que no se ha generado una obligación de pago por parte del Ayuntamiento».

Bustos desconoce si el Real Valladolid llevará a juicio al Ayuntamiento. «No sé si irán por esa vía o no. Cualquier entidad, empresa o particular está en su libertad de reclamar lo que considere justo. Como Ayuntamiento actuamos conforme nos marcan los servicios técnicos. Obraremos en consecuencia cuando llegue el momento, pero yo no puedo hacer valoraciones sobre una hipotética reclamación judicial».

El origen

El problema radica en la subvención firmada por el anterior equipo de gobierno en 2014. Entonces, se programó una partida de 943.008 euros, dentro de un nuevo convenio de dos años, y quedó pendiente la cantidad ahora reclamada de 476.000 euros.

«Implícitamente, todo el mundo entendió que el pago de más de 900.000 euros se hizo porque el club no había podido cobrar los años anteriores, al estar en concurso de acreedores, pero realmente el concepto no era ese», explica Bustos. «Esa cantidad se abonó. El Real Valladolid nos trasladó que existía otro pago, pero una administración como el Ayuntamiento no puede asumir compromisos verbales. Con la documentación que nos han aportado, no tenemos ninguna vía para hacerlo».

El Real Valladolid llevará a los tribunales al Ayuntamiento si no cobra su deuda

Alberto Bustos, concejal de Deportes, con el alcalde de Valladolid, Óscar Puente / Henar Sastre

La deuda pendiente crea quebraderos de cabeza a Carlos Suárez, que incluyó esa partida en los ingresos previstos del club y así se lo comunicó a la Liga. «Nos está penalizando gravemente y puede acarrearnos una sanción muy importante y no solo económica. Mira lo que le pasó al Elche por mentir en sus ingresos [sufrió un descenso administrativo de categoría]. Hay determinados baremos, en función de cómo se considere la gravedad de la trampa. Nosotros lo dimos como ingreso porque así se certificó y se presentó el contrato. Nos hemos gastado un dinero que no tenemos y eso está superpenalizado con el control económico de la Liga».

El presidente se queja, además, de la tardanza del alcalde en recibirle. «Me he pasado cuatro meses pidiendo una reunión con él y siempre tenía viajes y otros asuntos. El club no debe ser lo suficientemente importante como para que nos haya recibido antes, aunque es bueno que lo haya hecho ahora. El Real Valladolid aporta muchos ingresos a la ciudad. Yo defiendo los intereses del club y cumplimos la contraprestación: tuvieron la U televisiva y podían haber puesto anuncios en el estadio, hasta que se vendieron los derechos de forma mancomunada. Eso vale mucho dinero para que ahora nos digan que no quieren pagar».

El concejal de Deportes entiende que la relación con el Real Valladolid ha sido «perfectamente fluida» en los últimos meses. «Yo tengo un contacto habitual con Jorge Santiago [director general] y con el alcalde se han visto en varias ocasiones. Entiendo que ahí no ha existido ningún problema».

Suárez espera una respuesta definitiva. «Ellos dicen que el interventor se niega, no sé si tiene inquina al club, aunque quiero creer que no. Espero que nos digan si pagan o no yentonces veremos qué hacemos».

Imagen de la ciudad

Bustos recuerda que «nadie cierra ninguna puerta a nada». «Pero poco más podemos hacer con lo que tenemos», matiza el edil. «Estamos hablando del dinero de todos. No dudo de que el club lo necesite, pero no podemos pagarlo con lo que tenemos. Imagino que no les hará gracia, pero creo que deben entender nuestra postura. Por nuestra parte, esto no tiene por qué enturbiar una relación que, necesariamente, tiene que ser buena entre el Ayuntamiento, la institución más importante de Valladolid, y el Real Valladolid, una de las entidades que más refleja la imagen de la ciudad dentro y fuera de aquí».