Real Valladolid

real valladolid

La compleja lesión de Jose Arnaiz

Jose charla con Paco Herrera ante la mirada del fisio Juan Valderrama tras lesionarse el domingo.
Jose charla con Paco Herrera ante la mirada del fisio Juan Valderrama tras lesionarse el domingo. / Ramón Gómez
  • El delantero permanecerá entre cinco y seis semanas de baja por una dolencia poco frecuente

  • El hecho de que el canterano no relatase ningún golpe preocupa a los médicos y amplía los plazos de recuperación

El Real Valladolid recibió ayer la confirmación de dos malas noticias. Paco Herrera se quedará sin dos de sus titulares habituales para las próximas semanas, dos bajas sensibles que descompondrán una alineación repetida en los últimos tres partidos. El entrenador blanquivioleta no podrá contar con el mediocentro André Leão ni tampoco con el delantero Jose Arnaiz, futbolistas clave en la arquitectura táctica del equipo.

Leão estará de baja entre tres y cuatro semanas por una rotura muscular en el bíceps femoral izquierdo, la dolencia más habitual entre los jugadores de fútbol. Jose Arnaiz ampliará su recuperación hasta las cinco o seis semanas debido a una lesión miotendinosa de grado II-III en el vasto intermedio del cuádriceps izquierdo. De las dos situaciones, la de Jose resulta más preocupante por infrecuente y compleja.

El canterano jugó el último tramo ante el Real Zaragoza con una evidente cojera y no pudo ser sustituido al haberse agotado los cambios. Cuando acabó el partido, el doctor Alberto López Moreno le preguntó hasta en cuatro ocasiones si había recibido un golpe, algo que exasperó a Jose:«¡Para ya, Alberto, no me han dado ningún golpe! ¡No me lo preguntes más veces!». La insistencia del doctor no era baladí: este tipo de dolencias suele llegar como consecuencia de una contusión. Si no es así, la situación se complica.

«El caso de Jose es menos frecuente, y más complejo y extraño. Estas lesiones suelen producirse por un mecanismo extrínseco: es decir, por un golpe. Si se ha lesionado él solo, los plazos de recuperación tardan un poco más», explica Alberto López Moreno, jefe de los servicios médicos del Real Valladolid. «Los golpes son habituales en la zona, el llamado ‘bocata’ o ‘calmante’, pero cuando no ocurre así, hay una mayor desestructuración de fibras», añade el doctor. Eso supone que el músculo puede tener más problemas para regenerarse y por eso el plazo se extiende hasta las seis semanas de recuperación.

En cualquier caso, los médicos revisarán exhaustivamente el vídeo del partido ante el Real Zaragoza para corroborar que Jose, el máximo goleador del equipo esta temporada, no sufrió ningún golpe en la zona.

Alberto López Moreno llamó el mismo domingo al doctor José María Lomo, del Grupo Recoletas, para disponer de asesoramiento en esta lesión. El doctor Lomo estuvo presente en la exploración inicial y participó en el denominado diagnóstico de sospecha. Desde la pasada campaña, José María Lomo colabora de manera regular con el Real Valladolid para aportar ayuda desde el punto de vista traumatológico. La preocupación de los facultativos pasaba por una posible afectación del tendón, ya que la zona dañada se encuentra cerca de la unión del tendón con el cuádriceps. La resonancia lo descartó.

El tratamiento para Jose Arnaiz comenzará con reposo durante las primeras 24-48 horas y la aplicación de medidas antiinflamatorias. «Queremos evitar que haya mucho edema o sangrado muscular. Cuanta menos inflamación exista, mejor pronóstico tendremos para la recuperación. Luego, continuaremos con los tratamientos consensuados en los casos de lesión muscular».

La dolencia de Leão, en los isquiotibiales, es más convencional. «Por diferentes causas, se produce una contracción en excéntrico, el músculo se sobreestira, las fibras se deshilachan y aparece la lesión muscular, la más frecuente en el mundo del fútbol», añade el doctor López Moreno. «La lesión de Jose es más importante y requiere más atención».