Real Valladolid

real valladolid

El Elche frena al Real Valladolid

fotogalería

Paco Herrera utilizará en el Martínez Valero el mismo once que en la victoria ante el Sevilla Atlético / Gabriel Villamil

  • Dos goles de Álex Fernández en el Martínez Valero acaban con la buena racha blanquivioleta

El Real Valladolid se quedó sin respuestas en Elche, donde sufrió una derrota que termina con la buena racha del equipo blanquivioleta (cinco encuentros sin perder). El Pucela que compareció en el Martínez Valero se mostró romo en ataque y con problemas atrás, donde volvió a verse expuesto a fallos defensivos. Los dos goles de Álex Fernández condenaron a un equipo cortocircuitado en el centro del campo. Alberto Toril ganó la partida táctica a Paco Herrera y el Elche, el equipo más goleado de la categoría hasta la fecha, se llevó los tres puntos sin encajar tantos.

El partido se le complicó pronto al Real Valladolid. La segunda llegada clara del Elche, en el minuto 2 del partido, cristalizó con el gol de Álex Fernández. De nuevo aparecieron los recurrentes problemas del Pucela, un equipo que sufre para defender balones al área. Esta vez bastó un centro de Hervías desde la izquierda y el remate cómodo de Álex Fernández, sin problemas para cabecear entre Rafa y Balbi. El 1-0 dejó al Elche en una posición muy confortable: echó el cerrojo en defensa y el Real Valladolid encontró pocos huecos para hacer daño. Juan Villar encontró un remate a la media vuelta en el área, fácilmente atajado por Juan Carlos y Míchel ensayó un tiro desde la frontal, ligeramente escorado.

El equipo de Paco Herrera se hizo con el dominio del balón y el Elche se agazapó en busca de peligrosas contras. La búsqueda de los ataques por la derecha no cuajó, porque Edu Albacar selló bien las subidas de Javi Moyano y las internadas de Juan Villar. Espesado ofensivamente, el Real Valladolid vivió apagado durante la primera parte y los desmarques arriba quedaron en agua de borrajas. El Elche, en cambio, se acercó con cierto peligro, especialmente en las acciones de balón parado. El veterano Albacar, un tipo con un guante en la bota, obligó a Becerra a extremar la atención en una falta lejanísima y escorada, donde todos esperaban el centro al área, pero en la que el lateral buscó la sorpresa del disparo directo. Raúl de Tomás apareció en los minutos previos al descanso, con poca incisión, en un par de acciones: un lanzamiento frontal tapado por los zagueros y una irrupción por el flanco izquierdo del área anulado por falta previa.

Paco Herrera buscó un viraje en el descanso. Entraron Sergio Marcos y Markel Etxeberria por Jordán y Balbi (que había sufrido una gastroenteritis los días previos), y el Real Valladolid perdió la posesión de la pelota. Trató de volcarse el equipo blanquivioleta sobre el área de Juan Carlos, aunque el meta del Elche vivió un partido más o menos plácido. La lesión de Villar, en el minuto 60, dejó a Herrera sin cambios. Entró Drazic en busca de más agitación ofensiva y el serbio probó a Juan Carlos después de que Becerra abortase una ocasión de Pedro tras un fallo de Rafa. El Real Valladolid se estiró arriba: Raúl de Tomás remató sin éxito un centro de Markel. Sin embargo, el Elche demostró más efectividad y se aprovechó de otro fallo defensivo de los visitantes: Albacar irrumpió por la izquierda y Álex Fernández logró su segundo gol tras superar de cabeza a Álex Pérez.

Con el 2-0, el Real Valladolid se volcó en busca de la improbable remontada. Raúl de Tomás creó una gran ocasión que finalizó Drazic con un disparo que rozó el palo izquierdo de Juan Carlos. Fue uno de los pocos destellos ofensivos del equipo blanquivioleta, muy poco productivo arriba hasta el tramo final y con fallos caros atrás. El Pucela se apagó en Elche. Toca recuperar la chispa en Soria.