Real Valladolid
Quique intenta rrebatar el balón a Juan Carlos en el encuentro frente al Elche.
Quique intenta rrebatar el balón a Juan Carlos en el encuentro frente al Elche. / EL NORTE

Quique, la amenaza de un pichichi criado en los anexos

  • El canterano del Pucela, en las filas del Almería, marcó en los dos encuentros de la pasada temporada contra el Real Valladolid. En la última jornada otro ‘ex’ le dio la puntilla al Pucela

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Es para alarmarse. Se trata de uno de los goleadores sobresalientes de la categoría, con 7 dianas en 15 partidos. Además, Enrique González Casín (Valladolid 1990) salió de la cantera pucelana, en cuyo primer equipo llegó a militar antes de iniciar un particular peregrinaje con escalas en el Logroñés, el Guadalajara, una primera etapa en el Almería, con cesión en el Racing y vuelta al Juegos del Mediterráneo, donde está encontrando su mejor momento. Aunque él dice que aspira a lo más alto, sin poner nombre la meta. Y es alarmante porque, además de su currículo, es cuña de la misma madera de su oponente del sábado. Yeso es un valor añadido para los rivales del Real Valladolid.

El último caso del peligro de los ‘ex’ pucelanos lo puso sobre el tapete el pasado sábado Manu del Moral. El delantero del Numancia no nació a orillas del Pisuerga, pero la pasada temporada militó en el Real Valladolid. Ycomo otros ‘ex’ –Lluís Sastre o Roger– dejó una dolorosa posdata al Real Valladolid:un gol en el último minuto del partido que supuso la segunda derrota consecutiva para los de Herrera.

El antídoto, en la delantera

El peligro del ‘ex’ tiene alternativas en Zorrilla, en el caso del jugador del Almería. Yantecedentes esperanzadores. Porque aunque Quique marcó al Real Valladolid en los dos encuentros de Liga de la pasada temporada, que se saldaron con sendos empates, los de la Unión Deportiva han demostrado su ineficacia fuera de casa: aún no han ganado a domicilio. Y el Zorrilla no es un campo especialmente accesible.

Pero, además de una especial vigilancia por parte de la defensa local, en la que Moyano tiene referencias del año pasado, cabe esperar una reacción en la línea ofensiva pucelana. Si, como viene siendo habitual, Quique marca en la que fuera su casa, no queda más remedio que los delanteros locales hagan lo propio, para que el conjuro contra los ‘ex’ sea eficaz. Herrera sabe que el reto está en la delantera. Y ensaya fórmulas contra la sequía goleadora

"Soy ambicioso"

–¿Es su salida de Valladolid una espina cuya herida ha curado el éxito profesional?

–No lo sé. Yo intento hacerlo lo mejor que puedo y soy ambicioso; quiero llegar a lo más alto.

–¿Habrá que tener un especial cuidado con usted el sábado en Zorrilla?

–Yo intentaré marcar, como lo hago en todos los partidos. Para crecer tengo que ser ambicioso, pero es algo que hago con todos los equipos.

–Lleva varias temporadas fuera. ¿Sigue teniendo vinculación, relaciones en Valladolid?

–Valladolid es mi ciudad, aquí sigo teniendo amigos. Mi ilusión de joven era jugar en el Real Valladolid y me hubiera gustado seguir aquí, pero mirar al pasado no lleva a ningún sitio.

–¿Cree que podría terminar jugando en el Real Valladolid?

–Sinceramente, no me paro a pensar en volver a Valladolid.

–¿Ni siquiera cuando escucha o lee que el míster reclama un delantero de 15 o 20 goles por temporada?

–Que lo diga ahora el Valladolid... Ni lo pienso. Estando aquí [en el Almería] ni me va, ni me viene.

–¿Sigue al equipo? ¿Qué opinión le merece el Pucela de esta temporada?

–Le he seguido y le seguiré. El año pasado tenía buenos jugadores pero fue un equipo muy irregular. Este año sabe lo que quiere, tiene una identidad, sabe a lo que juega y ha hecho buenos partidos.

–¿Qué espera del encuentro del sábado en Zorrilla?

–Vamos con la mentalidad de ganar. El lunar que tenemos esta temporada son los partidos que jugamos fuera. Esperamos que el de Valladolid marque un punto de inflexión para empezar a ganar a domicilio, pero no nos lo tomamos como una obsesión.

–Esta temporada el ascenso parece estar al alcance de más equipos que la anterior. Hay una gran igualdad dentro de la categoría y parece que serán necesarios menos puntos para optar a Primera. ¿Piensan en ello?

–Lo que está claro es que, ganando un par de partidos consecutivos, te colocas arriba y perdiéndolos caes a puestos de descenso. Por eso creo que ahora, todavía, el puesto que ocupes en la clasificación es algo anecdótico.

–Su ilusión de pequeño –dice– era llegar a jugar regularmente con el primer equipo del Real Valladolid. ¿Qué sintió cuando el año pasado jugó en Zorrilla, pero contra el Pucela.

–Fue un partido especial, Algo distinto, raro, pero muy bonito...

–Atraviesa un buen momento profesional, es pichichi de su equipo.

–Estoy bien, pero los logros son producto de un trabajo muy duro. Cuando uno trabaja, los resultados terminan llegando.