Real Valladolid
Herrera da instrucciones a sus jugadores durante un encuentro ante el Zaragoza.
Herrera da instrucciones a sus jugadores durante un encuentro ante el Zaragoza. / EL NORTE

Herrera, preocupado por la posible marcha de Villar

  • Dice que los rumores no le importan pero que es hora de hablar con el jugador y avanza posibles cambios en el centro del campo y en la delantera

«Los rumores no hacen que me mueva, pero creo que pueden tomar cuerpo y considero que ha llegado el momento de hablar con él, de hacerle ver la necesidad que tenemos de él en el equipo». Hablaba Paco Herrera de Juan Villar, el extremo onubense, pichichi pucelano de la pasada temporada, sobre el que han empezado a circular informaciones del interés de otros equipos por contar con sus servicios. Herrera dejó claro que los rumores no le hacen reaccionar pero sus declaraciones esta mañana, tras el entrenamiento en Zorrilla, demostrarían que hay algo de cierto sobre la posible marcha de Villar, que el pasado lunes rehusó hacer declaraciones en la sala de prensa, probablemente porque está en plena negociación de su salida.

Herrera manifestó ante los periodistas, en la rueda de prensa semanal sobre el partido de la jornada que estudia algún cambio en la delantera. Concretamente la incorporación de Mata, tras cumplir el partido de sanción. No dijo, sin embargo, si le utilizará en punta o en banda. «No quiero dar pistas», dijo.

Habló también el entrenador de la posibilidad de modificar el dibujo que habitualmente utiliza en el centro del campo. Ese rombo en el que ha insistido, con variables en las últimas jornadas. Las razones serían el buen momento de jugadores como Sergio [Marcos] «al que no utilizo todo lo que quisiera», o Joan Jordán, al que habría 'castigado' quitándole minutos para motivarle, pero que fue uno de los mejores en el último encuentro, según dus criterio.«Si cambiamos el dibujo, tiene que ser ya», dijo.

Herrera habló de la necesidad de hacer rotaciones y de la 'justicia' que supondrá para algunos jugadores.

Sobre el rival del domingo, el Mirandés, manifestó varias dudas. Dijo que un equipo con entrenador nuevo es más peligroso porque los jugadores escuchan más, están más atentos a las instrucciones. Manifestó el míster la necesidad de un mínimo de información sobre el rival, para tomar decisiones sobre la forma de jugar, sobre todo en ataque. Herrera dejó entrever que Rafa no será titular a pesar de que lleva varias jornadas entrenando con el equipo tras su lesión. «Cuando se trata de problemas musculares, si puedo, doy una semana más para evitar recaídas».

Temas