Real Valladolid

real valladolid

Álvaro Rubio busca equipo en Segunda

Álvaro Rubio, durante una sesión de entrenamiento con el Bengaluru indio
Álvaro Rubio, durante una sesión de entrenamiento con el Bengaluru indio / Bengaluru FC
  • El exblanquivioleta ha finalizado su etapa en el Bengaluru indio, donde ha jugado los cinco últimos partidos de la Copa de Asia

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Álvaro Rubio está de vuelta en España con un gran objetivo: encontrar acomodo en un equipo de Segunda División en el inminente mercado de invierno. El mediocentro riojano ha vivido una experiencia enriquecedora durante los últimos cuatro meses en el Bengaluru indio, pero ha preferido no continuar en la disciplina del club asiático para no seguir separado de su familia. «Ha sido complicado. Yo soy muy familiar y nos ha costado mucho a todos, aunque, al final, los cuatro meses han pasado rápidamente. El Bengaluru me ofreció continuar otros seis meses para jugar la liga, pero no quería estar tanto tiempo fuera de casa», relata el futbolista.

Álvaro Rubio ha disputado desde agosto la Copa de Asia, «una competición similar a la Europa League», según explica. «He jugado todo en los cinco partidos oficiales que había. Llegamos hasta la final. El calendario era un poco irregular para nosotros porque los equipos de los otros países estaban en plena competición. Jugamos contra un club de Malasia [Johor], otro de Singapur [Tampines] y otro de Irak [Al Quwa Al Jawiya]. A veces teníamos dos partidos en una semana y luego estábamos tres semanas hasta el siguiente. Hemos disputado más encuentros amistosos que de la propia competición».

A sus 37 años, el excapitán del Real Valladolid asegura haberse sentido «fenomenal» en un torneo continental cuyo nivel se asemeja «a la Segunda División B» española. Los dos entrenadores del Bengaluru, los catalanes Albert Roca y Carles Cuadrat, garantizaban sesiones de trabajo muy similares a las que efectúan los equipos profesional en España. Roca fue ayudante de Fran Rijkaard en el FCBarcelona. «Lo que sí resultaba diferente eran las infraestructuras, que no son ni parecidas a las que tenemos aquí. También la forma de entender el fútbol de la mayoría de los compañeros, aunque en el equipo estaba Juanan [González], un mallorquín que la pasada temporada jugó en el Leganés antes de irse a mitad de temporada a Estados Unidos. La gente me ha tratado muy bien allí, se han portado conmigo de manera excelente y ha sido una experiencia muy buena para mí».

El pasado verano, Álvaro Rubio pensó que seguiría en el Real Valladolid, pero el club decidió no renovarle después de diez campañas como icono blanquivioleta. «Yo quería seguir. Fue una situación un poco extraña porque llegó Paco Herrera y tenía que ver sus opciones en un equipo nuevo. Al final, todo se demoró un poco más de la cuenta... desde mi punto de vista, claro. Me habría gustado que me comunicasen la decisión cuando acabamos la liga, como a todos, pero entiendo perfectamente que fuese de otra manera».

Un día para decidir

La posibilidad de disputar la Copa de Asia con el Bengaluru indio le llegó casi por sorpresa. «Me dieron un día para pensarlo y lo acepté. Si me dejan una semana más, igual no habría ido. Llevaban dos años proponiéndome ir, pero mi primera opción siempre fue seguir en Valladolid. Cuando me quedé sin nada, me lo plantearon de nuevo y, la verdad, tenía ganas de hacerlo».

Álvaro Rubio conocía las experiencias en India de futbolistas como Borja Fernández o Jofre Mateu, pero su periplo resultó diferente. No solo porque no jugó la competición doméstica, sino porque residía junto con otros compañeros del equipo en diferentes apartamentos del club situados en una urbanización de Bengalore. «He vivido la India profunda, en un barrio cualquiera y he podido conocer de primera mano la vida allí. Es una vida durilla porque al principio todo te impacta mucho, pero luego te vas haciendo a su cultura y a su forma de ver las cosas. Me adapté bien. Las condiciones en las que viven Jofre y Borja son mejores en cuanto a nivel de vida. Nosotros desayunábamos y almorzábamos en el club y cenábamos en casa. Básicamente comíamos todos los días pasta, arroz y pollo. El pollo hecho de distintas maneras, eso sí. Nos apañamos bastante bien».

Desde la distancia asiática, Álvaro Rubio ha seguido la actualidad del Real Valladolid y logró ver dos partidos del Pucela en directo. «Es un equipo totalmente nuevo, pero me gusta la idea que tienen. Hay que dar tiempo todavía al nuevo proyecto», apunta el centrocampista.

Ahora, Álvaro Rubio pasa las fiestas de Navidad entre Albacete y Logroño pendiente de las posibilidades profesionales que puedan surgir. «Tengo la intención de seguir en activo. No sé qué opciones habrá. De momento, mi representante no me ha dicho nada. Yo pretendo jugar en Segunda División, que aparezca una propuesta interesante y que merezca la pena para salir de Valladolid, porque mi familia y yo ya estamos instalados aquí. Aunque sea más cerca, tendría que irme otra vez».

Álvaro Rubio sabe que, si juega en Segunda a partir de enero, tendrá la opción de medirse al Real Valladolid, el club que ha marcado su trayectoria profesional durante diez años. «Sí, podría ser incluso que jugase de nuevo en el estadio Zorrilla. Resultaría una situación rara, pero... ¡ojalá!».