Real Valladolid
El excentral del Real Valladolid, actual segundo entrenador del Eibar, de visita en los Anexos.
El excentral del Real Valladolid, actual segundo entrenador del Eibar, de visita en los Anexos. / F. B.

«Cuando se plantea un ascenso a un año vista, se tiende a extender la sensación de fracaso»

  • Iñaki Bea aprovechó la jornada de descanso del Eibar para visitar a su antiguo club

Forma parte del legendario Real Valladolid del vertiginoso ascenso a Primera de la temporada 2006/2007, con Mendilibar en el banquillo. Aquella temporada en la que el Real Valladolid se encaramó al primer puesto de la clasificación en la jornada 15ª y no se apeó hasta convertirse en el campeón de Segunda, con el ascenso en el bolsillo ocho jornadas antes de terminar el campeonato. Por eso, las opiniones de Iñaki Bea, actual segundo entrenador del Eibar con el propio Mendilibar como máximo responsable, tienen un valor especial.

Ayer aprovechó la jornada de descanso del conjunto armero para hacer gestiones en Valladolid y visitar su antiguo club, donde, a pesar de la renovación, aún encontró conocidos en el vestuario, como Rafa. «También he jugado contra Álex Pérez», recordó.

Iñaki Bea cree que es prematuro especular con el puesto que ocupa actualmente cualquier equipo de la categoría para hacer una proyección sobre las posibilidades que puede tener de ascender o disputar la promoción. «Es una competición muy larga; no solo por el número de partidos, sino porque apenas tiene interrupciones y los jugadores no desconectan. La fatiga también es mental. Pero es que, además, los ascensos se juegan en el último tercio de la Liga».

Iñaki Bea hizo varias reflexiones sobre la trayectoria del Real Valladolid en la presente temporada. «Cuando se programa un ascenso a un año vista –el presidente y el entrenador dijeron al principio de la temporada que el nuevo proyecto es a medio plazo y no se imponían la obligación de subir el primer año– se tiende a extender la sensación de fracaso, aunque no sea así», declaró el segundo entrenador del Eibar.

Reconoció, no obstante, que lo del Levante es excepcional, «muy difícil de hacer». Y para destacar la singularidad de los valencianos, propuso destacar otros dos equipos en situación similar. «No los hay», se contestó.

Bea citó ejemplos de equipos casi desahuciados en la primera vuelta en otras temporadas, como el Girona, que luego disputaron el ‘play-off’. Y no descartó que algunos de los conjuntos que actualmente ocupan los primeros puestos dentro de un par de meses estén luchando por evitar el descenso. Finalmente, se quejó del poco valor que se le da la Segunda División.

Temas