Real Valladolid

fotogalería

/ Ramón Gómez

Un gol de Toché le indigesta el festín al Pucela

  • El Real Valladolid pierde en el Carlos Tartiere por la mínima ante un Oviedo al que pasó por encima durante la última hora de juego

¡La diversión está segurada!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Nueva colección para hombre y mujer

Hasta 90%

Gran variedad en alfombras de diseño

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Ni la lógica ni la estadística tienen futuro en el fútbol. Ayer, una vez más, lo confirmó el resultado del Real Valladolid en el Carlos Tartiere, donde técnica, física y estratégicamente los de Herrera fueron superiores durante más de sesenta minutos de juego. Joan Jordán -no era un secreto- confirmó sus condiciones y se convirtió en el gran protagonista del encuentro durante muchos minutos. La defensa presuntamente férrea del Valladolid, volvió a demostrar que le basta con un despiste para tirar por la borda un encuentro en el que hizo méritos para ganar con solvencia.

El festín de juego, posesión y ocasiones que se dieron los de Herrera se indigestó ya en la primera mitad. A los 15 minutos de partido, un error de la zaga permitió a Susaeta enviar un balón hacia la izquierda del ataque local, donde Linares prolongó de cabeza la jugada hasta las botas de Toché que, por el centro, estiró la pierna lo justo para conectar un disparo al fondo de la portería defendida por Pau Torres. El portero pucelano debutaba como titular, tras los diez minutos que había disputado en Cádiz, donde se lesionó Becerra. Lo cierto es que poco pudo hacer Pau. El resto del encuentro se limitó a 'coger' un par de tiros fáciles de los inoperantes atacantes oviedistas.

Tras el gol de Toché, el Real Valladolid empezó a entonarse. Y su decisión y ambición coincidieron con la dejadez de los asturianos, que parecieron conformarse con el gol de su pichichi. Ello contribuyó a que a partir de ese momento el dominio, el juego y las ocasiones las pusieran los de Herrera.

Jordán, exquisito

El dominio del Real Valladolid contribuyó a desvelar algunas de las virtudes ya reconocidas de jugadores como Joan Jordán. Fue el primero en decidir que había que igualar el marcador antes del descanso. En el minuto 38 se sacó un disparo desde fuera del área que se convirtió en la mejor ocasión del partido. Pero encontró la réplica bajo la portería local. Juan Carlos hizo la primera parada del día y anuló la ocasión del mediocentro barcelonés.

El ataque pucelano continuó y dejó ver la excelencia del juego de Villar. No solo en sus jugadas de ataque, sino en su trabajo en el centro del campo, donde llegó a robar buenos balones que intentó hacer llegar a Mata.

El ataque pucelano aumentaba en intensidad y peligrosidad. El propio Villar se sacó un disparo, a tres minutos del descanso que solo otra magistral intervención de Juan Carlos impidió que se convirtiera en el empate.

Después llegó la constatación de que la principal carencia del Real Valladolid es el gol. A Mata no le hacen justicia las ocasiones. Villar no pudo reeditar ni una parte del triplete que consiguió la temporada pasada en el Tartiere. Jordán volvió a amagar con un tiro desde fuera del área que se estrelló contra la red lateral. El resultado no hacía justicia al juego.

No hubo revulsivo

Lo intentó todo Herrera moviendo el banquillo, pero en esta ocasión no hubo desatasque. Ni De Tomás, que jugó la última media hora en sustitución de Mata; ni Ángel, que ocupó el puesto de Balbi e intentó también el disparo sin fortuna, ni Jose, el último cartucho de Herrera para los cinco últimos minutos, que fueron casi diez por la prolongación, consiguieron igualar el resultado. La derrota del Real Valladolid dejó un regusto esperanzador. Fue mejor, pero tendrá que inventar una fórmula para traducir su superioridad en puntos.

Temas