Real Valladolid
«Mi obsesión es entrenar, no la titularidad»

«Mi obsesión es entrenar, no la titularidad»

  • Pau Torres dice haber superado las secuelas del autogol en Girona, del que asume la responsabilidad

«Toda la mala suerte que se puede tener en un partido se concentró en ese momento». Así explica Pau Torres las circunstancias que rodearon el fallo en el despeje de una cesión de Guitián que terminó en el fondo de la red, el pasado domingo, en Montilivi, ante el Girona, y que supuso el segundo gol local que hizo insuficiente el marcado después por De Tomás para sumar siquiera un punto.

Pau Torres compareció a primeras horas de la tarde, tras el entrenamiento en los Anexos, ante los periodistas para dar versión sobre lo ocurrido en Montilivi. Se esforzó en demostrar que es algo superado, e incluso negó que las consecuencias de aquella jugada sigan siendo una obsesión: «No me obsesiona la titularidad, conocer el once del próximo domingo en Zorrilla frente al Tenerife, lo que me obsesiona es que mañana tengo entrenamiento», dijo como para dar por zanjado el episodio frente al Girona, y la posibilidad de que pierda la eventual titularidad que ha tenido durante dos jornadas debido a una lesión de Becerra.

Pau Torres agradeció las muestras de apoyo recibidas por compañeros, familiares y aficionados tras aquel error y exoneró a Guitián de cualquier responsabilidad en el gol. El defensa había declarado que había tenido parte de responsabilidad, aludiendo al hecho de que «es de manual» que una cesión no se hace hacia la portería. Pau dijo que el defensa no tiene ninguna responsabilidad y se centró en la mala suerte del extraño que hizo el balón en el momento en el que intentó despejarlo.