Real Valladolid
Camille, Raúl Cámara, Alberto y Germán anulan las intenciones de De Tomás.
Camille, Raúl Cámara, Alberto y Germán anulan las intenciones de De Tomás. / G Villamil

real valladolid

El balón no quiere al Pucela

  • 85 pérdidas en el partido contra el Tenerife lastraron el experimento con tres atacantes

El cambio táctico frente al Tenerife –la sustitución del rombo de cuatro mediocentros por tres centrocampistas en línea, para potenciar el ataque con dos extremos y un delantero centro– no resultó. Guitián le quitaba importancia a la trascendencia del experimento tras el encuentro, en la sala de prensa: «Es, simplemente, poner un delantero por un mediocentro» resumía en central. Y explicaba con sentido común y poco artificio el posible motivo del mal encuentro: «Sencillamente, los jugadores no hemos estado bien».

Las estadísticas apoyan su razonamiento: El Real Valladolid totalizó 85 pérdidas de balón por 74 del Tenerife, cuando apenas sumó el 45% de la posesión. Además, solo recuperó 49 balones, frente a los 62 de los isleños.

Conociendo las debilidades de los atacantes pucelanos, hay un dato negativo notablemente bajo que demuestra también la tibieza del ataque:al Real Valladolid solo le pitaron un fuera de juego, algo revelador si se tiene en cuenta la propensión de jugadores como Villar a incurrir en este error. Apenas hubo insistencia en el ataque, por eso no se produjeron fueras de juego.

No deja de ser significativo otro dato que no hace falta rebuscar en las estadísticas porque cualquier aficionado lo tiene en la retina: las dos ocasiones claras de gol de Real Valladolid, con disparos entre los tres palos, estuvieron en las botas de Jordán (minuto 81) y Álex Pérez (minuto 91). Para entonces, Paco Herrera había cambiado ya el esquema de juego; además Villar había sido expulsado (min. 77) y De Tomás había sido sustituido por Sergio Marcos (min. 70).

El abultado número de pérdidas de balón no es nuevo (contra el Rayo Vallecano, también en Zorrilla, el Real Valladolid sumó 83) pero lo cierto es que en aquella ocasión consiguió tirar entre los tres palos cinco disparos, más del doble que el pasado domingo, y con más acierto, porque el resultado fue una victoria por dos goles a uno, con tantos de Jose y Villar. Y con un rombo formado por Leão, Álex López, Jordán y Míchel en el centro.

No deja de ser significativo que, habiendo potenciado la línea de ataque, dando protagonismo a todos los efectivos, con excepción de Mata, que salió para manchar la equipación a falta de dos minutos para que se cumplieran los 90, las ocasiones de gol estuvieran el la cabeza del central Álex Pérez y el mediocentro Jordán, cuyos dos goles en Liga acreditan su puntería.

Descolgados del ‘play-off’

El resultado del encuentro ante el Tenerife –un empate sin juego ni sensación de solidez– ha supuesto un nuevo golpe para las aspiraciones del Real Valladolid de jugarse un puesto para el ascenso en el ‘play-off’. Por segunda jornada consecutiva, el Pucela desciende en la tabla, hasta situarse en el puesto 9º de la clasificación, a tres puntos de la promoción; a 11 del ascenso directo, y a veinte del primer clasificado, un Levante que ha sabido mantener su liderazgo en la segunda vuelta.

Aún puede el equipo de Paco Herrrera mirar hacia arriba y especular con los puntos que necesita para lograr una plaza en la promoción, algo que, al margen de las expectativas de ascenso, supone un balón de oxígeno para las arcas del club. El descenso, que alarmó en las últimas jornadas de la temporada pasada, el algo lejano. El Real Valladolid está ocho puntos por encima de los puestos de descenso que ocupan Córdoba, Almería, Mirandés y Gimnàstic de Tarragona. El Real Valladolid visita el sábado al UCAMMurcia y después recibe al Lugo, dos equipos frente a los que perdió en la primera vuelta.