Real Valladolid
Pau Torres se estira para intentar llegar al balón en el partido ante el Huesca.
Pau Torres se estira para intentar llegar al balón en el partido ante el Huesca. / LOF

Pau Torres: «Contra el Levante, será una final»

  • El portero barcelonés admite que la derrota les dejó 'tocados' pero confía en ganar al Líder en Zorrilla

«En caliente, cuando pierdes, sí que sales tocado, pero tienes que admitir que eso ya es pasado. Ahora toca recibir al Levante en casa. Y ese partido hay que afrontarlo como una final». Pau Torres, asentado en la titularidad bajo los palos, admite implícitamente que no hay margen de error. Una derrota el sábado, en Zorrilla, obligaría al Real Valladolid a enterrar manidos argumentos para la esperanza en el 'play-off', como el 'en casa somos muy fuertes', que el portero volvió a utilizar para dar verosimilitud a la posibilidad reaccionar ante el líder. «Será un partido complicado, aunque en casa somos muy fuertes, a pesar de los últimos dos empates. Solo hemos perdido dos partidos y no fueron derrotas merecidas».

Invocar la mala suerte para explicar una nueva derrota –reconoce– no es de recibo. «En este deporte influye algo la suerte, pero después de las 42 jornadas creo que el fútbol será justo y lo que te quitan en un partido te lo darán en otro».

A pesar de ello, insiste en lo extraño del gol recibido en Huesca, provocado por el rebote de un disparo de un lateral, y también en su convicción de que el Real Valladolid, a pesar del mal momento que atraviesa, está en condiciones de remontar para no renunciar a nada en la presente temporada.

«A pesar de que hay detalles que tenemos que mejorar y que son los que al final deciden los malos resultados, el Real Valladolid es capaz de hacer frente al primero de la clasificación. Somos buen equipo y somos el Real Valladolid, sin complejos».

Moyano: «Peor que una tarjeta»

Sigue siendo el jugador que más minutos y partidos ha jugado esta temporada. El lateral derecho y uno de los capitanes del equipo, Javi Moyano, no oculta ni trata de disimular su disgusto por la última derrota. A falta de cuatro minutos para concluir el partido, además, fue amonestado . Es la quinta tarjeta que ve en la temporada, lo que le supondrá un partido de sanción. El sábado no estará en el once frente al Levante. Se perderá, por primera vez, un partido en lo que va de temporada y lo hará en una final, como definió Pau Torres. Paco Herrera ya había advertido que tiene repuesto, que no es algo que le preocupe demasiado y citó la posibilidad de utilizar a Markel, su relevo natural.

Pero la última derrota pesa mucho más que la sanción en ese partido trascendental: «Ni la tarjeta, ni la sanción. Eso no es lo que más me preocupa; es el resultado del último partido lo peor».

Moyano tampoco admite que haya un desplome físico en el equipo: «Si las distancias recorridas, si los números descienden podríamos decir que está pasando algo, pero si los números siguen siendo los mismos, no creo que haya motivos para preocuparse por este aspecto. Yo puedo hablar de mí personalmente y puedo decir que no me he encontrado mal. El cansancio es el propio de un jugador a estas alturas de la temporada», sentenció.