Real Valladolid
El defensa Mario trata de controlar el balón ante la presión de un rival.DIARIO DE PONTEVEDRA
El defensa Mario trata de controlar el balón ante la presión de un rival.DIARIO DE PONTEVEDRA

Un Promesas sin chispa sucumbe ante el más efectivo Pontevedra

  • La derrota deja al filial vallisoletano con pocas opciones de alcanzar la fase de ascenso a Segunda

El Promesas lo intentó por todos los medios, pero le faltó chispa en su juego y sucumbió ante un Pontevedra que supo aprovechar sus ocasiones.

La victoria era un bien necesario para un conjunto castellano que, aun sin ser su objetivo, buscaba engancharse a la pelea por entrar en las cuatro primeras plazas de la tabla. La meta del equipo de casa no era otra que afianzarse en el cuarto puesto de la clasificación.

El Pontevedra no tardó en adaptarse a su rival y en su primer acercamiento abrió el marcador. Loureiro se adentró en el campo visitante y entregó el esférico a Kevin. Desde el pico del área, el mediocentro de Ponteareas recortó ante Arroyo y disparó a puerta. El chut impactó en Mario y desvió su trayectoria antes de introducirse en el fondo de la portería. Tanis no pudo evitar que el conjunto blanquivioleta se pusiese por debajo en el marcador. Sin embargo, era el Promesas quien llevaba la iniciativa. El partido se jugaba en campo local, pero los hombres de Luisito se defendían bien. La situación se volvió estable y las ocasiones resultaron ser un bien escaso. Royo protagonizó la mejor acción del conjunto visitante con un disparo lejano que Edu despejó bien. Al filo del descanso, Dani Vega ejecutó un chut de similares características pero desde el perfil contrario. El meta tudense volvió a aparecer para desechar la oportunidad.

En la última jugada del primer tiempo, Kevin Presa se confirmó como el futbolista más fundamental del conjunto local. El centrocampista de Ponteareas inició una conducción de veinte metros que finalizó en el balcón del área con un disparo fuerte y esquinado. Tanis quiso hacer la parada de la tarde, pero el esférico se introdujo irremediablemente en el fondo de la meta del Valladolid Promesas.

En la segunda mitad, el conjunto local trató de llevar la iniciativa y Eneko Eizmendi pudo marcar el tercero. La mejor noticia para el Promesas llegó cuando González González decidió enseñar la tarjeta roja a Bruno Rivada por una patada a un futbolista del Promesas. Escasos minutos después de entrar, Barco, que acababa de ingresar al terreno de juego, se tuvo que retirar por problemas musculares.

Fue entonces cuando llegaron los mejores minutos del Valladolid que, sin embargo, no logró marcar.

Temas