Real Valladolid

real valladolid

Crisis y aislamiento en Zorrilla

Paco Herrera, durante la sesion del domingo a puerta cerrada en el estadio José Zorrilla
Paco Herrera, durante la sesion del domingo a puerta cerrada en el estadio José Zorrilla / A. P.
  • La plantilla mantiene una reunión de dos horas con Carlos Suárez y Braulio Vázquez antes de cambiar la agenda y entrenarse a puerta cerrada

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Moda para hombre y mujer al mejor precio

Hasta 70%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Lleva contigo a tus personajes favoritos

Las mejores marcas a los mejores precios

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado y mochilas para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Todo el menaje que necesitas al mejor precio!

Hasta 70%

Primeras marcas en menaje para el hogar

Hasta 70%

Bolsos de piel de diseño exclusivo.

Hasta 80%

Diseño y calidad en tu descanso

Hasta 70%

Joyería y relojería de tus marcas favoritas

Hasta 70%

Selección de marcas en moda íntima para hombre

Hasta 70%

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Miss Sixty, Morellato y V&L

Hasta 80%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

Renueva tu comedor con muebles de diseño al mejor precio

Hasta 70%

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

El Real Valladolid es un equipo en perpetua crisis. Pasan los años, cambian los entrenadores, se modifican los proyectos, pero invariablemente llega un momento en el que la situación se tuerce, el presidente baja al vestuario para tratar de poner orden y el equipo se somete a inevitables sesiones de autoanálisis. Esta campaña no resulta una excepción. El 0-4 cosechado el sábado frente al Levante ha disparado unas alarmas que ya estaban encendidas tras la derrota en Huesca y los dos empates anteriores cosechados en casa, ante Lugo y Tenerife, solo maquillados por el triunfo en Murcia ante UCAM. Ayer, Zorrilla volvió a ser el epicentro de la enésima crisis, con una larga reunión del presidente Carlos Suárez y el director deportivo Braulio Vázquez en el vestuario. La filípica se extendió por espacio de dos horas, un lapso que dejó patente la gravedad de la nueva crisis de juego y resultados en un mañana llena de desorganización.

El sábado por la noche, el Real Valladolid fijó en su agenda que la sesión de entrenamiento del domingo se desarrollaría a partir de las 11:00 horas en los Campos Anexos y que sería a puerta abierta. Ayer por la mañana, el club lanzó el mismo mensaje en su cuenta de Twitter. Algunos aficionados se acercaron al recinto aprovechando la jornada dominical. Sin embargo, Paco Herrera cambió los planes a última hora, lo que puso a prueba la paciencia de los seguidores. El técnico decidió con muy poco margen que la plantilla trabajaría en el estadio José Zorrilla, lejos de la vista del público. El cambió pilló a contrapié al propio departamento de comunicación blanquivioleta, que no fue informado de la variación, y que no corrigió la situación de manera pública hasta las 11:15 horas, con un nuevo mensaje en Twitter. En esos momentos, algunos aficionados ya tenían constancia del portazo y habían abandonado los Campos Anexos. Otros dieron vueltas por el estadio, buscando un resquicio por dónde entrever a sus ídolos. Fue el caso de dos chavales, que se quejaron amargamente de la decisión de cerrar las puertas. No solo se habían fiado del mensaje inicial en la cuenta de Twitter del Real Valladolid, sino que un futbolista que participó en la sesión les había confirmado que no tendrían problemas para presenciar el entrenamiento. Las críticas también se dirigieron hacia el club directamente en Twitter: «Segunda vez que venimos andando 30 minutos y decís que es a puerta cerrada en el último minuto. No tenéis vergüenza».

La política de comunicación del Real Valladolid incluye la rueda de prensa de un jugador (que suelen elegir los periodistas) después de cada entrenamiento. Ayer, en cambio, tampoco se cumplió este patrón, en otra muestra de que no se trató de una jornada normal. El club avisó a los informadores desplazados a Zorrilla que podrían hablar con algún futbolista, incluso telefónicamente por la tarde para evitar esperas en una mañana que ya se preveía larga. Sin embargo, dos horas más tarde, la situación cambió y la plantilla optó por guardar silencio públicamente durante las jornadas de ayer y hoy. Será a partir del martes cuando la situación recuperará previsiblemente la normalidad y alguno de los capitanes dará la cara ante los medios de comunicación.

Dos jóvenes aficionados, junto a uno de los accesos cerrados al estadio José Zorrilla

Dos jóvenes aficionados, junto a uno de los accesos cerrados al estadio José Zorrilla / A. P.

La espera para los dos animosos chavales se hizo larga en los aledaños de Zorrilla, animados, eso sí, por la actividad del mercadillo dominical. Los balones esperaban a los jugadores desde las 11:00 de la mañana, pero la plantilla no saltó al césped del estadio hasta pasada la una de la tarde, justo el momento en el que empezó a llover con algo más de fuerza. Nada más salir, Paco Herrera charló sonriente con el médico Alberto López y luego, más pensativo, con su segundo, Ángel Rodríguez, antes de pasear meditabundo y observar uno de los rondos. Mientras, el preparador de porteros, José Manuel Santisteban, trabajó con los guardametas en la portería del fondo norte.

La lluvia arreció y los dos incansables chavales golpearon la puerta metálica que permite la entrada de camiones mientras cantaban con inquebrantable fe: «¡Volveremos a Primera, volveremos otra vez!». Todo, desde el otro lado del muro. Porque el Real Valladolid, ayer, decidió cambiar los planes y aislarse de su propia afición sin previo aviso. Otra crisis en toda regla.