Real Valladolid

real valladolid

«Espero entrenar en Zorrilla algún día»

Julio Velázquez, técnico vallisoletano que actualmente entrena al Alcorcón.
Julio Velázquez, técnico vallisoletano que actualmente entrena al Alcorcón. / Martínez Bueso
  • El técnico vallisoletano del Alcorcón, que suma 123 partidos en Segunda a sus 35 años, destaca el carácter aguerrido de su equipo y prevé un choque muy parejo el domingo

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Moda para hombre y mujer al mejor precio

Hasta 70%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Lleva contigo a tus personajes favoritos

Las mejores marcas a los mejores precios

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado y mochilas para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Todo el menaje que necesitas al mejor precio!

Hasta 70%

Primeras marcas en menaje para el hogar

Hasta 70%

Bolsos de piel de diseño exclusivo.

Hasta 80%

Diseño y calidad en tu descanso

Hasta 70%

Joyería y relojería de tus marcas favoritas

Hasta 70%

Selección de marcas en moda íntima para hombre

Hasta 70%

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Miss Sixty, Morellato y V&L

Hasta 80%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

Renueva tu comedor con muebles de diseño al mejor precio

Hasta 70%

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

El vallisoletano Julio Velázquez –nacido accidentalmente en Salamanca en 1981– sigue progresando en su carrera profesional como entrenador. Este domingo se mide con el Alcorcón al Real Valladolid, club del que formó parte y al que sueña con dirigir en el futuro.

–Han pasado casi siete años desde que entrenó al Real Valladolid B. ¿Cómo ha evolucionado?

–He intentado aprender y enriquecerme con todas las experiencias. Gracias a Dios, uno evoluciona dentro del mundo profesional. Intento progresar cada día.

–¿Cuáles considera que son sus mayores éxitos hasta la fecha?

–Aún soy muy joven y creo que me queda un camino largo por recorrer. ¿Éxitos?El ‘play-off’ de ascenso a Primera que jugamos con el Murcia. Lo que hemos logrado esta campaña en la Copa del Rey con el Alcorcón, un club que ha llegado por primera vez en su historia a cuartos de final. Lo que hicimos en su momento con el Poli Ejido, también en la Copa  [el equipo, de Segunda B, alcanzó los dieciseisavos]. La permanencia en Segunda con el Villarreal B, cuando cogimos al equipo en puestos de descenso y acabamos en la mitad de la tabla. Son muchas situaciones. Más allá de los resultados, intento mejorar con el proceso. A veces se aprende más cuando se pierde.

–¿Y sus mayores decepciones?

–No, decepciones no tengo ninguna. Soy un auténtico privilegiado por estar en el fútbol profesional con 35 años. No puedo hablar de ninguna decepción. Todas las etapas me han servido como bagaje para progresar. Te fichan, te cesan, una veces te aplauden, otras te gritan, otras te cantan y otras te ‘matan’. Todo forma parte de la profesión.

–El año pasado probó fuera de España, en Os Belenenses.

–Sí, y fue otra de las experiencias positivas. Cogimos al equipo decimoquinto en la primera división de Portugal, a tres puntos del descenso, y logramos quedar novenos a doce. No fue sencillo hacerlo en otro contexto, un país diferente, otro idioma...

–Ahora dirige al Alcorcón, un equipo que pelea por mantenerse en Segunda División. ¿Cómo lo ve?

–Estoy contento con el grupo. Cogimos al equipo antepenúltimo, en una situación muy complicada. Ahora llevamos trece jornadas fuera de los puestos de descenso. Hemos conseguido hacer historia en la Copa y estuvimos a puntísimo de entrar en semifinales. Considero que le hemos dado la vuelta al equipo. Sabemos que vamos a tener que luchar muchísimo para lograr la permanencia, pero la plantilla está trabajando muy bien y los jugadores se muestran muy involucrados. En líneas generales, competimos siempre. La intención es tener mejores resultados fuera de casa. Ahora lo estamos consiguiendo:empatamos en Elche y Tarragona, ganamos en Huesca... Queremos ir arañando puntos para certificar la permanencia. La lucha va a ser brutal. Nuestro objetivo es dejar a cuatro equipos por debajo de nosotros en la jornada 42. Eso resultará un éxito, tal y como llegamos aquí.

–¿El gran papel en la Copa supuso un revulsivo para la Liga o les generó demasiado desgaste?

–Fue algo tremendamente positivo. Logramos ganar en nuestra casa al Girona y al Levante, segundo y primer clasificados, cuando más partidos teníamos en el calendario. La Copa nos sirvió para darnos cuenta de que, jugando al cien por cien, podíamos competir contra cualquiera. Eso nos permitió salir de los puestos de descenso y revivir como equipo. Obviamente, a nivel físico nos lastró un poco y desde hace dos o tres semanas lo notamos un poco más. Al final, son muchos los partidos que hemos jugado en la Copa. Hay futbolistas que han tenido que repetir en las dos competiciones. Eso se nota a la larga, pero en líneas generales, solo lo podemos calificarlo como positivo. El club y los jugadores han hecho historia.

–Se ha referido a la victoria ante el Levante. Desde aquel 2-0 al líder, el Alcorcón no ha ganado en las siguientes seis jornadas...

–Sí, pero no todos esos partidos han sido derrotas. Hay que valorar mucho los empates. Además, tuvimos dos palos muy importantes: ante el Zaragoza veíamos el partido ganado, pero nos empataron en el minuto 91;y en el choque ante el Córdoba, en el que ya contábamos con el empate, nos marcaron en el 93. Son circunstancias del fútbol. La experiencia propia me recuerda que en Murcia estuvimos once partidos sin ganar, con ocho o nueve empates. Al final, esos puntos valen mucho. Cuando no puedes ganar, al menos hay que puntuar. Podemos entrar en descenso, pero desde que llegamos luchamos por mantener un equilibrio emocional. Sabremos convivir con ello hasta el final.

–¿Cuáles son las fortalezas de este Alcorcón?

–Que es un equipo. No destaco ninguna individualidad. Somos compactos, aguerridos, solidarios. Un grupo.

–Permítame que le pregunte por un futbolista en concreto:el vallisoletano Iván Alejo. ¿Cómo ve su progresión profesional?

–De manera muy positiva. Le tengo muy bien valorado profesionalmente. Cuando llegamos, no tenía mucha participación. Poco a poco, nosotros [el cuerpo técnico] le hemos ido metiendo. Ha jugado en Copa y en Liga. Ha aumentado su versatilidad y es capaz de aparecer por los dos costados con diferentes recursos para sacar productividad al mayor activo que tiene ahora: la energía y la potencia que imprime en sus acciones. Progresa de manera muy positiva. En lo profesional y en lo personal estoy muy contento con él. Le tengo mucho cariño.

–¿Qué le parece el Real Valladolid, su rival del domingo?

–Es un equipo que siempre quiero que gane... salvo esta jornada, obviamente. Es el club de mi ciudad, al que también guardo mucho cariño. Considero que, en función de sus posibilidades económicas y de la categoría, han confeccionado una plantilla homogénea, con posibilidades de mostrar diferentes registros de juego. Le doy mucho mérito al trabajo de Braulio [Vázquez, el director deportivo]. Ha hecho un buen plantel, con jugadores dinámicos, de perfil asociativo. Es una plantilla interesante que, sin duda, puede pelear por el ascenso de categoría. Vendrán con la necesidad de ganarnos para que se no les pase el tren del ‘play-off’.

–¿Cómo será el partido?

–Un choque parejo, con situaciones divididas y segundas acciones. No porque lo queramos uno u otro, sino porque el campo [Santo Domingo] fomenta este tipo de situaciones.

–¿Qué opinión le merece la Segunda División esta campaña?

–Es una categoría muy igualada. La Liga de Fútbol Profesional ha crecido en las dos divisiones. Los derechos televisivos han igualado los presupuestos y algunos clubes pueden dedicar los nuevos ingresos a las plantillas. Otros no tanto, por deudas, pero los potenciales se han equiparado en muchos casos. Cualquiera puede ganar a cualquiera. Sí veo dos plantillas por encima del resto:Levante y Girona. También el Rayo, pese a todo, tiene un plantel similar al de estos dos. Luego, estaría el Getafe. A partir de ahí, hay muchísima igualdad.

–He dejado para el final la inevitable pregunta sobre la posibilidad de entrenar en el futuro al Real Valladolid. ¿Piensa en ello?

–Sí, obviamente. Soy de Valladolid y del Real Valladolid. Alguna vez en mi vida me gustaría entrenar en Zorrilla. Por supuestísimo. Ya tuve la fortuna de dirigir al Juvenil y al Promesas. Mantengo buena relación con personas que trabajan dentro del club. El Real Valladolid tiene una larga vida por delante y yo soy muy joven. Espero que exista un punto de encuentro en el futuro.