Real Valladolid

Tanis Marcellán da alas al Promesas

fotogalería

Un instante del encuentro. / R. OTAZO

  • El guardameta fue decisivo para que el filial blanquivioleta sumara un triunfo ante el Racing de Ferrol después de jugar cerca de 80 minutos con uno menos por la expulsión de Anuar

El Real Valladolid B dio esquinazo a la racha de tres derrotas consecutivas después de imponerse en un gran partido al Racing de Ferrol. Los de Rubén Albés se adelantaron muy temprano y tuvieron que trabajar mucho para sellar el triunfo ante el conjunto gallego debido a la expulsión de Anuar a los 12 minutos. Tanis Marcellán fue clave para amarrar los tres puntos gracias a una mano salvadora a un testarazo de Mendi.

El Real Valladolid B llegaba a este encuentro después de tres derrotas consecutivas y cinco encuentros sin ganar. Dentro del vestuario pucelano no existía ansiedad, pues sabían que a pesar de que los resultados no acompañan, el juego no estaba siendo malo. Era cuestión de esperar.

El equipo que dirige Rubén Albés se nota que está muy trabajado y sabe cómo jugar en cada momento. Entre las novedades, volvía Anuar al once titular después de haber estado convocado con el primer equipo la jornada anterior.

El Promesas salió desde el pitido inicial a por el partido y en su primer acercamiento cerca estuvo de adelantarse. A la salida de ese córner, Higinio cazó un balón muerto tras un fallo de Mackay.

El encuentro se ponía muy de cara para el conjunto filial, pero todo se tornó cuando el colegiado decidió expulsar con roja directa a Anuar, en una jugada muy discutida. El medio centro fue a la disputa de un balón divido con la pierna estirada y cuando su rival metió la cabeza, retiró la pierna, pero le golpeó y terminó en el vestuario antes de tiempo.

El Racing de Ferrol tenía que echarse hacia adelante en busca del empate y por ello, Miguel Ángel Tena, técnico de conjunto gallego, realizó un doble cambio en busca de encerrar al filial. Lejos de eso, el Promesas continuó encontrándose muy cómodo sobre el campo, gracias al trabajo de un incansable de todos los jugadores pucelano.

Al filo del descanso, Samanes pudo hacer el 2-0 en una acción a balón parado. En esta ocasión Mackay si estuvo acertado y salvó a los suyos de una debacle.

A pesar de tener a Renzo Zambrano y Miguel Mari calentando desde la expulsión de Anuar, Rubén Albés aguantó hasta el segundo tiempo para realizar los cambios.

Comenzó la segunda mitad y el Promesas continuó con su juego. El conjunto ferrolano no conseguía encerrar a los vallisoletanos que rondaban el segundo tanto en acciones a la contra. Poco a poco, el cansancio fue haciendo mella en los locales, pero ahí estaba Tanis Marcellán para solventar cualquier acercamiento de los gallegos. El meta, primero, salvó el empate con una buena mano a remate de Brais y en el 83, el cancerbero formado en la cantera de la Real Sociedad, salvó al equipo con una parada que valía los tres puntos. A la salida de un córner, Mendi conectó un potente testarazo y, mientras la grada ya veía el empate de los gallegos, Tanis sacó una mano prodigiosa abajo. El joven responde así a la confianza que Rubén Albés le brindaba hace ya unas jornadas.

El partido no acabó ahí. El Promesas se echó arriba los últimos cinco minutos y gozó de alguna ocasión para cerrar el encuentro, pero Mackay se empeñó en demostrar que el error del gol blanquivioleta fue mera casualidad. El gallego sacó un gran mano a mano a Dani Vega que pudo suponer el 2-0 en los minutos finales.

Tuvo que aguantar hasta el pitido final y aunque el filial tuvo que sufrir, supó aguantar estoícamente para conseguir un trabajado triunfo que da de manera virtual la permanencia a falta de ocho jornadas.